EL PAIS › MACRI ANULARA UN AUMENTO DEL SUBSIDIO A TEATRO POR LA IDENTIDAD

Un veto contra la identidad

La decisión afecta a la organización que nuclea a los actores que trabajan junto a Abuelas de Plaza de Mayo en la difusión de las apropiaciones de nietos durante la dictadura. La ley había sido votada por unanimidad.

 Por Werner Pertot

Mauricio Macri envió a la Legislatura el último de los 102 vetos de la gestión PRO. Por ese decreto, el jefe de Gobierno anula un aumento del subsidio a Teatro por la Identidad (TXI), el grupo de actores que trabaja junto a Abuelas de Plaza de Mayo en la difusión de las apropiaciones de nietos durante la dictadura. La asociación civil sin fines de lucro TXI emitió un comunicado en el que advirtió que sin ese dinero “no podrá seguir funcionando”. Entre los argumentos del veto, Macri señala que existe “una universalidad de actores culturales” y que no encuentra motivos para aumentar el subsidio con el que solventa algunos de sus costos TXI. Desde la comisión que conduce ese espacio, reclamaron que Macri revise su decisión.

Como el decreto todavía no fue publicado en el Boletín Oficial, aún no tiene validez legal. Sin embargo, los diversos vetos que entraron a la Legislatura la semana pasada se fueron publicando durante esta semana. El subsidio original a TXI fue otorgado por una ley de la Legislatura en 2009. En ese momento, el monto era de 72.000 pesos y se le otorgaba por cinco años, con la posibilidad de que se prorrogara por otros cinco para que “pueda afrontar los costos de sus actividades artísticas”.

Tres años más tarde, la legisladora kirchnerista Gabriela Alegre presentó una modificación del monto: de 72 mil a 179 mil. En los fundamentos de su proyecto de ley, advirtió que “diversos conceptos que integran los costos sufrieron incrementos significativos. A modo de ejemplo, según se deduce del dictamen firmado en 2008 por la Comisión de Hacienda y el proyecto de gastos para el 2012 de la Asociación, el alquiler de su sede se incrementó en 31.200 pesos; las expensas aumentaron más de 3200 pesos; los costos por servicios públicos crecieron más de 8000 pesos y los gastos de honorarios profesionales y salarios administrativos sufrieron una suba de 41.000 pesos”. Alegre también destacó que TXI incrementó la cantidad de actividades, con seminarios y talleres de dramaturgia, narración oral y actuación.

El veto que lleva la firma de Macri –al que tuvo acceso Página/12– estipula que “el subsidio anual actualmente vigente resulta suficiente y razonable” para cubrir los gastos. Afirmaron que el aumento de un 149,72 por ciento del subsidio “implicaría comprometer a futuras administraciones, afectando sus ejercicios presupuestarios”, aunque la Legislatura había aprobado la partida correspondiente en el Presupuesto 2012. Y remarcaron que “si bien esta gestión considera de vital interés cultural la labor llevada a cabo por TXI, también entiende que existe una universalidad de actores culturales que (...) contribuyen a la cultura de nuestra ciudad, no resultando conveniente generar situaciones que puedan afectar el principio de equidad”. Este es el texto del veto que todavía no fue publicado, pero ya ingresó a la secretaría parlamentaria de la Legislatura. En esta decisión, Macri se muestra consecuente: en 2010 también vetó un fondo destinado a Abuelas de Plaza de Mayo, que se había aprobado en diversas gestiones anteriores a él.

“En el veto, Macri argumenta que hay muchos actores culturales que contribuyen a la cultura de la ciudad. Pero TXI no es un actor cultural más: su labor apunta a sensibilizar a la sociedad respecto de la necesidad de restituir la verdadera identidad a quienes la perdieron durante la última dictadura militar”, respondió Alegre, autora del proyecto de ley. “La contribución de TXI no es una más entre muchas, sino una que apunta específicamente a esclarecer delitos de lesa humanidad. Por tanto, no es equiparable a la contribución de otros actores culturales”, insistió la legisladora. En su equipo de asesores, calcularon que el incremento anual del subsidio es de 107 mil pesos: es decir, menos del 0,0004 por ciento del presupuesto total del Gobierno porteño. También recordaron que la Legislatura no sólo votó por unanimidad la ley, sino que dispuso de una partida en el Presupuesto 2012: agregaba 100 mil pesos en transferencias al dinero del que dispone la Subsecretaría de Derechos Humanos porteña, que conduce el silente Claudio Avruj.

Desde Teatro por la Identidad publicaron un comunicado en su sitio oficial en que alertaron sobre el inminente veto de Macri y el hecho de que “TXI no puede seguir funcionando” sin ese dinero. Una de las fundadoras de TXI, la actriz Cristina Fridman, indicó a este diario: “Yo espero que Macri reflexione y se informe sobre la labor de TXI durante 12 años a nivel nacional e internacional. A través del arte, trabajamos con la apropiación y para que se recupere a las 400 personas que no saben quiénes son”. “Vamos a seguir trabajando, en la calle o como sea”, afirmó.

“No entiendo cómo piensa que 72 mil pesos anuales sirven para pagar un alquiler del departamento, los servicios de luz, gas, agua y realizar todas las actividades que estamos haciendo. La mayoría lo hacemos en forma solidaria, con plata de nuestro bolsillo”, advirtió Fridman. “Trabajamos todo el año en ex centros clandestinos de detención, en escuelas. Da la impresión de que Macri no tiene idea de la labor que desarrollamos, que tiene la adhesión de toda la comunidad teatral. Ojalá que reflexione y vea que hace a una política cultural apoyar este espacio”, consideró. Ningún funcionario porteño quiso contestar a los llamados de Página/12 para responder si habrá o no una revisión de la medida por parte del procesado jefe de Gobierno.

Compartir: 

Twitter
 

El del Teatro por la Identidad sería el veto número 102 de la gestión de Mauricio Macri.
Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared