ECONOMíA › CóMO FUNCIONA EL SISTEMA DE CONTROL DE COMPRAS DE DIVISAS

El bunker de la AFIP

Desde que se implementó el nuevo sistema de autorización previa, se concretaron 780 mil operaciones. El sistema digital permite relevar todos los datos y responder al instante.

 Por Cristian Carrillo

Desde que se implementó el nuevo sistema de control a la compra de moneda extranjera, el nivel de rechazo fue de uno por ciento sobre un total de 780.000 operaciones realizadas, según los datos relevados on line por la AFIP. La denegación osciló en un principio entre un 3 y 5 por ciento. El volumen transado fue de 53.000 millones de pesos, equivalente a unos 12.350 millones de dólares. De ese volumen, el 90 por ciento se realiza en dólares, el 5 por ciento en euros y el resto (otro 5 por ciento) se reparte en reales y otras monedas. Las cifras fueron proporcionadas por técnicos del ente regulador, que invitó a los medios de prensa a conocer el funcionamiento del bunker de control donde se relevan todos los datos de los contribuyentes del país, que incluye desde el 31 de octubre pasado las autorizaciones para las compras de divisas.

Una primera impresión al arribar al centro de cómputos de la AFIP remite a una película de ciencia ficción, en la que una pantalla gigante –del tamaño de un mural– muestra las transacciones de todo el país en tiempo real y las cámaras de seguridad dispuestas en puntos neurálgicos del edificio. Para tener una idea del poder de procesamiento del centro, basta con decir que los servidores almacenan 85 terabytes de información, equivalente a 170 computadoras de escritorio de última generación repletas de datos. Para ingresar a esa ingeniería se requiere pasar por tres niveles de seguridad, y el último está reservado sólo para personal técnico. Al ingresar se observa la enorme pantalla, la cual fue preparada para la visita con la vista on line de todas las operaciones de compraventa de dólares.

En la pantalla se podían ver las transacciones del día y el acumulado del mes. Ayer se aprobaron 27.590 operaciones, por un monto de negocios de 1190 millones de pesos. En el mes se cursaron 267.449 transacciones equivalentes a 14.905 millones de pesos. En contraposición, sólo se rechazaron 129 operaciones ayer cursadas por bancos y 1154 en la primera quincena de diciembre. Si se suman las consultas realizadas por Internet a las anteriores, la cantidad de solicitudes procesadas alcanzó ayer a 92.839 y en las primeras dos semanas del mes a más de un millón. Según explicaron a este diario fuentes de la AFIP, no se registró una merma en este tipo de transacciones, dado que el relevamiento se realiza sobre transacciones genuinas. El ritmo de operaciones actual es de 800 cada diez minutos, precisó la fuente.

El sistema –aseguran desde la AFIP– no muestra problemas, más allá del cuello de botella que se dio el martes siguiente a la implementación de los nuevos controles, lo que derivó en la caída del padrón desde las 11 hasta las 13 de ese día. A partir de ese día se elevó de tres a cinco la cantidad de consultas por persona por día por Internet. Sin embargo, algunos bancos todavía exhiben problemas para entregar dólares por medios electrónicos. Según explicaron, esto se debe a que las entidades no implementaron el software Web Service (WS), que permite la consulta on line a la AFIP y dentro del sistema informático de la entidad para traspasar los dólares a la cuenta del cliente. Hasta el momento sólo lo aplicaron el Banco Francés y el HSBC. El home banking es el que presenta aún mayores dificultades, por la falta del software.

Los controles de la AFIP se realizan a partir del cruce de datos de cada contribuyente al momento de la solicitud, lo que implica que la autorización no es acumulativa, ya que depende de que el flujo del mes anterior se haya mantenido como ahorro. En este caso se contabiliza a favor. En contra, se descuentan los pagos por tarjeta de crédito, consumos y gastos del solicitante. El sistema emite además alertas en caso de inconsistencias muy groseras. Un caso fue el de un empleado de una empresa importante, que era utilizado por la firma para que adquiriera dólares. El cadete cobraba 4000 pesos y registraba 30.000 dólares adquiridos en el año fiscal. Este no fue un caso de fraude, pero debió ser normalizado con la empresa. También hay casos de bancos donde se registró la utilización de un código de importador, por el cual compraron –con el mismo número– 143 personas. La AFIP detectó, tal como anticipó días atrás la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, al menos diez empresas que recibieron Crédito del Bicentenario y solicitaron autorización para comprar dólares a los bancos.

Los directivos de la AFIP aseguraron que el cruce de datos se realiza de manera técnica, sin lugar a discrecionalidades. También rechazaron que otras dependencias oficiales utilicen la información, ya que se encuentra vigente la ley de secreto fiscal, de-sestimando los rumores de que se usaban los datos para apretar a los empresarios. El centro de datos cruza información del contribuyente, tanto además como usuario de comercio exterior y como empleador. Con esto –explican– se traza el perfil que se utiliza para la aprobación de las solicitudes para la compra de dólares en el sistema formal.

Compartir: 

Twitter
 

La gran pantalla donde los técnicos pueden seguir las operaciones on line, en el centro de cómputos de la AFIP.
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.