ECONOMíA › LA ACTIVIDAD SE ESTANCO EN SEPTIEMBRE CON UNA SUBA DE APENAS 0,1 POR CIENTO

La economía en la meseta

En nueve meses, la expansión es de 2,1 por ciento en comparación con el mismo período de 2011. Se prevé una recuperación en el último trimestre, pero no se llegará al 3,26 por ciento anual que les permitiría a los bonistas cobrar un plus.

La actividad económica se mantuvo estancada en septiembre con una mejora de apenas 0,1 por ciento en términos inte-

ranuales y 0,3 por ciento con respecto al mes anterior, según informó ayer el Indec. En nueve meses, la expansión es de 2,1 por ciento en comparación con el mismo período de 2011. El crecimiento acumulado hasta ahora evidencia que ya es prácticamente imposible que el producto suba más de 3,26 por ciento este año, aun con la recuperación que se espera para el último trimestre. Por lo tanto, los bonistas no cobrarán en 2013 el plus por crecimiento del PBI que reciben cuando la economía se expande al menos ese porcentaje y el Gobierno podrá destinar ese dinero, unos 2800 millones de dólares, a la adquisición de bienes de capital.

En sus informes sectoriales, el Indec ya había advertido que septiembre había sido un mes relativamente flojo para la actividad económica. El órgano estadístico indicó que la industria bajó 4 por ciento en forma interanual, la construcción un 5,2 por ciento, las exportaciones un 12 por ciento y las importaciones un 14 por ciento. Por su parte, el consumo de servicios públicos se desaceleró al 5,1 por ciento, cuando a principios de año esa tasa estaba cercana al 10 por ciento. Igual comportamiento se detectó en supermercados con un avance de 13,3 por ciento y en centros de compra con una suba de 10,9, por debajo del 20 por ciento de los meses previos.

En septiembre, la industria se vio arrastrada por las fuertes caídas del sector automotor (-13,7 por ciento) y la siderurgia (-11,6 por ciento). No obstante, el sector acumula un crecimiento de 2,3 por ciento y la ministra de Industria, Débora Giorgi, dijo que terminará creciendo entre 4 y 5 por ciento. Por lo tanto, en el último trimestre se espera una recuperación. El dato de la industria automotriz correspondiente a octubre, que se conoció la semana pasada, se mostró en línea con el pronóstico de Giorgi, pues la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) informó que la producción inte-

ranual creció 8,4 por ciento por la fuerte suba de las exportaciones, que treparon 20,7 por ciento. Eso arrastrará también a la siderurgia y otras industrias conexas.

El consumo en supermercados y shoppings, por su parte, si bien se desaceleró en septiembre, sigue creciendo a dos dígitos y se espera que en el último trimestre mejore con respecto a las cifras de este último mes, fundamentalmente por el impulso que dará el medio aguinaldo de diciembre y las fiestas navideñas.

En la construcción, en cambio, la situación es más preocupante aún. La caída de septiembre fue de 5,2 por ciento y el acumulado muestra un retroceso de 2,7 por ciento. Además, en la encuesta de expectativas sólo el 11,5 por ciento de los empresarios que se dedican principalmente a obras privadas dijo que espera una mejora, mientras que entre los que se dedican a la obra pública ese porcentaje llega apenas al 20 por ciento.

La industria por sí sola puede ayudar a que la economía vuelva a la senda del crecimiento en el último trimestre. Y el consumo también ayudará. Eso servirá para salir del estancamiento de este mes, pero no alcanzará para que se llegue a crecer al menos un 3,26 por ciento en 2012, como desean los bonistas que esperan cobrar el plus por crecimiento. El mes pasado, este diario informó que para que eso pudiera ocurrir la economía tenía que crecer en septiembre, octubre, noviembre y diciembre un 1,65 por ciento cada mes con respecto al anterior. Algo muy difícil. De hecho, el crecimiento interanual, que en julio había sido de 0,5 y en agosto de 0,2 por ciento, en septiembre fue apenas de 0,3 por ciento. Por lo tanto, es casi seguro que el año próximo el gobierno dispondrá de más recursos para inversión, los cuales posiblemente serán destinados a apuntalar la recuperación de la producción petrolera a través de YPF, un objetivo central que se fijo este gobierno y que lo llevó incluso a estatizar la compañía para tratar de lograrlo.

Compartir: 

Twitter
 

La industria automotriz mostró un flojo desempeño en septiembre, pero en octubre mejoró.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.