ECONOMíA › HONDA INAUGURO SU PLANTA EN CAMPANA, LA DECIMOPRIMERA AUTOMOTRIZ RADICADA EN LA ARGENTINA

De “made in Brazil” a hecho en Argentina

La firma japonesa fabricará en el país la gama completa de un modelo que hasta ahora importa de Brasil. También producirá autopartes, lo que aumentará el grado de integración nacional de las unidades terminadas en el país.

 Por Cristian Carrillo

Honda comienza a producir automóviles en la Argentina, convirtiéndose en la decimoprimera terminal radicada en el país. Con una inversión de unos 250 millones de dólares, la firma de origen japonés inaugura su planta en Campana con la fabricación de la gama completa del City, que hasta la fecha se ensamblaba en Brasil. La empresa sustituirá la totalidad de las partes y los procesos que importaba. En la planta de Campana también fabricarán autopartes de reposición de diversos modelos para el mercado interno. La inauguración estuvo a cargo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien agradeció el “compromiso” de la empresa en un momento delicado para la economía de Japón, luego del terremoto y posterior tsunami que azotaron a la isla. “Eso revela también ejemplos que debemos tomar los argentinos y, sobre todo, los empresarios argentinos”, señaló la mandataria.

“Esta historia de la planta comienza con una inauguración de motos Honda en la localidad de Florencio Varela; y él –en referencia al ex presidente Néstor Kirchner–, con ese desparpajo que lo caracterizaba, les dijo: ‘¿Y por qué además de hacer motos no hacen también autos’. Y le tomaron el desafío. Y acá estamos en esta nueva fábrica de Honda, en la República Argentina”, relató Cristina. El hecho relatado por la jefa de Estado sucedió el 15 de noviembre de 2007, cuando Honda arribaba al país por primera vez para producir motovehículos. Luego se comprometieron a radicar una línea de montaje de automóviles dos años después, pero la crisis internacional retrasó los tiempos; ayer finalmente se hizo el corte de cinta oficial en la planta de Campana.

Es un nuevo ingreso de una terminal después de más de catorce años. “La última automotriz que se había abierto en la República Argentina era Toyota, en 1997. Desde esa fecha no se abría ninguna empresa automotriz”, recordó Fernández de Kirchner. El 21 de marzo de 1997, Toyota inauguró en Zárate, con una inversión de 150 millones de dólares, su planta número 29 en el mundo, siendo la primera inversión de origen japonés en la industria automotriz argentina. El resto de las marcas data de hace tiempo, en especial las más reconocidas. A modo de ejemplo, Ford inaugura su planta en 1922, y tres años después hace lo suyo General Motors. El resto no aparecería hasta ya entrados los ’50, junto con el decreto –de diciembre de 1951– que declara de interés nacional la fabricación de partes y accesorios. Mercedes-Benz se instala en el país en 1951; Fiat, en 1955; y Citroën, en 1959.

El sector automotor es el motor de la actividad industrial nacional, con un crecimiento anual promedio del 23,2 por ciento, muy superior al de la industria en general, superando año tras año sus registros de producción y ventas. Honda se suma entonces al pelotón de terminales con la producción del City. Argentina es el decimoséptimo país en el que la empresa japonesa fabrica. “Esto significa mayor integración local, sustitución de importaciones y más trabajo argentino, a la vez que nos consolida como una plataforma de exportación a toda la región”, dijo la ministra de Industria, Débora Giorgi. Con la instalación de la planta, Honda mejorará su balanza comercial local en 86 millones de dólares anuales, dado que también fabricarán autopartes de reposición de diversos modelos para el mercado interno y para exportación.

La empresa japonesa ya invirtió en la planta 210 millones de dólares de un total de 250 que completará en el transcurso de este año. La inversión inicial de la empresa –anunciada también en 2007– era de 100 millones de dólares. No obstante, el proyecto final terminó siendo una planta más autónoma y con mayor actividad dentro de la compañía, incorporando tres áreas de producción adicionales: una prensa, una inyectora plástica y una planta de motores, que se suman a la de pintura.

En el predio de 142 hectáreas, y con 68 mil metros cuadrados cubiertos, fabricará entonces el ciclo completo del City. De esta manera sustituirá el ciento por ciento de las importaciones de este modelo. En 2012, la firma exportará la versión flex del City –una motorización que funciona con nafta o alcohol, o la mezcla de ambos en cualquier proporción– a Brasil. Se estima que, en los próximos años, el 90 por ciento de los vehículos será impulsado por estos motores.

“Además quiero rescatar algo muy importante: la generación de mano de obra”, expresó la Presidenta. La planta cuenta actualmente con 380 empleados y planea alcanzar los 650 trabajadores en 2015. La planta tiene capacidad instalada de 30 mil unidades anuales, pudiendo llevarse a 50 mil unidades con una mínima inversión adicional. Para el período 2012-2013 tienen prevista una producción de 15 mil unidades anuales y para 2014-2015 esperan fabricar 20 mil unidades, donde el 40 por ciento será para el mercado interno y el 60 por ciento para exportación. La mandataria les comunicó a los directivos de la empresa que la Nación, “para apuntalarla”, destinará nueve millones de pesos para mejorar los accesos a la fábrica.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina encabezó el acto de inauguración. Rescató el valor del pueblo japonés para reponerse de los desastres.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.