EL PAíS › OPINIóN

Palizas o ajustes

 Por Horacio Verbitsky

Mi colega Luis Majul me entrevistó ayer en su programa de radio, a raíz de la aparición de mi nuevo libro. Como cierre, me preguntó por qué me negaba a reconocer que el gobierno nacional había sido derrotado por paliza en las elecciones primarias del mes pasado. Le respondí dos cosas. Primero, que en la suma nacional el Frente para la Victoria volvió a ser la primera fuerza, obtuvo mayor porcentaje de votos que en las legislativas de 2009 (única elección equivalente con la que tiene sentido comparar) e incrementó su ventaja sobre la segunda fuerza. Segundo, que fue derrotado en varios distritos electorales, entre ellos el más importante, la provincia de Buenos Aires, donde el Frente Renovador lo aventajó por 5,6 por ciento (36,7 a 31,1 por ciento de los votos válidos emitidos). El domingo en Bariloche, la candidata kirchnerista María Eugenia Martini se impuso con una diferencia de 6,3 por ciento sobre el candidato vecinalista Gustavo Gennuso (33 a 27,7 por ciento) mientras en el tercer lugar apareció el también kirchnerista, pero del Frente Grande, Carlos Valeri (con el 22,7 por ciento). Es decir que entre los dos candidatos kirchneristas sumaron 55,7, el doble que Gennuso. Sin embargo, en su título La Nación dijo que había sido un triunfo “por escaso margen”, y en el cuerpo de la nota, una “ajustada ventaja”. Una paliza son 5,6 puntos de diferencia, y una ventaja estrecha 6,3 puntos, según quién la obtenga. Espero que a Majul le haya quedado clara la respuesta.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.