ECONOMíA › DISTRIBUIDORAS Y TRANSPORTISTAS PRIVADAS NIEGAN SUBAS EN EL GAS

“No hubo cambio de tarifas”

Las concesionarias no ocultaron su malestar por la versión que señalaba la existencia de un aumento de tarifas de hasta el ciento por ciento. Reclamaron hacer la aclaración al iniciarse el Precoloquio de IDEA, alterando la agenda.

 Por Cristian Carrillo

Desde Salta

Las distribuidoras se sumaron ayer a la desmentida oficial respecto de supuestos aumentos en las tarifas de gas. “La palabra aumento no se aplica en este caso”, señaló a Página/12 la directora de relaciones externas de Gas Natural BAN, María Bettina Llapur. “No hubo ningún ajuste en las boletas”, se sumó el gerente de asuntos institucionales y regulatorios de Transportadora Gas del Norte (TGN), José Montaldo. Los directivos que participaron del Precoloquio de IDEA, en Salta, no disimularon su malestar ante la publicación de un matutino, el cual aseguraba que las boletas habían llegado a los usuarios residenciales con incrementos de hasta el ciento por ciento. La información, de la cual se hicieron eco varios programas televisivos, aseguraba además que el Estado nacional había retirado los subsidios al consumo de gas de los hogares, lo que explicaría los aumentos. Los empresarios aseguraron que el esquema de subsidio se mantiene desde 2009 y que éste no rige para los meses de abril y mayo. La suba respondió a mayores consumos. También descartaron que haya cortes en el suministro de GNC.

El evento, que reunió a varios directivos empresarios y funcionarios provinciales (ver aparte), comenzó a las 14. Sin embargo, minutos antes se abrió una agenda –informal– paralela, en la cual los representantes de las distribuidoras salieron a aclarar la situación. El matutino La Nación sostenía que los aumentos respondían al encarecimiento del gas importado. El primero en cruzar la información fue el secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, quien ratificó que las tarifas de gas no fueron aumentadas y lamentó la “falta de coherencia” en las críticas que hizo el periódico porteño. La directora Llapur coincidió en que “no se ha registrado este año ningún incremento tarifario”, y que “lo que está vigente desde fines de 2008 es el decreto 2067 para los consumos altos, de más de mil metros cúbicos”.

El esquema de tarifas vigentes desde diciembre de 2008 incorporó el decreto por importación de gas, para aquellos sectores que consumen más de mil metros cúbicos anuales, aplicándose una escala de ajustes progresivos. Este recargo –o penalización– no se aplica a los usuarios residenciales en los meses de junio y julio, porque el Estado nacional subsidia el ciento por ciento de ese aumento. En los meses de agosto y septiembre bonifica el 70 por ciento, con lo cual le llega al consumidor el 30 por ciento del recargo. Para el resto del año no se aplican subsidios desde 2009. “Es por eso que las facturas actuales no se emitieron con ningún recargo extra. Cualquier aumento tiene que ver exclusivamente con un mayor consumo por parte de las familias”, explicaron los empresarios a este diario.

Los empresarios coincidieron en que las boletas deben tener un costo similar a igual bimestre del año pasado, a lo que se adiciona –según sea el caso– el aumento que hayan tenido en el consumo. A esto se suma que los consumos entre 1000 y 1500 metros cúbicos al año –a los que les correspondería penalidad– tienen subsidiado de mayo a septiembre el cargo del decreto, de acuerdo con la resolución Enargas 1707, de fecha 26 de abril de este año. El sector en su conjunto tiene las tarifas congeladas hace más de diez años, debido a la emergencia económica de 2001. Gas Natural BAN es la única empresa que tuvo en 2007 un incremento en sus tarifas de entre 9 y 11 por ciento, motivo de su renegociación paritaria de 2005. “No sólo no hubo aumento, sino que, teniendo en cuenta la inflación y el precio congelado de las tarifas, el gas vale un 25 por ciento menos que el año pasado”, agregó Montaldo.

Respecto de los cortes que está sufriendo la industria, previeron que se mantendrán hasta el lunes, aunque eso dependerá de las condiciones climáticas durante este fin de semana. “La oferta está restringida a la industria, porque el consumo residencial está muy alto. No obstante, no hay riesgo de cortes a los hogares”, sostuvo Llapur. Las empresas iniciaron esta semana el traslado de sus generadores a combustibles sustitutos. Las que recibieron los cortes son aquellas con contratos interrumpibles, luego se aplicó a los “firmes”. De todos modos, hoy existe la modalidad de “firmes con ventana”, es decir, una mitad garantizada y el resto pausible de restricciones. A la fecha, toda la industria está recibiendo los cortes de gas.

Compartir: 

Twitter
 

El esquema tarifario para el consumo domiciliario es el mismo desde 2008, con cambios de precios estacionales.
Imagen: AFP
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.