ECONOMIA › AVANZA EN LAS AUTOMOTRICES LA SUSTITUCION DE IMPORTACIONES

Si se hace acá, mejor no importar

El Ministerio de Industria estableció que las terminales deberán sustituir compras de aceros en el exterior por producción nacional. Por la mayor integración local, el convenio permitiría ahorrar importaciones por 120 millones de dólares anuales.

 Por Javier Lewkowicz

El Gobierno pretende avanzar este año en la sustitución de importaciones de insumos difundidos en la industria automotriz. Para lograr ese objetivo, ayer la ministra de Industria, Débora Giorgi, se reunió con representantes de las terminales, el sector de la forja y una acería, donde se cerró un acuerdo para que las automotrices reemplacen aceros especiales que actualmente compran en Brasil por un monto que ascendería a 120 millones de dólares anuales. “La Argentina no va a importar ningún insumo difundido para la industria automotriz que se pueda producir en el país”, aseguró la funcionaria. Las automotrices advirtieron que los futuros proveedores deberán realizar inversiones y mejorar la calidad. La acería beneficiada pertenece al controvertido empresario Sergio Taselli.

En 2011 se produjeron en el país 828.771 autos, un record histórico, que representa una suba anual del 15,7 por ciento. Según estimaciones de Adefa, la Argentina avanzará un escalón en el ranking de los mayores productores mundiales, para llegar al puesto 19º. Ese desempeño guarda estrecha relación con la dinámica positiva del mercado local y el de Brasil, hacia donde se dirige la mayor parte de las exportaciones. Por su parte, los concesionarios vendieron 857.983 autos, un volumen que posiciona a la Argentina como un mercado sumamente atractivo. De hecho, Chevrolet recientemente informó que el mercado local fue el séptimo más importante a nivel de unidades.

La contracara de ese desempeño es el escaso nivel de integración de partes y piezas locales de los vehículos, que determinó que el año pasado todo el complejo automotor (terminales y autopartistas) haya finalizado con un déficit comercial de 8 mil millones de dólares. Ese monto es el 80 por ciento del superávit de la balanza comercial en el mismo período.

Una parte importante de la producción nacional de aceros especiales se concentra en la firma Aceros Zapla, en Palpalá, Jujuy, ex Altos Hornos Zapla. Pertenece al empresario Sergio Taselli, procesado por la Justicia por presunta administración fraudulenta en la concesión de la mina de Río Turbio y a quien el gobierno de Néstor Kirchner le quitó en 2007 la concesión de las líneas Roca, San Martín y Belgrano Sur por deficiencias en la prestación del servicio. La firma Volkswagen utiliza a Taselli como proveedor. Otra terminal, en cambio, trabaja con Acindar.

“Hay un productor local que tiene escala, que hizo inversiones y no tiene problemas de calidad o competitividad. Por eso sentamos a las partes para que se pongan a negociar y se avance en una sustitución inmediata”, indicaron a este diario desde Industria con relación a Taselli. Las automotrices importan de Brasil cerca de la mitad del acero especial que consumen.

El reemplazo de producción importada sería de 120 millones de dólares al año, según estimaciones oficiales, aunque desde el sector privado se proyectaba un número menor. “Estamos trabajando para generar mercado a las empresas que producen los insumos difundidos, y les exigimos que realicen las inversiones para lograr escala y precios competitivos a nivel internacional”, dijo Giorgi. La intención oficial es que desde el mes que viene las compras de acero especial por parte de los forjadores y terminales automotrices sea a través de la compañía de Taselli.

Las terminales se mostraron menos optimistas. “Hay que ver la factibilidad, porque hay mucha variedad de aceros especiales. El fabricante nacional tendrá que hacer muestras, ensayos y todos los desarrollos necesarios. En relación con los tiempos, no todas las empresas están en las mismas condiciones”, manifestó un represente de una automotriz que asistió ayer al encuentro. Taselli e Industria, en cambio, aseguran que el acero ya está homologado y casi todas las clases de acero especial que ahora se comprarían a la industria local “en algún momento ya se les vendió a las terminales”. Además de la intención de sustituir importaciones en este rubro, el Gobierno pretende avanzar también en aceros laminados y plásticos, para lo cual ya hay agendadas reuniones con el sector privado.

Compartir: 

Twitter
 

Además de aceros especiales, el Gobierno estudia reducir importaciones de laminados y plásticos.
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared