ECONOMíA › CONTACTOS PARA QUE RENEGOCIEN CON GRECIA

La hora de los bancos

Europa espera que los griegos aprueben su plan de ajuste para liberar la ayuda, pero mientras tanto iniciaron los contactos con la banca para que se sume “voluntariamente” a la reestructuración.

Mientras esperan que Grecia apruebe el plan de ajuste que ya obtuvo el visto bueno del FMI y la Unión Europea, los presidentes de algunos de los países del Viejo Continente han comenzado a mantener reuniones con los ejecutivos de los bancos privados que tienen bonos de la deuda soberana helena. El objetivo es que se sumen a la reestructuración “voluntaria” y no reduzcan su exposición en ese país. De ese modo, el peso del próximo rescate no recaería sólo sobre los contribuyentes, sino también en los privados, tal como venía proponiendo Alemania.

“La participación de los privados la respaldan muy pocos gobiernos en Europa, pero consideramos correcta nuestra exigencia”, sostuvo la canciller alemana, Angela Merkel a mediados de semana ante diputados de su país. Allí también les envió un mensaje a las agencias de riesgo que amenazan con considerar un default la reestructuración: “Nadie en este mundo nos obliga a creer los cálculos de las agencias”, dijo. El ministro de Economía alemán, Wolfgang Schäuble, mantuvo ya contactos informales y se espera que la semana próxima logre el compromiso de las entidades. El objetivo es llegar con la adhesión de las entidades a la reunión del 3 de julio para que el próximo paquete de ayuda a Grecia ya cuente con la participación de los privados, siempre que antes los griegos aprueben su plan de ajuste. El FMI y la UE ya dieron el visto bueno (ver página 21), pero la oposición parlamentaria griega no quiere convalidar el ajuste porque dicen que lo único que hará es generar un círculo vicioso que profundizará la crisis económica.

España es otro de los países que iniciaron contactos. El diario El País reveló que la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, convocó a los dirigentes de las principales entidades financieras españolas. El presidente del BBVA, Francisco González; el titular del Santander, Emilio Botín; y el presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, no pudieron asistir porque estaban de viaje en México, Brasil y Londres, respectivamente. Sin embargo, las segundas líneas de esas entidades se llevaron el pedido de Salgado para sumarse a la reestructuración aceptando una extensión de los plazos. Contactos similares llevaron adelante los gobiernos de Francia, Finlandia y Holanda.

El modo en que se va a realizar esa reestructuración todavía no está definido. Una posibilidad es que impulsen un mecanismo similar al concretado por los países de Europa del Este en 2009, conocido como la iniciativa de Viena. En ese caso, al momento del vencimiento los acreedores cobraron, pero luego volvieron a prestarles a esos países manteniendo su exposición. De ese modo, se evitó la calificación de default que hubiera sido aplicada si al momento de afrontar los vencimientos se postergaban los pagos.

Compartir: 

Twitter
 

“Consideramos correcta nuestra exigencia” de sumar a la banca privada, sostuvo Merkel.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.