ECONOMIA › MARCO DEL PONT DESTACO LA FORTALEZA DEL BANCO CENTRAL

“Reservas de sobra”

La presidenta de la autoridad monetaria sostuvo en la UIA que los controles a la compra de dólares dieron resultado y que “no habrá nuevas medidas” en materia cambiaria.

 Por Javier Lewkowicz y Tomás Lukin

“La capacidad de maniobra y las espaldas que tiene la Argentina para enfrentar esta crisis no la ha tenido en décadas”, resumió la presidenta del Banco Central (BCRA), Mercedes Marcó del Pont. Fue sobre el final de su disertación en la conferencia anual de la UIA, donde analizó la crisis internacional, los flujos especulativos de capitales y la política de tipo de cambio. En particular, se refirió al debate sobre la competitividad de la economía. “No es el súper tipo de cambio que era necesario a la salida de la convertibilidad el que hoy se requiere, luego de un fuerte proceso de crecimiento y desendeudamiento”, manifestó, y adelantó que “no habrá nuevas medidas” en relación con el mercado cambiario. Los empresarios no hicieron mayores reclamos sobre el dólar, mientras que los banqueros coincidieron con Marcó del Pont en que la salida de depósitos en moneda extranjera cedió.

Marcó del Pont compartió el panel dedicado a la crisis internacional y el rol de los países en de- sarrollo en el G-20 con Alfredo Chiaradía, ex embajador argentino en Estados Unidos, y Federico Nicholson, vicepresidente de la UIA y director de la azucarera Ledesma. Desde el inicio de su presentación, Marcó del Pont dijo que “la secretaría técnica del G-20 es el FMI, cuya principal recomendación es el ajuste fiscal”. “El propio Fondo dice que esa política va a tener efectos contractivos. Como compensación, propone la desregulación de mercados, políticas amigables a las inversiones y que los países emergentes permitan una revaluación de sus monedas, lo que supone matar a la gallina de los huevos de oro, porque son los países en desarrollo los que traccionan el crecimiento mundial.” Chiaradía indicó que “la percepción es que la crisis no se termina acá. El poder financiero y el empresarial han controlado a los gobiernos”.

La titular del Central analizó la trayectoria del tipo de cambio nominal de distintos países de la región y concluyó que “Argentina ha sido uno de los únicos que frente al aumento de precios internacionales y entrada de capitales, no apreciaron su moneda”. Destacó la administración del tipo de cambio por parte del BCRA y la vigente regulación de los flujos especulativos de corto plazo. “Nuestras reservas son generadas a través del comercio exterior”, enfatizó, para marcar diferencias con otros países con normas más flexibles, donde “hay una ciclotimia del tipo de cambio nominal en función de los flujos de capitales”. Mientras países de la región tienen problemas de apreciación por la baja del tipo de cambio nominal, en Argentina las tensiones vienen dadas por la inflación.

Marcó del Pont aseguró que “deflactado por salarios, nuestro tipo de cambio es competitivo, tanto el multilateral como el bilateral frente a Brasil”. Subrayó que “hubo un importantísimo crecimiento en la productividad del trabajo” y por eso argumentó que no es ajustada la comparación del actual precio del dólar respecto de los valores de la salida de la crisis de 2001, donde se necesitó un “súper tipo de cambio”.

Por su parte, los empresarios mostraron una postura cauta frente a la cuestión cambiaria. “A los industriales nos cuesta llegar a consensos y hoy todos están de acuerdo en que los problemas no se arreglan sólo con una suba del tipo de cambio”, indicó a Página/12 Miguel Acevedo, titular de Aceitera General Deheza. En tanto, Daniel Funes de Rioja, presidente de la Copal, señaló a este diario que “la clave es tener una macroeconomía equilibrada que haga tender al desarrollo. En ese sentido, el tipo de cambio es un elemento más. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en el mundo hay ajustes de competitividad, hay guerra de monedas”. José de Mendiguren, titular de la UIA, dijo que “la economía argentina está sólida y no hay razones que justifiquen sobresaltos en el tipo de cambio”.

En relación con la presión sobre el mercado cambiario, Marcó del Pont señaló que “la salida de depósitos en dólares desde las cuentas corrientes hacia el colchón, vinculada con el desconocimiento de las medidas, está desacelerándose y va a converger a cero. Entre el 1º y el 21 de octubre el Banco Central vendió 1300 millones de dólares en reservas. Desde entonces hasta hoy fueron sólo 150 millones. Tenemos reservas internacionales de sobra”. Desde el sector bancario señalaron a este diario que la caída de depósitos había cedido ayer hasta los 50 millones de dólares, una desaceleración significativa respecto de las cifras registradas los últimos días de la semana pasada.

Compartir: 

Twitter
 

“Nuestro tipo de cambio es competitivo, tanto el multilateral como el bilateral”, aseguró la jefa del BCRA.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.