EL MUNDO › BARAHONA, VOCERO DEL FRENTE DE RESISTENCIA DE HONDURAS

“Vamos por la Constituyente”

Tras reunirse con Mujica para pedirle el apoyo de Unasur, el zelayista visitó esta ciudad. Denuncia al gobierno de Lobo.

 Por Mercedes López San Miguel

Juan Barahona habla pausado como si no lo apremiara el tiempo. Barahona es el subcoordinador del Frente Nacional de la Resistencia Popular de Honduras. Junto a su correligionario Carlos Reyes estuvo en Uruguay y ambos se entrevistaron con el presidente José Mujica para pedirle que la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) presione al gobierno de Porfirio Lobo a fin de que mejore la situación de los derechos humanos en el país. Barahona se acercó al entonces presidente Manuel Zelaya poco antes del golpe que lo derrocara en junio del 2009. Quería acompañar los cambios que había comenzado a realizar el mandatario, por ejemplo, el aumento del salario mínimo y la incorporación de Honduras al bloque progresista de la región, el ALBA. Después del golpe, Barahona fungió como vocero de Zelaya.

Según el dirigente, el Frente Nacional de la Resistencia Popular no avaló el acuerdo de Cartagena por medio del cual pudo regresar Zelaya del exilio y Honduras a la Organización de Estados Americanos (OEA). Querían que el presidente volviera, pero también que Lobo diera muestras de querer terminar con la impunidad. Y esas muestras no estuvieron. Barahona tiene planeada una reunión con el Nobel Adolfo Pérez Esquivel y Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo; ambos participan en una comisión que investiga las violaciones a los derechos humanos en el país caribeño desde el golpe hasta la actualidad.

–Tras el retorno de Zelaya, la resistencia anunció la formación de un Frente Amplio. ¿El candidato de esta agrupación será el ex mandatario?

–En este momento Manuel Zelaya no puede ser candidato porque la Constitución no permite la reelección. El Partido Liberal, de donde proviene Zelaya, está postulando a la ex primera dama Xiomara Castro. Pero no es algo oficial todavía.

–¿Van a buscar los mecanismos para que Zelaya pueda aspirar a la presidencia?

–La resistencia hondureña ha venido exigiendo una Asamblea Nacional Constituyente para que se apruebe una nueva Constitución que permita fortalecer la vía democrática del país. La consulta que iba a realizar el presidente Zelaya el 28 de junio de 2009 –el día del golpe– era precisamente para saber si el pueblo estaba o no de acuerdo con la Asamblea Constituyente. Ahora estamos en una etapa de ver cómo llegamos al poder. Zelaya volvió el pasado 28 de mayo y asumió la coordinación del Frente. El 26 de junio convocamos a una Asamblea Nacional en todo el país, con 1700 delegados. En esa asamblea combinamos organizar el brazo político de la resistencia que es el Frente Amplio, para lo cual necesitamos recolectar 43 mil firmas para presentar al Tribunal Supremo Electoral y ser reconocidos jurídicamente como partido y así participar de los procesos electorales. Que puede ser tanto una Asamblea Nacional Constituyente como las elecciones generales de 2013.

–El acuerdo de Cartagena contempló que tanto el ex presidente como los ex funcionarios que volvían no serían juzgados. Pero eso no se cumplió...

–Que se nos reconozca como partido político es uno de los acuerdos firmados en Cartagena. En cambio, no ha habido avances en materia de derechos humanos. El ex ministro de la presidencia de Zelaya Enrique Flores Lanza, que regresó con el ex mandatario, tuvo que presentarse a los tribunales, lo declararon preso en su casa y le impusieron una fianza de un millón y medio de dólares. Como es imposible que la pague tendrá que ir preso. Eso contradice el acuerdo. La situación de los derechos humanos en Honduras no cambió en nada e incluso empeoró. El acuerdo le permitió al país regresar a la OEA y que lo reconozcan los gobiernos de la Unasur y del ALBA. Fue una ganancia para ellos.

–¿Hay algo rescatable del gobierno de Lobo?

–No hay nada que rescatar. Es un gobierno que continuó con la misma política del golpismo, que continuó con las privatizaciones, la represión y los asesinatos.

–¿Privatización de qué?

–De servicios públicos. Es un proyecto del golpismo profundizar las medidas neoliberales.

–¿El Poder Judicial muestra indicios de querer juzgar a los golpistas?

–Emitieron una ley de amnistía. No hay ningún responsable de los que dieron el golpe de Estado que esté procesado. Todo quedó impune. En Honduras no ha pasado nada. Micheletti está dando conferencias. (N.de la R: quien encabezó el golpe de Estado.)

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Barahona, figura clave de la resistencia al golpe en Honduras.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.