ECONOMíA › COMUNICADO DEL CONJUNTO DE SINDICATOS AERONáUTICOS

“Un grupo quiere perjudicar a AA y Austral”

Los gremios del sector aeronáutico rechazaron tener responsabilidad por los conflictos que se precipitaron en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery y que derivaron en demoras y cancelaciones, principalmente en vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral. Los sindicatos aseguraron en un comunicado conjunto que las complicaciones surgieron a partir del accionar de un reducido grupo de controladores que “generan caos constantemente”. Esa declaración estuvo motivada en la fuerte crítica que realizó la presidente Cristina Fernández de Kirchner a los sindicatos de servicios públicos durante su discurso de apertura de las sesiones ordinarias del Congreso.

Los sindicatos señalan que los problemas que provocaron demoras fueron por el accionar de quince integrantes de la Fuerza Aérea que “están incursionando en la actividad” comercial, cumpliendo funciones de Control de Tránsito Aéreo. Los representantes de estos gremios insisten en que estos conflictos tienen detrás el interés de perjudicar a la aerolínea de bandera. Hoy los representantes sindicales se reúnen nuevamente para analizar la situación y el plan de acción, sin descartar ir a la Justicia. En las últimas dos semanas se sucedieron varias protestas de un grupo de controladores aéreos. Estas se intensificaron en estos días, provocando demoras y cancelaciones de vuelos. La versión dominante fue que se trató de una puja interna entre gremios y, a partir de ello, se especuló incluso con la posibilidad de reprivatizar Aerolíneas, lo que fue desmentido categóricamente por la compañía que preside Mariano Recalde.

Existen más de 900 controladores en todo el país. Sin embargo, quince de ellos son los que comenzaron a complicar la operatoria de vuelos de cabotaje y regionales. “Lo que hacen es ir extendiendo desde temprano los tiempos entre despegues y aterrizajes, aduciendo problemas de seguridad, y para la tarde el servicio es un caos, con demoras de hasta más de cuatro horas y cancelación de vuelos”, explicó a Página/12 el secretario general de la Asociación de Personal Aeronáutico, Edgardo Llano.

Este líder sindical aseguró que esas medidas, bajo la modalidad de “trabajo a reglamento”, tienen una clara intencionalidad de degradar las operaciones de AA y Austral. “De lo contrario, es difícil entender por qué no hacen lo mismo con el resto de las aerolíneas que operan allí”, agregó Llano. Ese grupo de controladores está compuesto, según detalló Llano, por vicebrigadieres y capitanes de la Fuerza Aérea que reclaman incrementos salariales. Estos no responden al gremio de controladores aéreos que conduce César Salas y no tienen personería jurídica.

Para denunciarlos, varios sindicatos se reunieron hace cuatro meses con el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, y luego con la entonces ministra de Defensa, Nilda Garré. Los gremios critican que el Estado nacional no tome cartas en el asunto, pero lejos se encuentran de romper con el Gobierno. En el comunicado, las entidades reiteran su “compromiso con el proyecto nacional y popular”, que lleva adelante el Ejecutivo.

La principal preocupación de los sindicatos es que se usen los conflictos para desprestigiar las operaciones de AA y Austral, buscando justificar una reprivatización de la aerolínea. El propio Recalde se comunicó con los gremios para tranquilizarlos. “Estoy al frente de la compañía para finalizar el proceso de estatización, no para que se venda”, les dijo el titular de AA, según relató una fuente sindical.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.