EL PAíS › EL JEFE DE GOBIERNO AHORA BUSCA POSICIONARSE PARA 2015 CON CRíTICAS A MASSA; DESDE EL FRENTE RENOVADOR LE RESPONDIERON

Una letra de Pimpinela para el acuerdo Massa-Macri

En un cambio de estrategia, Macri plantea que Massa debe aclarar dónde va a jugar y criticó la presencia en su armado de Alberto Fernández. El ex jefe de Gabinete dijo que es una respuesta a la mala elección que hizo Macri en Capital.

 Por Werner Pertot

Se acabó lo que se daba. Mauricio Macri salió a posicionarse como candidato a presidente y a tomar distancia de su (¿ex?) aliado Sergio Massa. El jefe de Gobierno indicó que el acuerdo con el intendente de Tigre fue sólo “por el voto útil”, y que todo se termina en octubre. “No significa que el día después tengamos algo para construir juntos”, indicó el líder del PRO, quien recordó que junto a Massa está el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández. Con esta estrategia, Macri busca adelantarse al daño que le haría a su proyecto presidencial una nueva victoria de Massa en octubre. En el massismo bajaron la consigna de no responder y hacer silencio. El único que no la respetó fue Alberto Fernández, quien sostuvo que Macri dice estas cosas porque no tiene armado nacional y le fue mal en la Ciudad de Buenos Aires en las PASO.

Desde que incluyeron a los tres candidatos macristas en la lista de diputados de Massa (y otros tantos a nivel provincial), los massistas y los macristas no consiguieron ponerse de acuerdo en cómo comunicar lo pactado. Según Macri, había una alianza con Massa. Según los adláteres del candidato del Frente Renovador, no había acuerdo con el PRO sino con algunos intendentes, como Jorge Macri, de Vicente López. El intendente de Almirante Brown, Darío Giustozzi, fue el primer encargado de fustigar al PRO. La semana pasada lo relevó Malena Galmarini, la esposa de Massa, cuando dijo que “no hubo noviazgo” con los macristas.

Hora de romper

En el fin de semana, la mesa chica del PRO resolvió un cambio de estrategia comunicativa. “En 2015 tenemos que jugar o jugar, y se están acelerando los tiempos”, indicaron a este diario. Evaluaron que una nueva victoria de Massa en octubre por más de cinco puntos los complica en el proyecto presidencial de Macri, que adolece de un armado imprescindible en la provincia de Buenos Aires. Resolvieron salir a posicionar a Macri, que dio entrevistas a tres medios afines. Allí remarcó que irá por la presidencia en 2015 y le señaló a Massa una serie de “ambigüedades”. Como adelantó Página/12, Macri no descartó, no obstante, la posibilidad de ir a una interna con Massa en las PASO de 2015.

Ayer, Macri profundizó esa estrategia en las radios. “Hay un capítulo por terminar de esclarecer: para qué lado va a ir Massa. Si solamente para el lado de oponerse dentro del PJ para, con alguna variante, intentar disputar el poder, o si realmente está intentando demostrar que quiere producir un cambio en la política”, indicó el procesado jefe de Gobierno, quien curiosamente se empezó a acercar en esto al discurso de su ex-ex aliado Francisco de Narváez. Macri advirtió que en “el palco de Massa” del 11 de agosto había “varias personas del kirchnerismo, con Alberto Fernández a la cabeza”. “No me puedo olvidar de que (Fernández) fue el que tripuló la calumnia contra (Enrique) Olivera en la primera campaña, e hizo lo mismo con la efedrina cuando yo iba con Francisco de Narváez”, les apuntó Macri, como nunca hasta ahora. De hecho, su primo Jorge Macri estuvo en el bunker de Massa y, hasta ayer, habían pasado por alto la presencia de Alberto Fernández.

El líder del PRO llamó a la lista del Frente Renovador, que también integran sus candidatos, “una rejuntada rápida”. “Lo nuestro es un compromiso con otra forma de hacer política, sin parches. No vamos por una rejuntada rápida y que nada cambie, salvo algunas figuras.” Detrás del jefe de Gobierno salió la división Panzer del PRO a pegarle a Massa. “Sergio no me significa mucho de lo nuevo cuando lo veo a Alberto Fernández ahí”, le tiró el vicepresidente primero Cristian Ritondo. “Las declaraciones de Macri tienen que ver con que si hay tres candidatos del PRO en la lista de Massa, lo que nos reconocen es casi el 30 por ciento de la lista”, afirmó.

“El acuerdo con Massa tuvo el objetivo de frenar la posibilidad de reelección de Cristina Fernández de Kirchner, pero no olvidemos que Massa critica ahora a un gobierno nacional en donde él participó y fue parte”, recordó el candidato macrista y subsecretario de Asuntos Públicos, Alvaro González. “Nosotros tenemos algo nuevo y Massa lleva al palco a Alberto Fernández”, insistió el titular del Banco Ciudad, Federico Sturzenegger.

Fuera de carrera

Desde el massismo decidieron hacer un silencio total. “No tenemos nada que decir”, repitieron diversos voceros a este diario, aunque la animadversión hacia el líder de PRO iba en aumento. Algunos, a título personal, lo invitaban a buscar la puerta de salida, pero no hay forma ya de expulsar a los candidatos del PRO que asumirán y serán libres de irse al bloque del macrismo. La posibilidad de una interna con Macri en 2015 no está siendo ni remotamente analizada en Tigre.

El único que habló fue el apuntado Alberto Fernández. “Jaime Duran Barba le ha dicho a Macri que está quedando fuera de la carrera porque su elección en la Capital no ha sido buena, y entonces salió por todos los diarios a plantarse como candidato”, opinó. Fernández contó que, cuando renunció como jefe de Gabinete, “uno de los primeros llamados que recibí fue el de Macri, diciendo que lamentaba que me hubiera ido”. El ex jefe de Gabinete aseguró que “a la luz de lo que dijo Macri, no hay ningún acuerdo con Massa”. E insistió con las debilidades del PRO: “Es un candidato que después de las PASO quedó descolocado en su propio distrito y no logra hacer pie en el resto del país”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.