ECONOMíA › LA PRODUCCIóN DE CEREALES Y OLEAGINOSAS SUPERARá LOS 100 MILLONES DE TONELADAS, SEGúN LA ESTIMACIóN OFICIAL

Cosecha record, pese a las inclemencias

El diagnóstico del Ministerio de Agricultura anticipa un cierre de campaña con 600 mil toneladas por arriba de los 100 millones. La mitad corresponde a soja, pero los saltos en maíz y trigo explican buena parte de la diferencia.

La cosecha de cereales, oleaginosas y otros cultivos de la campaña 2010-2011 superará las 100 millones de toneladas y el cultivo de soja representará una producción equivalente al 50 por ciento del total. Así lo manifestaron en una nueva oportunidad el viceministro de Agricultura, Lorenzo Basso, y el subsecretario del área, Oscar Solís, a través de un comunicado de prensa. Este record se alcanzará a pesar de los problemas climáticos que hubo durante los primeros meses del año. Teniendo en cuenta los rindes nacionales de todos los granos, este año podrían exportarse aproximadamente 30.000 millones de dólares en productos agrícolas, con ingresos por retenciones cercanos a los 9000 millones de dólares, según las estimaciones de las bolsas cerealeras.

Argentina es el primer exportador mundial de aceite de soja, el tercero en granos de la oleaginosa, el segundo en maíz y cuarto en trigo. A pesar de algunas estimaciones previas adversas, producto de las inclemencias climáticas, y algunas críticas de la Mesa de Enlace, la producción de granos llegará a las 100.642.000 toneladas, según las últimas estimaciones de la cartera que conduce Julián Domínguez.

“La cosecha correspondiente a este ciclo será mayor a la campaña pasada (que fue de aproximadamente 85 millones), en función de los buenos rindes en todos los cultivos”, estimó Solís en un comunicado. En este sentido, la semana pasada Agricultura publicó otro informe con la descripción de la cosecha gruesa –algodón, arroz, girasol, maíz, soja, entre otros– que según la dependencia oficial está avanzando correctamente en todo el país producto de las buenas precipitaciones. Por ejemplo, la superficie cosechada en girasol ya llegó al 66 por ciento, mientras que, en el caso de la soja, ésta recién comenzó.

Tal como se desprende del relevamiento realizado por Agricultura, en la categoría cereales, la actual campaña arrojará 44,6 millones de toneladas, donde se destacará el maíz, con 20,8 millones de toneladas y el trigo, con 14,7 millones. Este último cultivo se incrementó en 8 millones de toneladas en comparación con la cosecha 2009-2010, la cual estuvo fuertemente afectada por la sequía. Tras la magra cosecha del año pasado, las entidades agropecuarias nucleadas en la Mesa de Enlace habían “denunciado” que este año el Gobierno iba a importar trigo, situación que no ocurrió.

Donde sí hubo cierto nivel de conflicto fue en la comercialización de este cereal, donde los productores denunciaron dificultades para exportar los granos, situación que se fue revirtiendo a partir de algunos acuerdos puntuales rubricados por Agricultura, junto a cooperativas de productores y la industria molinera.

En el caso de las oleaginosas, esta cosecha arrojará 53,8 millones de toneladas, de las cuales la soja representará más de 50 millones y el girasol otros 3,7 millones. La soja sigue representando el 50 por ciento del total de la producción, además de ser el cultivo que aporta mayores divisas en el país. En la categoría otros cultivos, se destacan el algodón (1,2 millón de toneladas), maní (0,8 de millón) y poroto (0,35 de millón).

La expansión de la frontera agrícola coincidió con los períodos de liberalización de la economía argentina, primero durante la última dictadura militar y luego en el inicio del gobierno de Carlos Menem. Por ejemplo, entre 1989 y 1991, la agricultura pegó un salto donde casi duplicó su producción, al pasar de 6 millones de toneladas a los 10,8 millones. Durante este período jugó un factor relevante la implementación de los paquetes tecnológicos utilizados en el campo, como el glifosato y la siembra directa.

Para 2001, la producción total de granos ya alcanzaba las 26,8 millones, hasta llegar a los 52 millones durante la campaña 2009-2010, mientras que en el actual ciclo alcanzaría un nivel similar. En este período, lo que más impulsó la producción, sobre todo de soja, fueron los precios internacionales.

En cambio, la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales señaló que la cosecha de esta campaña quedará por debajo de las 100 millones de toneladas (95,3 millones), producto de los efectos de La Niña y la sequía que afectó durante enero a gran parte del área agrícola nacional.

Compartir: 

Twitter
 

La producción de soja arrojaría 50 millones de toneladas, la mitad de la recolección total de granos.
Imagen: Focus
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.