ECONOMíA › EL BANCO CENTRAL CONFíA EN NORMALIZAR LA SITUACIóN DE LOS BILLETES EN LOS PRóXIMOS DíAS

Viene un refuerzo adicional de Brasil

Varios factores provocaron la escasez de billetes físicos, situación de incertidumbre agudizada por medios de comunicación. Lo cierto es que la imprevisión del BC, demoras en la Casa de la Moneda y el alza estacional derivaron en problemas con los billetes.

 Por Tomás Lukin

A lo largo de los próximos diez días llegarán al país 30 millones de billetes de 100 pesos importados desde Brasil y, a más tardar, en la primera semana de febrero terminará de ingresar al sistema otra suma similar. Las autoridades del Banco Central consideran que la masa de dinero impreso en el país vecino, la producción de la Casa de la Moneda argentina, la recirculación de los billetes existentes y la desaceleración de la demanda permitirán aplacar en los próximos días las persistentes dificultades ocasionadas por la falta de billetes. En algunas oficinas del Gobierno y en la city manejan estimaciones más conservadoras y advierten que, aunque aisladamente, los inconvenientes podrían prolongarse durante algunas semanas más.

“El ciclo de falta de efectivo ya tuvo su punto de inflexión y tenderá a normalizarse en los próximos días. A lo largo de esta semana tendría que producirse un hecho muy claro donde todo el efectivo que se usó y se gastó para las fiestas vuelva a entrar en circulación”, sostuvo ayer la titular de la autoridad monetaria, Mercedes Marcó del Pont. La funcionaria aseguró que en las próximas horas se “resolverá todo lo que tiene que ver con carga y recarga de cajeros, fundamentalmente de los bancos Provincia y Nación”.

La continuidad de los problemas de abastecimiento de billetes llevaron al Banco Central a anunciar que hará uso de una opción para extender en 30 millones de billetes el contrato por 100 millones de unidades que firmó en noviembre con una unión transitoria de empresas conformada por la Casa de la Moneda de Brasil y Argentina. El convenio surgió frente a las limitaciones estructurales que arrastra la Casa de la Moneda para responder a la creciente demanda de billetes. La producción correspondiente al acuerdo inicial, que debía arribar antes de la segunda semana de diciembre, terminará de llegar en los próximos días y el nuevo pedido no debería demorarse más allá de las primeras jornadas de febrero.

Los inconvenientes registrados en las últimas tres semanas responden a un conjunto de factores que van desde la falta de previsión en el Banco Central, las dificultades de la Casa de la Moneda para abastecer en tiempo y forma las cantidades necesarias, la mayor bancarización y un fuerte aumento estacional de la demanda de papel moneda durante diciembre, hasta el desconcierto generado por la cobertura realizada desde algunos medios de comunicación. A su vez, la persistencia de las dificultades habilitó un conjunto de hipótesis infundadas sobre la falta de billetes vinculadas fundamentalmente con los aumentos de precios. “Vincularlo con la inflación no tiene sentido. En los episodios de elevada inflación lo que sucede es que la gente se desprende de los billetes y compra bienes o dólares. Ahora no pasa eso, la gente se queda con el papel moneda”, señalaron desde el directorio del BCRA.

Las dificultades para el apropiado abastecimiento de billetes no son nuevas. La Casa de la Moneda posee máquinas de 1970 que no pueden responder a la creciente demanda. La capacidad productiva de la empresa oscila entre 400 y 500 millones de billetes al año, siempre y cuando no exista ningún desperfecto técnico. En el directorio del Central reconocen que existían proyecciones de un pico de demanda hacia fin de año pero argumentan que la Casa de la Moneda tenía un compromiso de ampliación de su capacidad productiva durante 2010. La propuesta apuntaba a incorporar los activos de la quebrada Ciccone Calcográfica (productora de cheques, diplomas y billetes de lotería), pero esas máquinas fueron adquiridas por la empresa Boldt, que ofreció más dinero. El fracaso de esa operación puso en marcha la búsqueda de alternativas. Se realizó una licitación internacional donde se presentaron distintas alternativas y el Central terminó escogiendo la propuesta de la UTE entre las firmas de Brasil y Argentina.

El incumplimiento de los plazos establecidos en ese acuerdo, argumentan cerca de Marcó del Pont, por problemas logísticos y productivos gatilló los cuellos de botella desde mediados de diciembre, el momento de mayor demanda del año en un escenario de fuerte crecimiento económico. En ese momento, el pago de aguinaldos, bonos de fin de año, las fiestas, el plus de 500 pesos a los jubilados y la mejora en las pensiones no contributivas agregando mayor presión sobre la demanda de billetes.

Si bien la falta de billetes se extendió sobre un amplio espectro de bancos públicos y privados en distintas regiones del país, las mayores dificultades se observaron en las entidades pagadoras, fundamentalmente Banco Nación y Banco Provincia. Finalmente, la televisación constante de los inconvenientes y las declaraciones de algunos políticos como Francisco de Narváez (ver aparte), incentivaron el desconcierto que generó la falta de billetes entre el público reavivando fantasmas económicos como el corralito, aunque ninguna de las características macroeconómicas que impulsó esa medida estén presentes en la actualidad. En algunas provincias como Córdoba y Chaco fue necesario poner limitaciones a las extracciones durante algunos días para atravesar las jornadas de mayor presión.

Desde el Banco Central aseguran que los problemas actuales se resolverán en los próximos días, pero advierten que el problema estructural continuará. Durante 2011 se requerirán alrededor de 700 millones de billetes entre todas las denominaciones y la Casa de la Moneda sólo puede abastecer en el mejor escenario dos tercios del total. Por eso, explican en la autoridad monetaria, para atravesar el año se prolongará la relación con Brasil u otras empresas que puedan responder a los requerimientos de billetes.

Compartir: 

Twitter
 

Siguen las largas colas de clientes en cajeros automáticos que buscan retirar billetes.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.