ECONOMíA › ACTUALIZACIóN DE APORTES, MONTOS Y ESCALAS DE INGRESOS

Cambios para el Monotributo

Las modificaciones se definirán en el marco del diálogo con empresarios y sindicatos convocado por el Gobierno, adelantó el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray. Están inscriptos 2,7 millones de monotributistas.

 Por Tomás Lukin

Existen 2,7 millones de monotributistas, el 22 por ciento del total de ocupados del país. Si bien no despierta el mismo interés entre sindicatos y cámaras empresarias que el Impuesto a las Ganancias, el régimen de Monotributo genera tensiones y demandas desde ambos sectores. Por su parte, el equipo económico reconoce que existen aspectos para actualizar y corregir, ya que en ese sistema se ocultan diferentes situaciones de empleo precario. El titular de AFIP, Ricardo Echegaray, reiteró ayer que está evaluando modificaciones para el tributo, pero señaló que los cambios se discutirán en el marco de las mesas de diálogo que convocó el Gobierno. La AFIP analiza actualizar escalas de facturación e incrementar la parte impositiva del Monotributo, dos aspectos que no reciben modificaciones desde 2010. Incrementar nuevamente los componentes destinados al sistema de salud y la seguridad social también forma parte de las herramientas disponibles. La actualización del monto destinado a salud es un planteo recurrente de los gremios, que reclaman mayores fondos para las obras sociales. Elevar el componente para las jubilaciones representa una necesidad para asegurar la sustentabilidad del sistema previsional.

Si bien todavía está en una etapa embrionaria, la AFIP está analizando utilizar el Monotributo para implementar incentivos destinados a microempresarios con la mira puesta en la formalización de sus trabajadores. Entre los empleadores monotributistas, los niveles de no registración de sus asalariados ascienden al 77 por ciento, más del doble del promedio de la economía. Por eso la AFIP está trabajando en el diseño de un “régimen tarifado especial” que permita regularizar a bajo costo esas situaciones.

A diferencia de los cambios introducidos la semana pasada en Ganancias, las medidas vinculadas al Monotributo no tienen “costo fiscal”. Por el contrario, la actualización de los componentes redundaría en mayores ingresos para el fisco. Sin embargo, las medidas no tienen ese objetivo ya que el tributo representa menos del 1,0 por ciento de la recaudación total.

- Actualizar el impuesto: El Monotributo contiene tres componentes: impositivo, seguridad social y sistema de salud. Sólo el primero de ellos es variable según cada categoría: oscila entre 39 pesos por mes para la categoría B, que permite facturar hasta 24 mil pesos, y 1600 pesos mensuales para quienes tienen ingresos de 200 mil pesos al año. Para cambiar ese componente hace falta una ley.

En cambio, los componentes de seguridad social y el sistema de salud son montos fijos para todas las categorías. El último cambio en el régimen de Monotributo comenzó a regir a partir de julio de 2012, cuando la suba en la porción de la cuota destinada a la seguridad social fue de 110 a 157 pesos mensuales, y el sistema de salud de 70 a 110 pesos por mes.

Desde el equipo económico reconocen que son sumas bajas en relación con los aportes que hacen los trabajadores en relación de dependencia en materia de salud y jubilaciones. “Un monotributista que factura 144 mil pesos al año, equivalentes a 12 mil pesos mensuales, los aportes que realiza para el sistema de salud y jubilaciones son irrisorios”, ejemplifican. No se trata de igualar a los trabajadores en relación de dependencia con los monotributistas, sino abordar el hecho de que alrededor del 12 por ciento de los trabajadores que aportan al SIPA lo hacen bajo el régimen de Monotributo.

- Modificar las escalas: El impuesto vigente desde fines de 1998 está estructurado en ocho tramos, desde 24 mil pesos anuales de Ingresos Brutos hasta 200 mil pesos, con cortes en 36 mil, 48 mil, 72 mil, 96 mil, 120 mil y 144 mil pesos. Para el caso de la venta de bienes muebles, las categorías más altas son de hasta 235 mil, 270 mil y 300 mil pesos. En 2010, la AFIP unificó la categoría A y B en un límite de 24 mil pesos anuales. Ese fue el único cambio que introdujo. “Tenemos límites de facturación de 200 mil y 300 mil pesos para el Monotributo, pero hay contribuyentes que no deberían ser monotributistas y se hacen los enanos fiscales”, advirtió la semana pasada Echegaray.

Compartir: 

Twitter
 

La AFIP analiza actualizar escalas de facturación e incrementar el componente impositivo del Monotributo.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.