ECONOMIA › LA COMISION NACIONAL DE TRABAJO AGRARIO FIJO CONDICIONES LABORALES MINIMAS

Mejoras para los peones temporarios

La norma busca brindar un paliativo transitorio a los vacíos legales en materia de protección de los asalariados rurales estacionales, mientras que el Gobierno impulsa el tratamiento legislativo de un nuevo Estatuto del Peón Rural.

 Por Tomás Lukin

Disponibilidad de agua potable fría y caliente, habitaciones con pisos de material y ventanas, heladeras y el derecho a conocer dónde desempeñarán sus tareas y las remuneraciones que recibirán son algunas de las condiciones mínimas de empleo para los trabajadores rurales temporarios de todo el país que estableció la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA). A través de una resolución publicada ayer en el Boletín Oficial, el organismo tripartito donde conviven las cuatro cámaras patronales, el sindicato del sector y el Estado busca brindar un paliativo transitorio a los vacíos legales en materia de protección de los asalariados rurales estacionales, mientras que el Gobierno impulsa el tratamiento legislativo de un nuevo Estatuto del Peón Rural. La normativa, que prohíbe el trabajo infantil, no cuenta con el apoyo de Federación Agraria, Confederaciones Rurales, Coninagro ni Sociedad Rural.

La resolución alcanza a todos los trabajadores agrarios temporarios, cíclicos y estacionales de todo el país, quienes representan alrededor de dos tercios de los asalariados del sector. El objetivo es establecer un piso mínimo para los asalariados migrantes, prácticamente ignorados por la legislación vigente. Los 28 artículos abarcan desde los aspectos materiales de las viviendas hasta derechos fundamentales como la libertad ambulatoria, el trato digno y la preservación de la salud. La resolución de la CNTA apunta a homogeneizar los dispersos antecedentes normativos vigentes en distintas actividades y regiones. A su vez, al establecer pautas mínimas, facilita el proceso de fiscalización.

Alojamiento: Las viviendas deben ser construidas con materiales que garanticen un adecuado estándar de confort, dispondrán de una ventana por cama y la capacidad para ofrecer un volumen de aire mínimo de 15 metros cúbicos por persona. Los pisos deben aislar la estructura del suelo y no deben existir filtraciones de aire o agua. Los establecimientos tienen que ofrecer energía eléctrica las 24 horas, agua potable y heladeras.

Servicios sanitarios: Los establecimientos deberán contar con una ducha, un inodoro, un orinal y un lavabo cada cuatro trabajadores. Estos servicios deben ser independientes para cada sexo. A su vez, debe existir una cámara séptica y un pozo atmosférico.

Información: El empleador está obligado a informar a los trabajadores el lugar geográfico donde de-sempeñarán sus tareas, la forma y período de pago del salario, la ubicación de las autoridades laborales y entidad sindical más cercanas, así como los riesgos de las actividades que realizarán.

Trabajo infantil y cuidado de los niños: Se prohíbe el empleo de chicos menores de 16 años y los empleadores deberán habilitar espacios de contención para los menores.

Alimentación: La comida debe ser sana, adecuada y variada. Si los trabajadores no pueden adquirir esos bienes en los centros de abastecimiento por la distancia o dificultades de transporte, el empleador podrá venderlos siempre y cuando sea solicitado por el asalariado y que el precio sea igual o inferior al vigente en la zona. Los patrones no podrán descontar del salario en forma directa esas compras.

Comunicación: Las empresas deben proveer un teléfono celular por cada 15 trabajadores, pudiendo realizar cada uno una llamada diaria sin cargo.

Envases tóxicos: Los envases que contengan o hubieran contenido sustancias como fertilizantes deben ser almacenados en lugares alejados de las viviendas y estar bien señalizados.

“Ante la ausencia de una definición sobre condiciones mínimas cualquier cosa podía ser válida”, explicó a Página/12 el subsecretario de Relaciones Laborales y presidente de la CNTA, Alvaro Ruiz. A las paupérrimas condiciones de trabajo y escasos salarios que exhibió históricamente el ámbito rural, se sumó la emergencia reciente de un conjunto de episodios de reducción a la servidumbre. “En los últimos años avanzamos en regular algunos sectores o regiones específicas, pero luego de las situaciones de abuso y trabajo esclavo en actividades con renta extraordinaria explotadas por empresas multinacionales se decidió una intervención muy fuerte para los trabajadores temporarios.” El Ministerio de Trabajo, que conduce Carlos Tomada, presentó a la CNTA durante el primer encuentro del año una propuesta para establecer condiciones mínimas de protección. Los representantes de la Mesa de Enlace y el sindicato recibieron el borrador y solicitaron más tiempo para analizarlo. El debate se postergó hasta mediados de marzo.

En la reunión del 16 de marzo, FAA, SRA, Coninagro y CRA volvieron a solicitar más tiempo, pero su pedido fue rechazado por una votación. Ante la negativa a una nueva dilación, las cámaras patronales, que poseen dos votos, se retiraron del encuentro antes de comenzar las discusión pormenorizada de los 28 artículos. Los representantes de los trabajadores no siguieron a sus patrones, habilitaron el debate y apoyaron con sus dos votos la normativa publicada ayer en el Boletín Oficial.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Federación Agraria, Confederaciones Rurales, Coninagro y Sociedad Rural se opusieron.
Imagen: AFP
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared