ECONOMíA › BOUDOU MINIMIZó LOS RIESGOS DE IMPACTO SOBRE ARGENTINA

“Estamos preparados”

El ministro descartó movimientos abruptos del tipo de cambio y efectos graves sobre la economía. También defendió la estrategia heterodoxa para responder a la crisis. Cruces con la oposición.

“Argentina está preparada para enfrentar la crisis”, aseguró ayer el ministro de Economía, Amado Boudou, quien destacó el liderazgo político de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Para el funcionario, una de las razones que llevaron al agravamiento de la situación internacional es la falta de gobiernos fuertes en Europa y Estados Unidos. “Mientras el mundo genera incertidumbre, en el país estamos creando certezas”, afirmó. La respuesta oficial frente a las tensiones globales es ratificar el rumbo económico, con la potenciación del mercado interno, la intervención del Banco Central para evitar movimientos abruptos del precio del dólar y la apuesta a acciones coordinadas con los países de la Unasur, tanto en materia financiera –con planes de asistencia recíprocos ante cualquier eventualidad– como en la economía real, buscando aumentar el comercio intrarregional.

Boudou descartó cualquier riesgo cambiario. “De ninguna manera” existe la posibilidad de que el dólar se dispare, señaló en declaraciones radiales. Se amparó en los más de 50.000 millones de dólares de reservas que tiene el Banco Central, un poder de fuego que le permite a la autoridad monetaria administrar el tipo de cambio sin sobresaltos. El ministro de Economía también restó importancia a las consecuencias que pueda tener la fuga de capitales hacia el dólar, ya que aclaró que esa salida se ve en buena medida compensada por la entrada de divisas por otras vías, como el saldo comercial o la llegada de inversiones. Así lo dijo anteayer en una entrevista que concedió a este diario.

A pocos días de las elecciones primarias, el impacto que pueda tener la crisis internacional en el país se convirtió en tema de campaña. Los candidatos a vicepresidente Javier González Fraga, Mario Das Neves y Adrián Pérez, el candidato a diputado Martín Redrado y el diputado Alfonso Prat Gay polemizaron con el Gobierno sobre cómo maneja la economía. Sin embargo, ninguno de ellos vaticinó grandes perjuicios. Más bien las críticas estuvieron dirigidas a cuestiones que exceden el escenario financiero global, como el manejo del mercado del trigo, el uso de reservas del Banco Central para pagar deuda o el desempeño del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

El tono de campaña quedó en evidencia con las chicanas que cruzaron opositores y oficialistas. “Argentina necesita menos guitarrita y más plan económico”, le dedicó Redrado a Boudou, mientras que el funcionario le contestó con otra ironía al recordar su affaire con la vedette Luciana Salazar, que fue tapa de las publicaciones sobre chismes amorosos: “Soy menos un hombre de las revistas del corazón y más un economista”, expresó. “Tuvimos al ex presidente del Banco Central junto a la oposición tratando de trabar el funcionamiento de la Argentina. Y a dos años vista se comprobó que teníamos razón y que si hubiéramos hecho lo que proponía el presidente del Banco Central estaríamos más inmersos en la crisis”, insistió el ministro, recordando la pelea por el uso de reservas del Banco Central para el pago de deuda.

Sobre el mismo punto opinó el diputado Prat Gay, de la Coalición Cívica, ex presidente del Banco Central al comienzo del gobierno de Néstor Kirchner. “No hay ningún país en el mundo que pague su deuda con reservas y que emita como lo hace la Argentina que tenga una inflación menor a 20 por ciento. La decisión es paguémosle a los bonistas con el impuesto inflacionario. Esto además implica un deterioro patrimonial notable del Banco Central”, opinó, con lógica ortodoxa. Las opciones para cancelar los vencimientos que se cubren con reservas serían recortar gastos del presupuesto o emitir deuda en los mercados. Por su parte, Das Neves, compañero de fórmula de Eduardo Duhalde, se quejó porque Boudou el fin de semana “tocaba la guitarra, mientras el G-20 estaba reunido para analizar la crisis mundial”. Sin embargo, Boudou aclaró que no hubo ninguna reunión ni teleconferencia de ministros de Economía, sino intercambios de asesores técnicos.

Compartir: 

Twitter
 

Amado Boudou visitó una fábrica de muebles en el parque industrial de Cañada de Gómez, Santa Fe.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.