ECONOMíA › LA UNIóN EUROPEA CUESTIONó EL PROTECCIONISMO DE LA ARGENTINA, BRASIL Y OTROS EMERGENTES

Haz lo que digo, pero no lo que hago

La preocupación de Europa no responde a una vocación natural por el librecambio, sino a una necesidad de superar la crisis a través de la colocación de sus productos en mercados emergentes de rápido crecimiento.

La Unión Europea (UE) se quejó por el incremento de la protección comercial en economías emergentes y apuntó a la Argentina, Brasil, Rusia, India, Indonesia y Ucrania. “Tenemos que mantener nuestra postura en la lucha contra el proteccionismo. Es inquietante ver tantas medidas restrictivas que siguen siendo adoptadas y casi ninguna que es abolida”, dijo el titular de la Comisión de Comercio de la UE, Karel De Gutch. La preocupación de Europa no responde a una vocación natural por el librecambio, sino a una necesidad de superar la crisis a través de la colocación de sus productos en mercados emergentes de rápido crecimiento.

La Comisión Europea difundió ayer un reporte sobre medidas de “restricción comercial” donde insta a los dirigentes políticos que participarán en los próximos días de la reunión del G-20 de San Petersburgo a “confirmar la necesidad de preservar la fluidez del comercio, reafirmar el compromiso a no recurrir a medidas que restrinjan el comercio y a rectificar cualquier medida ya introducida”. La cuestión comercial estará en la agenda del G-20 y el principal insumo por parte de los europeos para criticar a países como la Argentina será este informe.

El documento advierte que, en el último año, 154 nuevas medidas de protección comercial fueron instrumentadas y sólo 18 se eliminaron. Desde octubre de 2008, cuando comenzó la crisis internacional, los países aplicaron 688 regulaciones al comercio. “En particular, economías emergentes como las de Argentina, Brasil, India, Indonesia, Rusia, China, y recientemente Sudáfrica y Ucrania, desplegaron el mayor número de medidas potencialmente restrictivas”, indica la UE. En tanto argumenta por el librecambio de manera explícita: “Al mantener sus mercados abiertos, estas economías en rápido desarrollo no sólo mejorarán su competitividad, sino que contribuirán a la recuperación económica en otras partes del mundo”.

Los datos sobre comercio mundial confirman la preocupación por el acceso a terceros mercados que muestran los países europeos. El peso de las ventas de la UE con relación a los valores de exportación globales fue en promedio bastante superior al 40 por ciento desde los ’80 hasta la última crisis internacional. El año pasado, ese valor cayó al 33,6 por ciento. Las exportaciones de la UE permanecieron el año pasado prácticamente estancadas en relación con 2011, y en el primer trimestre de 2013 la caída interanual fue de 1,8 por ciento.

La Comisión Europea estima que el bloque regional este año crecerá cero por ciento y 1,3 por ciento el año que viene. En cambio, las economías emergentes, traccionadas por China e India, avanzarán 5,3 por ciento este año y 5,7 en 2014. A través de una mayor libertad de comercio, Europa podría aprovechar la dinámica emergente y vender más.

En cuanto al tipo de medidas adoptadas por los países en desarrollo, el informe menciona los incrementos de tarifas u otras tasas sobre la importación, licencias, precios mínimos y derechos de exportación. También atribuye a Brasil, la Argentina y la India “requerimientos de localización” y critica las medidas de estímulo a la exportación de parte de Brasil, Sudáfrica, Turquía, Japón y Corea del Sur. Mención especial hace la UE a la expropiación de las acciones de Repsol en YPF por parte del Estado argentino “sin haber realizado ninguna compensación hasta la fecha”.

El documento describe la situación de la regulación comercial para cada uno de los países mencionados más arriba. En el caso argentino, recuerda que el gobierno subió, junto a los otros países del Mercosur, el arancel externo común sobre cien posiciones tarifarias. Describe el sistema de licencias no automáticas, “desmanteladas bajo la amenaza de la OMC” y las declaraciones juradas de importación. También critica la política de forzar a las empresas a equilibrar su propia balanza comercial a través del incremento de las exportaciones o la sustitución de importaciones por producción local. Ese mecanismo, dice, “está todavía bajo el análisis de la OMC”. Además observa el uso de medidas antidumpig, retenciones e incluso la prohibición a la compra de dólares para atesoramiento.

Compartir: 

Twitter
 

El titular de la Comisión de Comercio de la UE, Karel De Gutch, formuló las críticas.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.