ECONOMíA › EL GOBIERNO LANZó EL PROGRAMA CERDOS Y LáCTEOS PARA TODOS, CON PRECIOS PROMOCIONALES

Ofertas de alimentos que viajan en camión

El Gobierno amplió la canasta de productos alimenticios a precios rebajados. El objetivo es llegar a los sectores de menores recursos, aunque las cantidades ofrecidas tienen poca representatividad en relación con el consumo local.

 Por Javier Lewkowicz

Con una picada de quesos improvisada en la explanada de la Casa de Gobierno, la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, lanzó ayer los programas de cerdos y lácteos para todos. Las iniciativas ofrecerán diversos productos a precios muy atractivos para llegar al consumo de los sectores de menores ingresos, en principio de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano. Sin embargo, las cantidades ofrecidas tienen muy poca representatividad en relación con el consumo total, y aunque los empresarios argumentan que “esto recién empieza”, otros programas similares no han terminado de construir un canal de comercialización más directo con el público que permita abaratar los precios finales a nivel general.

El consumo de carne de cerdo ha crecido últimamente, ya que es un sustituto de la carne vacuna, cuyo precio mostró un fuerte incremento por la retracción de la oferta. En ese fenómeno confluyeron el anterior esquema de precios y la sequía que afectó al agro. Ese cuello de botella puntual, sin embargo, se trasladó en buena medida también al precio del cerdo, porque los empresarios observaron la posibilidad de aumentar los márgenes para equiparar nuevamente ambos productos. De todas formas, la demanda de carne porcina cerró el año pasado en 9,200 kilogramos anuales per cápita, cuando en 2005 se consumían sólo 2,500.

“El programa consiste en ofrecer a un estrato de la población al que hoy no tenemos llegada, que es la gente más humilde, cortes de cerdo más baratos, para que el cerdo sea para todos. Hay una intención marketinera que busca incentivar el consumo en un segmento que hoy no tiene ese hábito”, señaló a Página/12 Juan Luis Uccelli, presidente de la Asociación Argentina Productores de Porcinos, uno de los impulsores de la iniciativa.

Según explicó Uccelli, el programa Cerdo para todos ofrece a los consumidores una bolsa con dos kilos de chuleta de paleta y dos kilos de recortes (patitas, manitos, rabo, riñón, lengua, cabeza) a 30 pesos. Otro paquete contiene un kilo de carré o pechito con manta, un kilo de chuleta de jamón y dos kilos de recortes, a 40 pesos. “Por la bolsa de 40 pesos se paga usualmente entre 55 y 60 pesos. No recibimos subsidios, es una oferta que nosotros hacemos para llegar a más gente”, indicó el empresario. “Es todo carne de ganado argentino”, aclaró, en respuesta a las declaraciones del titular de Federación Agraria, Eduardo Buzzi, quien había criticado la iniciativa oficial asegurando que utiliza carne de Brasil.

La lista de precios de Lácteos para todos es también atractiva. Un litro de leche está 2 pesos; un litro de yoghurt, 4 pesos; 100 gramos de manteca, 3,10 pesos; un kilo de queso sardo, 30 pesos; un kilo de queso cremoso, 18 pesos; 320 gramos de queso crema a 6,50 pesos; 400 gramos de dulce de leche, 2,99 pesos, y un postrecito, 1,50 peso. Marcelo Festa, fabricante de quesos que encabeza la iniciativa, explicó a este diario que “el precio final es un 30 por ciento mayor al de fábrica, cuando el supermercado le agrega un 50 o 60 por ciento. Nosotros nos salteamos varias etapas de intermediación”. “Estamos difundiendo los verdaderos precios de los lácteos”, acotó Ider Peretti, presidente del Consejo Argentino de Productores.

La oferta que pondrán a disposición estos programas no es significativa en relación con el consumo total. “Esto no mueve la aguja en cuanto a la oferta total disponible de carne de cerdo, pero aun así pensamos que podremos incorporar gente al consumo de cerdo. Sobre todo, estos precios deben ser un mensaje para toda la cadena”, indicó Uccelli. En la Ciudad de Buenos Aires y GBA circularán dos camiones ofreciendo cerdo. El camión de lácteos arranca hoy en Mataderos y venderá entre 1000 y 1500 bolsas por día.

Durante su recorrida por los puestos de cerdos y lácteos, Cristina Fernández, junto con Amado Boudou, Oscar Parrilli, Carlos Zannini y Guillermo Moreno, probó quesitos servidos en una bandeja, que luego ofreció a los periodistas. ¿Ya se puede empezar a comprar?, preguntó, minutos después, una señora, ya sin los funcionarios en la explanada, justo antes de que la gente se abalanzara para aprovechar las ofertas.

Compartir: 

Twitter
 

La Presidenta recorrió los puestos de lácteos y cerdo montados en la explanada de la Casa Rosada.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.