EL PAíS › EL MINISTERIO DE TRABAJO RATIFICó QUE NO MEDIARá CON LOS DOCENTES DE SANTA CRUZ

Un conflicto que no termina

Tras el desalojo del jueves por la noche, los maestros entregaron un petitorio en la cartera que conduce Tomada y otro en Casa de Gobierno. Se desligaron de los incidentes que se produjeron en Plaza de Mayo.

 Por Laura Vales

El Ministerio de Trabajo ratificó que no va a mediar en el conflicto que los docentes de Santa Cruz mantienen con el gobernador Daniel Peralta.

Aunque anoche los maestros de Adosac que viajaron a Buenos Aires pudieron entregar un petitorio –y dejar otro en la Casa Rosada–, por ahora no se abrirá, como quiere el gremio, una mesa de negociaciones en Buenos Aires. Una delegación de cincuenta maestros santacruceños está en la ciudad, donde el jueves, acompañados por partidos de izquierda, montaron un campamento frente al ministerio que conduce Carlos Tomada para reclamar que la cartera intervenga en el conflicto, pero fueron desalojados con carros hidrantes. Tras la represión, ayer hubo un acto en la Plaza de Mayo en el que se produjeron incidentes cuando un grupo de Quebracho tiró el vallado de la Casa Rosada. Hubo 42 detenidos, aunque los docentes se desligaron de los disturbios y aseguraron que incluso pidieron a los manifestantes que no se sumaran.

Los maestros agrupados en Adosac llevan en Santa Cruz 55 días sin dar clases. Luego del fracaso de las negociaciones salariales en la provincia, el gremio y el gobernador Peralta quedaron en una situación que no logra destrabarse, con un paro por tiempo indeterminado. Peralta les dio a los docentes un 25 por ciento de aumento, que el sindicato consideró insuficiente, ya que pide una mejora salarial del 50 por ciento.

El argumento de Adosac es que el sector acumula un atraso de dos años en los sueldos. Omar Latini, uno de los docentes de la delegación que está en Buenos Aires, congresal de la seccional que el sindicato tiene en Caleta Olivia, lo explicó en estos términos: “Desde abril de 2008 los sueldos docentes de Santa Cruz vienen perdiendo. En el 2009 no tuvimos aumento, en el 2010 hubo una negociación, pedíamos un 30 por ciento y nos dieron 18 en dos cuotas, con el compromiso de seguir hablando en agosto. Pero la gobernación, cumplido ese plazo, no aceptó rediscutir la paritaria. Así el año pasado perdimos un doce por ciento. En diciembre, Peralta hizo una reforma jubilatoria por la que nos están descontando un 2 por ciento más de nuestros sueldos. Para nosotros, al 25 por ciento que dieron este año no es real, porque hay que restarle esos 14 puntos de atraso”.

Con el correr de los días, al paro por tiempo indeterminado se sumaron otras formas de conflicto, cortes de ruta, bloqueos a empresas petroleras y tomas de colegios por parte de los estudiantes. Finalmente, una delegación de cincuenta docentes viajó a Buenos Aires para reclamar la mediación del ministerio.

El acampe y su desalojo por la fuerza del jueves por la noche-- cuando se detuvo a cuatro manifestantes que fueron liberados ayer-- los puso en primer plano. En la cartera que conduce Tomada insistieron en que no van a convocar a una mesa de negociación porque se trata de un tema que debe ser resuelto por Santa Cruz y no por la Nación. “Es un conflicto de un sindicato provincial, no nacional, con el gobernador: el ministerio no tiene competencia. Sólo estaríamos habilitados para intervenir si la provincia pidiera un laudo, y no lo ha pedido”, definió la postura oficial un colaborador del Tomada. Es que el Ministerio de Educación realiza todos los años la paritaria nacional que fija el monto del salario inicial de los maestros y los fondos que la Nación destinará al incentivo docente. De este modo garantiza el piso por debajo del cual no puede quedar ningún maestro del país. La negociación del resto de la escala se hace luego provincia por provincia.

Así, ayer, después de los incidentes en la Plaza de Mayo (ver aparte), en la cartera una asesora recibió a siete docentes santacruceños, que le entregaron un petitorio. También dejaron uno en la Casa Rosada reclamando a la presidenta Cristina Kirchner que interceda ante el gobernador y criticando el operativo policial que los desalojó por la fuerza. “No entendemos el porqué de la represión contra los docentes de Santa Cruz. Acá todos los días hay acampes y manifestaciones”, se quejó Latini desde la Plaza de Mayo.

Hoy, en Santa Cruz, está previsto un nuevo congreso de Adosac, en el que se da por seguro que será ratificado el paro por tiempo indeterminado. En la provincia, tras conocer que el acampe había sido corrido con hidrantes, hubo movilizaciones de repudio. Las reacciones se extendieron a Rosario, donde a partir del mediodía los docentes de Amsafé hicieron un paro. Ctera, la confederación que agrupa a los gremios a nivel nacional, anunció que el lunes realizará una jornada de protesta.

Compartir: 

Twitter
 

Los docentes que fueron desalojados el jueves del ministerio de Trabajo fueron respaldados en Plaza de Mayo.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.