EL MUNDO › EL PREMIER “QUERIA EVITAR QUE SE PROSTITUYERA”

Berlusconi entregó dinero a Ruby

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Silvio Berlusconi reconoció ayer ante los periodistas que había dado efectivamente dinero a la joven marroquí conocida como Ruby, pero no como pago de servicios sexuales, sino para evitar que se prostituyera. “Ella contó una historia conmovedora”, dijo el premier, añadiendo que por eso quiso ayudarla tratando de hacerla trabajar en un centro de belleza. Para eso le dio cerca de 45.000 euros para que comprara un láser para depilación. “Yo autoricé que se le diera este dinero a fin de que no se viera obligada a prostituirse”, dijo.

En pocas palabras, el jefe del gobierno italiano intentó poner patas para arriba la tesis de los fiscales de Milán que lo acusan de prostitución de menores y de abuso de poder respecto de la joven Karima El Mahroug (Ruby), con quien suponen que tuvo relaciones sexuales cuando ella era menor de edad. Según algunas escuchas telefónicas publicadas por la prensa italiana, la joven habría recibido consistentes regalos de parte del primer ministro. Hizo estas declaraciones antes y después de la audiencia del proceso Mediaset, en el que Berlusconi está acusado de fraude fiscal. Las acusaciones sobre Ruby “son todas inventadas”, añadió el primer ministro. “Ella siempre negó que yo le hubiera hecho algún avance.” Pero cuando uno de los periodistas acotó que las escuchas telefónicas publicadas por la prensa italiana –del celular de Ruby y de sus amigas– no decían lo mismo, Berlusconi argumentó que esas escuchas “no son una prueba porque son manipulables”.

Berlusconi apareció ante el Tribunal milanés en medio de extraordinarias medidas de seguridad. Furgones de carabineros y policía de civil con perros antiexplosivos vigilaban las calles. De hecho, destacaron algunos, la audiencia se transformó en una suerte de palco electoral dada la proximidad de las elecciones municipales de mayo. Tanto opositores como partidarios pudieron congregarse sin problemas frente a la sede judicial desencadenando una batalla de consignas. “Silvio resiste”, decían unos globos gigantes de sus partidarios. “Me han emocionado –dijo después el premier–. Gracias por la confianza que han depositado en mí. Les aseguro que me la merezco.” En la vereda de enfrente, los opositores levantaban carteles que decían “La ley es igual para todos “ y “Basta de leyes personalizadas”, en alusión a las llamadas “leyes salva premier” que ha sancionado el Parlamento en los últimos años.

Antes de que comenzara la audiencia, Berlusconi dijo irónicamente a los periodistas que como tenía poco que hacer en el gobierno había decidido ir al Tribunal para mantenerse ocupado. Tampoco perdió la oportunidad de atacar a los jueces y a la izquierda, como hace siempre. “Son increíbles estos procesos, son sólo hechos para tirar barro al adversario político que hay que eliminar, porque es el único obstáculo para que la izquierda pueda volver al poder”, dijo. Cuando le preguntaron qué haría en caso de ser condenado, respondió: “¿Condenado yo? Ni lo sueñen...”.

Pero también tuvo un cambio de palabras con uno de los fiscales, Fabio De Pasquale. Se acercó para darle la mano y le dijo: “Usted es el malo”. Y el juez contestó: “Conténgase, conténgase”. “Conténgase usted con las acusaciones”, acotó Berlusconi, a lo que el juez respondió: “Mi trabajo son las acusaciones, no los chistes”, en tácita alusión a las bromas que hace Berlusconi en todas partes.

En la audiencia fueron interrogados algunos testigos, entre ellos una colaboradora del estadounidense Frank Agrama, socio oculto de Berlusconi, según los fiscales. El premier, como propietario de Mediaset, la empresa de producción televisiva y cinematográfica de la familia Berlusconi, está acusado de fraude fiscal en la compra de derechos televisivos y cinematográficos a algunas sociedades estadounidenses. Agrama habría comprado esos derechos por cuenta de Berlusconi.

Compartir: 

Twitter
 

El premier apareció ante el tribunal.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared