ECONOMíA › EL PRESIDENTE DE TELECOM ITALIA PRESENTO SU RENUNCIA POR UN CONFLICTO CON ACCIONISTAS

Franco Bernabe se quedó sin tono

Tras la dimisión, allanó el camino para que Telefónica de España pueda incrementar su participación accionaria dentro de Telecom Italia. Esta última compañía atraviesa una situación financiera compleja. Cómo podría impactar en el país.

 Por Sebastián Premici

El presidente ejecutivo de Telecom Italia, Franco Bernabe, presentó ayer su renuncia. Tras la dimisión, allanó el camino para que Telefónica de España pueda incrementar su participación accionaria dentro de Telecom. La compañía italiana atraviesa una situación financiera compleja. Bernabe pretendía que el directorio convalidara una ampliación de capital cercana a los 4 mil millones de dólares para rescatar a la compañía. Como no obtuvo respaldo, renunció. El rechazo del directorio estuvo influenciado por la decisión de César Alierta, CEO de Telefónica, de aumentar su participación en Telco, el principal accionista de Telecom Italia. La operación estaría valuada en 784 millones de euros, pero antes debe ser aprobada por el directorio de Telecom Italia. Los organismos reguladores de la Argentina y Brasil, dos países clave para los negocios de Telefónica y Telecom, están a la espera de cualquier movimiento. En el país existe un acuerdo para que ambas empresas operen de manera separada.

Telefónica integra junto a los bancos Mediobanca e Intesa Sanpaolo y la aseguradora Generali el consorcio Telco, dueño del 22,4 por ciento del capital de Telecom Italia. Su participación accionaria es hoy del 46 por ciento y podría aumentar hasta un 66 por ciento si se concreta la operación planteada por César Alierta al directorio de Telecom Italia. Por otro lado, la compañía italiana es acreedora del 68 por ciento de Sofora Telecomunicaciones, sociedad controlante de Telecom Argentina. El restante 32 por ciento es propiedad de la familia Werthein. Cualquier incremento de capital de Telefónica dentro de Telecom haría más complejo el escenario de competencia en la Argentina.

“La estrategia de Telefónica siempre fue incrementar cuota de mercado a través de la compra de empresas, pero siempre de manera indirecta, utilizando empresas asociadas. Esto resulta complejo para todos los reguladores”, explicó a Página/12 Fernando Amdan, docente de la Universidad de Buenos Aires.

En 2010, el Ministerio de Planificación firmó un acuerdo con Telefónica y Telecom para evitar cualquier tipo de integración entre ambas empresas, luego de una investigación de la Comisión de Defensa de la Competencia que indicó una posible situación de monopolio como producto de la participación accionaria de Telefónica en Telecom, que comenzó a concretarse en 2007.

“Más allá de esta cláusula, se está violando el pliego de licitación de ENTel, donde se fijaron dos áreas de competencia separadas. El mercado ya no es un duopolio, sino un monopolio inaceptable para el crecimiento del sector. Se debería obligar a Telefónica a deshacerse de Telecom Argentina, que sea el Estado el que invierta, u otro capital privado. La competencia debe volcarse a mejorar el servicio para los usuarios, para que el despliegue de las redes sea mayor. Para que esto ocurra, no puede haber un monopolio”, manifestó a Página/12 Cristian Jensen, especialista en telecomunicaciones y ex jefe de asesores de la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados.

Para salvar la deuda financiera de Telecom, Bernabe proponía que los accionistas realizaran un incremento de capital cercano a los 4 mil millones de dólares. El rechazo de su propuesta estaba casi cantado y desde el directorio habían hecho trascender que la otra opción era la capitalización de Telecom a través de la venta de alguna de sus filiales en América latina, Brasil en particular. Bernabe se oponía a esta jugada.

En los últimos tres meses, Telefónica tuvo un incremento de sus acciones del 22,5 por ciento. Su capitalización bursátil aumentó 10 mil millones de euros, al pasar de 44.100 millones a 54.020 millones de euros. Como parte de su estrategia global, las filiales de la Argentina y Brasil son las que más recursos ofrecen a Telefónica de España. Los ingresos desde la Argentina representaron durante los primeros seis meses del año unos 1829 millones de euros, es decir un incremento anual del 24,1 por ciento. En Brasil, los ingresos fueron de 6430 millones de euros.

Compartir: 

Twitter
 

Bernabe pretendía que el directorio convalidara una ampliación de capital cercana a los cuatro mil millones.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.