DEPORTES › OPINIóN

Justicia e injusticia

 Por Diego Bonadeo

Vaya uno a saber cuál es el criterio –si es que tienen algún criterio que no sea el de sus cuentas bancarias o el de los sillones cercanos a las decisiones– con que se manejan los cráneos burocráticos del fútbol mundial como para elegir a los mejores futbolistas del mundo de una temporada.

Sin embargo, la tríada de mejores de 2010 –Lionel Messi, Andrés Iniesta, Xavi– no puede menos que ser respaldada por quienes de verdad creemos que no todo está perdido, por lo menos si el mensaje futbolero de Barcelona tiene poder residual.

Cuatro años atrás, el elegido fue el olvidable marcador central –que generalmente marca al revés– Fabio Cannavaro, del no menos olvidable seleccionado italiano ganador del Mundial de 2006. Por estas cuestiones uno no puede menos que preguntarse cuáles son los criterios. Si lo que prima es el resultadismo o el paladar, aunque España haya sido el campeón de 2010. Pero Messi no lo fue y tampoco marcó goles en Sudáfrica. Quizás haya llegado el momento en que se valoren otras cosas y no sólo “ganar”.

De todos modos, es tan justo que Messi haya sido elegido como el mejor como injusto que no lo hayan sido Iniesta y Xavi. Igualmente, lo que en 2010 nos entregaron para el disfrute los tres, más sus “cómplices” del mejor equipo que uno recuerda, quedará para siempre.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.