ECONOMíA › ENCUENTRO ENTRE FUNCIONARIOS ARGENTINOS Y BRASILEñOS PARA EVALUAR EL COMERCIO BILATERAL

Información y cooperación entre socios

La secretaria de Comercio Exterior de Brasil, Tatiana Prazeres, fue informada sobre el sistema de declaración jurada de importaciones. También se acordó que coordinarán políticas para presionar a las terminales para que aumenten la integración local.

 Por Javier Lewkowicz

Cinco funcionarios argentinos de peso en el manejo de la política comercial e industrial recibieron ayer a la secretaria de Comercio Exterior de Brasil, Tatiana Prazeres, para darle precisiones sobre el nuevo sistema de declaración jurada de importaciones. Además, en la reunión se acordó que ambas administraciones buscarán, de forma coordinada, presionar a las multinacionales para que aumenten la integración de piezas e insumos locales en sus productos. Participaron del encuentro, organizado para bajar la tensión bilateral que despertó la nueva medida de supervisión de las importaciones, la ministra de Industria, Débora Giorgi; el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray; los secretarios de Comercio Exterior e Industria, Beatriz Paglieri y Eduardo Bianchi, respectivamente, y el embajador argentino en Brasil, Luis María Kreckler.

“La Argentina no es un problema para Brasil sino que es parte de la solución. Ambos gobiernos deben seguir trabajando para capturar el comercio intrarregional”, señaló Giorgi. Al comienzo de la reunión, Echegaray explicó a Prazeres cómo funciona el sistema de declaración jurada. La funcionaria brasileña dijo que esperarían a ver cómo se desarrollaba el nuevo esquema. La política de administración de comercio que aplica la Argentina con mayor firmeza desde 2009 generó diversos episodios de tensión con Brasil pero, a diferencia de otras oportunidades, el gobierno argentino no ofreció un “canal rápido” o “tratamiento diferencial” para las importaciones desde el país vecino.

La necesidad de equilibrar la balanza comercial fue uno de los temas que se abordó ayer, en especial la del sector automotor-autopartista. En 2011 se produjeron 828.771 autos y se vendieron 857.983 vehículos en el mercado interno: ambas cifras fueron máximos históricos. La contracara de ese proceso es que el déficit comercial de todo el complejo automotor finalizó en unos ocho mil millones de dólares, lo que representa el 80 por ciento del superávit comercial en el mismo período. En particular, el déficit argentino con Brasil en autopartes fue de 3700 millones de dólares. Por su lado, el rojo total brasileño del sector autopartista ascendió a 25 mil millones.

Las automotrices que operan en el sector tienen una política de provisión de partes que se decide en las casas matrices, ubicadas en Estados Unidos, Europa y Asia. “Ambos gobiernos deben impedir que las multinacionales sigan tomando decisiones de acuerdo con la renta global, buscando licuar las crisis de sus países de origen con las ganancias que obtienen en el Mercosur”, indicó Giorgi. La estrategia de las terminales se replica en autopartistas, que en muchos casos deben responder a sus clientes para mantener su cuota de mercado.

Se acordó crear una comisión para consensuar los criterios que ambos países exigirán a las terminales, para que asignen los costos de las autopartes fabricadas en la región y así hacer una comparación equitativa de precios con los insumos de extrazona. A la vez, un grupo de empresarios brasileños realizará una misión a nuestro país, que encabezará el titular de la Federación de Industrias de San Pablo, Paulo Skaf, para comprar autopartes. Skaf se reunió con funcionarios argentinos la semana pasada.

A la vez, los funcionarios trabajaron sobre el grupo de 100 posiciones arancelarias que cada país del Mercosur podrá presentar para subir la protección comercial. Tanto Giorgi como Paglieri mantuvieron diversos encuentros con sectores pyme que requerirían una suba arancelaria. En cuanto al déficit estructural bilateral que desfavorece a la Argentina, Giorgi dijo en la reunión que “hay 31 mil millones de dólares en manufacturas que Brasil importa del mundo y podría hacerlo desde nuestro país, de los que un 20 por ciento podría ser abastecido en forma inmediata”. Un avance concreto se dio en la posibilidad de acordar ventas de barcazas y remolques argentinos a Petrobras.

Compartir: 

Twitter
 

“La Argentina no es un problema para Brasil, sino que es parte de la solución”, señaló la ministra Débora Giorgi.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.