ECONOMíA › REFORMAS DE LA ARQUITECTURA FINANCIERA GLOBAL

Limitar el poder de calificadoras

“El sistema financiero en la actualidad está regulado por las calificadoras de riesgo, porque calificar es regular. Esas empresas definen, con sus notas, operaciones de compra y venta de activos. Tienen una enorme influencia y creo que hay que limitar su poder”, enfatizó ayer Leonardo Burlamaqui da Cunha, economista de Global Finance Governance. Fue en el panel “Reforma de la arquitectura financiera internacional y del sistema monetario internacional” de las jornadas monetarias y bancarias del BCRA. “Es necesario establecer una nueva regulación de los flujos financieros internacionales y se deben utilizar controles tanto para la entrada como para la salida de los capitales”, señaló el economista.

Para Da Cunha es relevante comenzar a vincular las corporaciones con los grandes agentes especuladores, y por eso pidió que “deje de tener cabida la separación ficticia entre la economía real y la financiera”. En el mismo sentido, Marcello De Cecco, de la Universidad de Pisa, Italia, señaló que “una de las principales fuentes de inestabilidad en el sistema financiero global es la libre flotación del euro frente al dólar” y cuestionó que el billete verde fuera la moneda internacional.

Frente al problema “de la debilidad del dólar como única unidad de cuenta”, el ex funcionario del FMI Warren Coats hizo una presentación donde indicó que los Derechos Especiales de Giro (DEG) creados por el Fondo se deberían convertir en la reserva de valor global, debido a su supuesta “mayor estabilidad”, en función de que se trata de una canasta formada por las principales monedas del sistema. De perfil ortodoxo, cuestión que aclaró durante su disertación, Coats es actualmente director de la autoridad monetaria de las Islas Caimán.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.