ECONOMíA › EL GOBIERNO ACLARó QUE NO HABRá SUBAS EN EL SERVICIO DOMICILIARIO

La tarifa del gas no se mueve

Tal como adelantó Página/12, el ministro de Planificación confirmó que el descubrimiento de gas no convencional por parte de YPF no cambia el precio para los usuarios residenciales, pero sí mejora la posición de reservas y eleva la oferta a industrias y usinas eléctricas.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, aclaró ayer, tal como había anticipado Página/12, que el nuevo yacimiento de gas no convencional hallado en la provincia de Neuquén por YPF, cuya tecnología de extracción supone costos mayores que el gas tradicional, no se utilizará para el consumo residencial, por lo que las tarifas para ese tipo de usuarios no se modificará. El precio que reciba el productor de gas no tradicional estará por debajo de los 7,5 dólares el millón de BTU, que es el precio al que actualmente se importa el gas desde Bolivia. Sin embargo, la compra del recurso desde el país vecino continuará, de forma que los dos gasoductos proyectados, el del Noreste (GNEA) y el Juana Azurduy, siguen en pie. En este sentido, ayer se presentó en Formosa el comienzo de las obras del GNEA, que beneficiará a unas 165 localidades de esa postergada región del país.

Ante las versiones que marcaban que las tarifas de gas residencial iban a sufrir un ajuste, De Vido aclaró ayer que “no se acordó ningún precio nuevo para el gas de uso residencial. Ese insumo seguirá costando lo mismo que hasta hoy, no tendrá ninguna modificación”. Esto se explica porque el nuevo gas en Loma La Lata no será redireccionado al uso residencial, por el cual se paga un precio inferior al costo de extracción de las reservas recientemente descubiertas.

Los productores de gas de yacimientos convencionales reciben 1,5 dólar por millón de BTU, que se destina al consumo residencial. En cambio, el que se paga a través del Programa Gas Plus –gas adicional de los mismos yacimientos o aledaños– llega a 4,5 dólares para industrias. Para el futuro gas de los yacimientos no convencionales, denominado Thigt Gas y Shale Gas, “sólo se estableció una banda de referencia que tiene como piso los precios del Programa Gas Plus y como máximo el valor del gas que se importa de Bolivia. Quien lo quiera comprar deberá negociarlo en esa franja”, explicó De Vido. El valor del gas importado desde el país vecino es de 7,5 dólares el millón de BTU.

De Vido indicó que “el convenio firmado entre el Estado nacional y la provincia de Neuquén establece bandas de precios solamente para el gas no convencional (shale o thigt), que se negocia entre el productor y la usina eléctrica o industria que lo adquiera”, que son los únicos dos destinos que se le dará al gas. “La producción de gas no convencional permitirá reemplazar parte de los combustibles líquidos (por caso fuel oil) que hoy se importan, generando un ahorro de más de 500 millones de dólares por año”, insistió Planificación. Por su parte, el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, no descartó su exportación, por ejemplo, a Chile.

Como el precio del gas no convencional será menor o igual al que se paga por el importado de Bolivia, el hallazgo del yacimiento en Loma La Lata encendió luces de alarma para los proyectos de gasoductos para transportar el gas adquirido a ese país. Sin embargo, el suministro proveniente de Bolivia se utilizará para abastecer a provincias que actualmente no están conectadas a la red troncal de gas natural. Por eso, esas compras continuarán, y, de la misma forma, lo harán las obras en los gasoductos Juana Azurduy y el del Noreste (GNEA), según precisó De Vido.

De hecho, ayer en Formosa tuvo lugar el acto de apertura de las obras de construcción del GNEA, donde el interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Antonio Pronsato, dijo que “esta zona del país siempre quedó postergada”, y destacó “la decisión política para revertir esa situación del ex presidente Néstor Kirchner y que continúa con Cristina Fernández de Kirchner”. Los pliegos de los primeros tramos del gasoducto están aprobados técnicamente y listos para su lanzamiento a licitación. Con la obra se beneficiarán las provincias de Salta, Formosa, Chaco, el norte de Santa Fe y Misiones, según el Enargas.

Compartir: 

Twitter
 

Julio De Vido, ministro de Planificación, destacó el inicio de las obras del gasoducto Noreste.
Imagen: DYN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.