ECONOMIA › LA TASA DE DESEMPLEO EN EL TERCER TRIMESTRE DE ESTE AñO SE UBICO EN 7,2 POR CIENTO

Pasito a pasito, baja la desocupación

Tres décimas menos que en igual período del año pasado registró la tasa de desempleo relevada por el Indec. La creación de puestos de trabajo mantiene el dinamismo en un ciclo de elevado crecimiento económico. Leve alza de la subocupación.

La desocupación del tercer trimestre del año se ubicó en 7,2 por ciento, tres décimas menos que en el mismo período del año pasado. Este dato, difundido ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), había sido adelantado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner semanas atrás. El actual índice de desempleo da cuenta de uno de los niveles más bajos desde la década de 1990. La mejora se dio por una recuperación en la creación de puestos laborales, al igual que en el segundo trimestre del año, cuando durante el año pasado la caída se explicaba por una reducción en la tasa de actividad.

La tasa de empleo fue de 43,4 por ciento, 0,9 punto porcentual por arriba del mismo período de 2010. Estos resultados tienen una estrecha relación con el crecimiento general de la economía, que en lo que va del año ya acumula un 9 por ciento de incremento. Sin embargo, hubo un incremento de la subocupación, indicador que venía decreciendo en los trimestres anteriores.

Luego del período de privatizaciones de la década de 1990, el desmantelamiento del sistema productivo y el estallido de la crisis de 2001/2002, el desempleo en el país había alcanzado el 21,5 por ciento. Desde 2003, esta situación fue dando cuenta de una reducción sostenida aunque el ritmo de la caída fue aminorando a medida que el mercado laboral se recompuso y la capacidad instalada se recuperó en un proceso de crecimiento económico. Hasta el año pasado, la baja del desempleo se explicaba, entre otros factores, por una menor tasa de actividad (suma de los ocupados y los que buscan trabajo). Ahora hay un crecimiento de la tasa de empleo. La tasa de creación de puestos laborales se ubicó en 43,4 por ciento, un 0,2 por ciento superior al segundo trimestre. La mayor tasa de creación de empleo se registró en el Gran Buenos Aires (45,3 por ciento), seguido por la región patagónica (43,2) y la región pampeana (42,2).

Por los efectos de la crisis de 2009, el Gobierno desplegó un conjunto de instrumentos, como el programa de Recuperación Productiva (Repro) para que la caída del empleo no fuera muy acentuada. La desocupación llegó a rozar el 9,1 por ciento durante el tercer trimestre. Si bien en 2010 comenzó un nuevo ciclo de crecimiento económico, el Producto creció más que la generación de nuevo empleo. La generación de nuevos puestos comenzó a registrarse recién desde el segundo trimestre del año. La evolución de la crisis internacional y su posible impacto en el país serán claves para determinar el escenario laboral durante el próximo año.

A pesar de que en el Gran Buenos Aires se registró la mejor tasa de empleo, la desocupación en este aglomerado es superior al promedio (8,6 por ciento). Sin embargo, hay otras jurisdicciones con mayores dificultades. La mayor desocupación se registró en Bahía Blanca (11,6 por ciento), seguida por Gran Catamarca (10,4), Salta (9,7) y Mar del Plata (9,3). En cambio, las ciudades mejor posicionadas fueron Viedma (2,0 por ciento), Río Gallegos (2,3) y Formosa (2,3), entre otras.

Otro aspecto interesante del informe del Indec tiene que ver con los datos de subocupación, es decir el conjunto de personas que trabajan menos de 35 horas semanales. En el primer trimestre del año se ubicó en el 8,2 por ciento, luego tuvo un incremento de dos décimas para el segundo trimestre, mientras que durante el período julio-septiembre se colocó en 8,8 por ciento, el mismo nivel que hace un año. La categoría “demandante”, los empleados que pretenden trabajar más, fue de 6,0 por ciento y la no demandante se ubicó en 2,8 por ciento.

Durante el tercer trimestre de 2009, la subocupación había alcanzado el 10,5 por ciento, dato que daba cuenta de cierta precarización laboral producto de la crisis internacional y sus repercusiones en el país, situación que se fue revirtiendo con la mejora de la economía. Desde el Gobierno señalan que el objetivo es alcanzar en los próximos años un nivel de desempleo mínimo, que ubican en torno del 5 por ciento. De hecho, ese valor es uno de los objetivos del Plan Estratégico Industrial 2020 que coordina el Ministerio de Industria.

Compartir: 

Twitter
 

El actual índice de desempleo da cuenta de uno de los niveles más bajos desde la década de 1990.
Imagen: Jorge Aloy
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.