ECONOMIA › LLEGA EL 4 DE ABRIL Y A FIN DE ESE MES ENTREGARA SU INFORME

El Fondo prepara el terreno

Nicolás Eyzaguirre, responsable del FMI para Latinoamérica, dejó entrever que luego de ponerse de acuerdo sobre un nuevo índice de precios nacional se podría llegar a avanzar con la revisión de la economía prevista en el artículo IV del estatuto del Fondo.

Nicolás Eyzaguirre, responsable del FMI para Latinoamérica, aseguró ayer, al cierre de la asamblea anual del BID, que espera poder entregarle al gobierno argentino una propuesta para la elaboración de un índice de precios nacional a fines de abril o principios de mayo. Los técnicos de la entidad llegarán al país el 4 de abril para avanzar con ese informe. El funcionario evitó polemizar sobre la diferencia que existe actualmente entre las mediciones privadas y la oficial, pero dejó entrever que luego de ponerse de acuerdo sobre los números se podría llegar a avanzar con la revisión de la economía prevista en el artículo IV del estatuto del Fondo.

“Una nueva misión estará en Buenos Aires en abril, o sea que las cosas están evolucionando bastante en línea con lo esperado. Esperamos poder estar de acuerdo en los principales elementos de un índice nacional de inflación”, señaló Eyzaguirre. Tal como sucedió en la primera misión que sobre este tema llegó en diciembre último, el equipo del Fondo estará integrado por seis técnicos, los cuales serán supervisados por Robert Rennhack, subjefe del Departamento del Hemisferio Occidental. La última vez la misión tuvo un perfil muy bajo y, a diferencia de otras ocasiones, evitó las declaraciones públicas.

En el Indec le reconocen al FMI experiencia en el armado y asesoramiento de estadísticas. El Fondo es uno de los editores del manual de índice de precios para todo el mundo, junto con la Organización Internacional del Trabajo, la agencia europea de estadísticas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo y la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa. En ese manual el FMI afirma que el indicador que se pretende replicar debe medir “la inflación de los precios conforme lo perciben los hogares”.

Al ser consultado sobre las mediciones que realizan las consultoras privadas, Eyzaguirre evitó la polémica. “No es asunto nuestro. El hecho de que analistas independientes argentinos tengan distintas cifras y proyecciones de inflación que las del Gobierno es un tema interno. Nosotros simplemente ponemos una nota a pie de página en nuestros informes diciendo que hay discrepancias”, respondió en la conferencia de prensa. “En lo que se refiere a cómo se manejan esas disputas, los procedimientos legales, no es nuestro problema”, agregó el ex ministro de Hacienda chileno cuando le preguntaron específicamente sobre las multas que la Secretaría de Comercio Interior les está aplicando a las consultoras por incurrir en supuestas irregularidades al momento de elaborar sus índices de precios.

La misión del FMI tiene un papel acotado, pues su tarea se circunscribe a dar su opinión sobre el nuevo índice de precios nacional que quiere lanzar el Gobierno a fines de año, el cual no va a reemplazar al IPC actual. Sin embargo, Eyzaguirre afirmó que luego se podría avanzar con la revisión de la economía contemplada en el artículo IV. A ella se someten todos los países miembros del FMI anualmente, pero Argentina no lo permite desde 2006.

“Para que el Artículo IV tenga valor tiene que haber un acuerdo”, sostuvo y agregó que “no se puede hacer pan si uno no ha decidido qué harina usar”. En ese sentido, mencionó la necesidad de llegar a un acuerdo sobre qué tipo de datos se van a utilizar antes de que negocie avanzar con la revisión prevista en el Artículo IV. Según el razonamiento del propio Eyzaguirre, la elaboración del índice de precios nacional que se negocia actualmente podría ser el punto de partida para luego desembarcar con el objetivo de revisar las cuentas públicas.

En el Gobierno esperan que la confección de un nuevo índice ayude a recomponer la credibilidad de las estadísticas oficiales, que viene en picada desde que en 2007 se decidió remover a las autoridades del organismo poniendo en su lugar a funcionarios que responden al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. La nueva medición apunta a relevar con mayor detalle la variación de los precios de los alimentos y servicios a nivel nacional, aunque sin reemplazar el IPC que mide precios en Capital Federal y el conurbano bonaerense. De todos modos, las recomendaciones del FMI no serán de adopción obligatoria.

Compartir: 

Twitter
 

“No es asunto nuestro”, respondió Eyzaguirre sobre la disputa con las consultoras privadas.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.