ECONOMíA › EL MINISTERIO DE ECONOMíA PROYECTA LA REEDICIóN DEL FONDEA PARA 2012

Fondo de desendeudamiento, parte tres

Frente a las advertencias de bancos y consultoras de la city respecto de que el año próximo la Argentina deberá volver a endeudarse en los mercados externos, en el Gobierno aseguran que existen alternativas. El uso de reservas del Central es una, pero no la única.

 Por Cristian Carrillo

El Fondo de Desendeudamiento tendrá su tercera parte. El Gobierno volverá a utilizar esta herramienta para afrontar los vencimientos de deuda financiera del año próximo. Pero no alcanzaría a cubrir los casi 7000 millones de dólares en vencimientos de capital e intereses de títulos públicos en manos de inversores privados. En parte esto se debe a la reducción del margen de reservas de libre disponibilidad por la fuga de divisas. La conclusión que sacan los economistas de la city es que será necesario volver a colocar deuda en los mercados internacionales. En el Ministerio de Economía, sin embargo, están pensando en alternativas.

Allí aseguran que existen fuentes internas de financiamiento, como los adelantos transitorios del Banco Central, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses y el Banco Nación, más allá del superávit fiscal primario.

Este año se reeditó el resistido –por parte de la oposición– Fondea, a partir del traspaso a una cuenta del Tesoro de 7504 millones de dólares en reservas de libre disponibilidad. Su implementación, tanto en 2009 como en su segunda etapa aún en proceso, permitió al Gobierno brindar a los inversores un horizonte de previsibilidad en cuanto al cumplimiento de sus compromisos. La iniciativa fue celebrada por el mercado, lo que quedó plasmado en informes privados de consultoras y en la reducción real del rendimiento de los bonos locales. Sin embargo, las presiones para que el país vuelva a emitir deuda se mantienen. Sobre todo en momentos en que las alternativas que tienen los inversores en un escenario de debacle internacional son pocas, y la Argentina presenta un escenario económico de calma.

El establishment financiero volvió a la carga con la idea de que el país “no puede seguir sin el mercado”. Un “paper” del banco de inversiones Barclays asegura, citando conversaciones con funcionarios argentinos, que estaba prevista la emisión de 7000 millones de dólares en deuda antes de fin de este año. “Eso ya no resiste el menor análisis. Plantearse la posibilidad de que hagamos una emisión de 7000 millones después de diez años sin salir al mercado es impensada”, dijo a Página/12 una fuente del Palacio de Hacienda. El monto al que hace alusión Barclays surge del total de vencimientos de deuda del próximo año en manos de tenedores privados, una vez descontados los títulos en manos de organismos públicos.

El argumento de la city, que hace lobby para que Argentina emita deuda, es que el esquema de uso de reservas está prácticamente agotado. En general se trata de bancos que se verían beneficiados con suculentas primas en caso de llevar adelante una parte del proceso de vuelta al mercado. De todos modos, desde el Central admiten que habrá dificultades para conformar en 2012 un fondo de reservas excedentes que permita hacer frente a todos los vencimientos. Una de las razones es que el ritmo de recupero de dólares –incorporación de reservas– en lo que va del año es menor al previsto en enero. Esto se debe a una fuerte dolarización de cartera de algunos inversores, en medio de un proceso preelectoral, mientras la emisión de pesos se mantiene elevada.

Las reservas crecieron –aunque no se nota en el stock, porque se usaron para pagar vencimientos– en más de 3300 millones de dólares, mientras que la base monetaria aumentó en 15.381 millones de pesos, según el Informe Monetario. Según explicaron desde el organismo monetario, no se puede hablar de las necesidades financieras del año próximo sin evaluar el impacto de las precios de los granos, la cosecha y el tipo de cambio de ese momento. También dependerá del nivel de gasto público que se plantee el Gobierno durante ese ejercicio y del resultado de la negociación con los países acreedores del Club de París. “Todo esto se sabrá recién a fin de año”, agregó la fuente.

En Economía reconocen que sólo con reservas no alcanza, pero insisten en que “el Estado todavía tiene un menú de alternativas, sin necesidad de salir al mercado”. También aclaran que se volverá a utilizar el Fondea. Del total de vencimientos, más de la mitad corresponde al sector público, en cuyo caso se refinancia. En tanto, lo que no se cubra con reservas, podría hacerse a través de adelantos transitorios del BC, a lo que se suma el giro de utilidades del organismo. “Además, está la posibilidad de utilizar el FGS y dinero del Banco Nación”, explicaron desde Economía. Con todo esto, en Finanzas descartan que haya en estudio una inminente emisión de deuda.

Compartir: 

Twitter
 

En el Ministerio de Economía, a cargo de Amado Boudou, mencionan fuentes alternativas de financiamiento.
Imagen: DYN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.