EL PAíS › LA DIVISIóN INTERNA DE LA CENTRAL DE TRABAJADORES ARGENTINOS

El comienzo de la fractura

El sector que encabeza Pablo Micheli hará hoy las elecciones complementarias en tres provincias y otros distritos. No participará el sector de Yasky, quien convocó hoy a la mesa nacional para llamar a los comicios en marzo.

 Por Laura Vales

La lista 1 de la CTA que lidera Pablo Micheli realizará hoy elecciones complementarias para la central obrera, aunque la lista 10, que encabeza Hugo Yasky, no concurrirá a votar. En los hechos, se estará concretando así la ruptura interna de la organización fundada en la década del ’90 para enfrentar las políticas del menemismo. Las elecciones se realizarán en tres provincias –Mendoza, Tucumán y Misiones–, más 47 mesas de otros distritos. Comenzarán a las 8 de la mañana. Para dos horas más tarde, Yasky convocó a una reunión de la conducción nacional de la CTA, donde propondrá que la elección se haga el 16 de marzo.

Los comicios convocados por la lista 1 no serán avalados por el Ministerio de Trabajo, que los declaró inválidos, haciendo lugar a un pedido de nulidad presentado por el sector de Yasky. De todas maneras, Micheli ratificó los comicios. El dirigente remarcó que la cartera laboral no tiene la facultad de intervenir en la vida interna de la Central.

“Los comicios no los valida el ministro de Trabajo porque no tiene autoridad para hacerlo. No estamos regidos por el ministerio, sino por el voto masivo de los afiliados”, sostuvo. En ese sentido, agregó que la cartera laboral “nunca participó en ninguna elección de la CTA desde su fundación” ni “tampoco en la fiscalización de las elecciones del 23 de septiembre”.

Yasky contraatacó y acusó a Micheli de ser “la expresión de una fantochada con la que se pretende emprolijar un proceso viciado de nulidad”, en alusión a las denuncias de fraude que originaron este conflicto. A su modo, el gremialista blanqueó que la ruptura no tiene marcha atrás: “Si Micheli quiere fracturar la CTA, estamos dispuestos a ir a una compulsa de padrones para que quede en claro, y definitivamente, que los que lo siguen a él son una minoría irrepresentativa”, declaró.

Yasky anunció que hoy, a las 10, se reunirá la mesa de la conducción nacional de la CTA en su sede de Piedras 1065, “para fijarles nueva fecha a las elecciones complementarias”. Propondrá que se hagan el 16 de marzo.

Como secretario general de la CTA, el dirigente está avalado para convocar a la reunión. El problema es que la mesa nacional está integrada por representantes de las dos listas divididos en mitades, lo que impide definir la situación. Inicialmente eran 35 miembros, que tras la renuncia de Milagro Sala, la dirigente de la Tupac Amaru, quedaron en 34. De ellos, 17 responden a Micheli y 17 están con Yasky.

Desde la lista 1, José Luis Matassa deslizó que difícilmente concurran a la reunión. “Todavía no definimos si vamos a asistir o no, aunque hay que tener en cuenta que la reunión fue convocada con la idea de Yasky de proponer que la elección se realice en marzo. Pero cuando la mesa empiece a sesionar, las complementarias ya van a estar haciéndose.”

En la práctica, a partir de la semana que viene, cuando la junta electoral (donde tiene mayoría la lista 1) proclame como nuevo secretario general a Micheli, quedarán conformadas dos CTA.

Fundada en 1992, la central no había tenido hasta este año elecciones donde se pusiera verdaderamente en juego su conducción, ya que siempre sus sectores mayoritarios habían podido armar listas de unidad. Ese grado de consenso interno se mantuvo mientras los dirigentes que la fundaron debieron hacer frente a las políticas de ajuste del menemismo y la Alianza, pero entró en crisis con el cambio de signo que implicó el kirchnerismo. La elección de septiembre pasado, en la que se expresó esta división, además de hacer agua por las denuncias de fraude, mostró un grado de participación por debajo de lo esperado.

La CTA de Yasky tendrá como columna vertebral a los gremios docentes, acompañados por los aeronáuticos, el nuevo sindicato del subte, la Conadu, los trabajadores del neumático y los motoqueros, entre otros, junto a movimientos sociales que respaldan al kirchnerismo. La CTA de Micheli tendrá como eje a la Asociación de Trabajadores del Estado; allí se encolumnaron también trabajadores judiciales, la Conadu Histórica, los agentes de Propaganda Médica, seccionales de la UOM y organizaciones sociales como el Movimiento Territorial de Liberación.

Compartir: 

Twitter
 

“Si Micheli quiere fracturar la CTA, estamos dispuestos a ir a una compulsa de padrones”, dijo Yasky.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.