SOCIEDAD › MACRI REEMPLAZARA A LA POLICIA FEDERAL CON SEGURIDAD PRIVADA

Al final pudo poner custodia

El gobierno porteño anunció ayer que reforzará la seguridad privada que ya contrataba en trece hospitales de agudos.

 Por Carlos Rodríguez

“Lo que está en marcha es lo que había pedido el gobierno nacional y eso confirma que no se necesita Policía Federal dentro de los hospitales” de la ciudad, puntualizó una fuente del Ministerio de Seguridad de la Nación, frente al anuncio de Mauricio Macri de que “se recurrirá a la seguridad privada” para reemplazar a los agentes federales, tras la decisión de la ministra Nilda Garré de ponerles fin a los “servicios adicionales” en edificios públicos municipales para reforzar la custodia en las calles. Desde hoy el gobierno porteño reforzará las custodias privadas –ya existían antes del conflicto–, en los 13 hospitales grandes, de agudos, que forman parte de los 33 que hay en la ciudad. A su vez, las autoridades nacionales pondrán custodia de la Federal en las veredas de los hospitales, como parte del plan para fortalecer la presencia en las calles para “mejorar la seguridad de los porteños”.

Aunque reiteró su reclamo para que el gobierno nacional disponga el regreso de la Federal a los hospitales, Macri dijo que prometió a la Asociación de Médicos Municipales –con cuyos dirigentes mantiene buenas relaciones– “reemplazar por una seguridad privada la falta” de federales. El jefe de Gobierno aclaró que habrá custodia privada en “hospitales y escuelas, siempre que médicos y docentes lo acepten de común acuerdo”.

De hecho, aunque Macri no lo dijo, ya hay personal de seguridad privada dentro de los hospitales y lo que se hará es reforzar esas guardias en los 13 hospitales de agudos. En tanto, son sólo nueve las escuelas que tenían custodia de la Federal, sobre un total de 720 edificios en los que funcionan más de mil establecimientos educativos.

Macri dijo que la limitación de los vigiladores privados es que “no pueden utilizar armas”. Una fuente del gobierno porteño sostuvo que “los médicos afrontan situaciones de riesgo cuando asisten a personas heridas de bala que pueden haber sido atacadas por asaltantes, pero también haber tenido un enfrentamiento con la policía. Los médicos tienen la obligación de confidencialidad y de atenderlos sin hacer preguntas. En esos casos, el chorro se atiende y se va. Eso es un riesgo para el médico”.

Desde el gobierno nacional se replicó que “no se necesita Policía Federal dentro de los hospitales porque los problemas que ocurren son algún hurto o cosas por el estilo. Hace poco le robaron a un médico el sello y un guardapolvo, y hubo un caso de alguien que en una guardia golpeó a una médica. En todas las clínicas argentinas hay seguridad privada, dentro del lugar, y ahora se van a poner custodias de la Federal en las veredas, como servicio regular y no adicionales, de manera que el gobierno porteño no va a tener que pagar nada por ese servicio”.

Médicos consultados por Página/12 comentaron que “es cierto que estamos para atender pacientes y tratar de salvar vidas, en vez de tener que asumir un rol de policías. Pero también es cierto que no hace falta que haya un policía dentro del hospital, porque ante cualquier situación de emergencia, podemos llamar al 911 o al policía que está en la calle para que intervengan”. En muchos casos, desde el hospital, los médicos hacen la denuncia policial frente a casos de mujeres o niños golpeados o ante la muerte de una persona por causas no naturales.

Desde el Ministerio de Seguridad Nacional se cree que se está “en camino a una solución en los términos que se había propuesto al gobierno porteño. Lo van a solucionar con seguridad privada o con la Policía Metropolitana en dos o tres casos que son considerados como más conflictivos”. Alberto Binder, experto en temas de seguridad, cuestionó que el tema de la seguridad en los hospitales forme parte de “la campaña electoral”. También opinó que el gobierno porteño “no sólo está en condiciones de cubrir los lugares vacantes, sino que debe aprovechar la oportunidad para profesionalizar la custodia en los hospitales”.

Binder propuso “poner personal que no sea policial, pero que aprenda a manejar casos como el desborde de un enfermo o de un familiar. También deberían profesionalizarse los que cumplen tareas de seguridad en los estadios deportivos o en los espectáculos artísticos”.

Sobre la presencia de custodia privada en los 13 hospitales de agudos, el vocero del gobierno porteño dijo que “no se necesitará un llamado a licitación, sino que se renegociará la cantidad de personal con las mismas empresas con las que ya se tiene contrato”. Admitió que en los hospitales grandes hay “problemas más graves”, mientras que es prácticamente nula la conflictividad en hospitales como el Santa Lucía o el Lagleyze, entre otros. Luego se analizará qué ocurrirá con la custodia en los 45 centros de salud, “dieciséis de los cuáles están en zonas críticas”. La Metropolitana ya asumió la custodia en el Tornú y el Pirovano, y en unos meses lo hará en los establecimientos que estén en La Boca, Barracas y Parque de los Patricios.

Por su parte, el diputado Aníbal Ibarra, consideró que cerrar los centros de salud “es un desprecio para la salud de la gente de menos recursos”. Le pidió a Macri que cubra las plazas de seguridad con “los hombres de la Metropolitana”.

Compartir: 

Twitter
 

En el Hospital Piñero, de Flores, hay policía pero del lado de afuera.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared