EL MUNDO › EL CONSEJO DE SEGURIDAD REPUDIó

Duros con Siria

Los recientes ataques a las embajadas de Estados Unidos y Francia en Damasco motivaron la condena unánime a Siria del Consejo de Seguridad de la ONU. Desde la Casa Blanca señalaron que el presidente sirio, Bashar Al Assad, había perdido su legitimidad al frente del Ejecutivo. Estas expresiones marcan el inminente endurecimiento de la postura internacional con el régimen sirio por la sangrienta represión contra la revuelta popular surgida hace cuatro meses. Algunos analistas no descartan que la perspectiva de Washington sobre el conflicto en Siria desnude la intención de Estados Unidos de convocar a un cambio de gobierno.

Hasta el momento, Washington esperaba que Al Assad encabezara un giro político que incluyera una apertura democrática o que diera un paso al costado. “El presidente Al Assad no es indispensable”, señaló el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, en una conferencia de prensa en Washington. “Lo habíamos llamado a conducir una transición. Claramente no lo hizo y perdió su legitimidad al rechazar conducir una transición”, agregó el portavoz. La Cancillería siria salió al cruce del vocero y condenó esas declaraciones. “Siria subraya que la legitimidad de sus líderes políticos no depende ni de Estados Unidos ni de otros, nace exclusivamente de la voluntad del pueblo sirio”, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria en un comunicado.

Después de las masivas manifestaciones en su contra del fin de semana, Al Assad se esfuerza por contener el levantamiento popular que comenzó en marzo, tal vez el mayor desafío al poder político ejercido por su familia desde hace cuatro décadas en Siria. En un intento por mantenerse a flote, a Al Assad no le tembló la mano cuando decidió reprimir a los manifestantes. Los organismos de derechos humanos estiman que más de 1600 personas, en su mayoría civiles desarmados, fueron asesinados en las movilizaciones contra su gobierno y que unas 12 mil personas fueron detenidas durante las protestas. Lejos de apaciguarse, las tensiones entre Estados Unidos y Siria se agudizaron en los últimos días. Más de cien personas rompieron vidrios a pedradas y pintaron con aerosol los muros de las embajadas de Estados Unidos y Francia para protestar por una reciente visita de los embajadores a Hama, un bastión de los opositores a Al Assad. Tres empleados sufrieron heridas leves durante los disturbios en la embajada francesa. Los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU repudiaron las agresiones. La resolución contó con el apoyo de Rusia y China, que hasta ahora se habían negado a avalar una resolución de condena a Siria por la represión de las protestas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.