ECONOMíA › ESTIMAN QUE LA PARTICIPACIóN DEL TRABAJO EN EL PRODUCTO PODRíA ALCANZAR ESTE AñO EL 40 POR CIENTO

Los salarios, mejor en el reparto

La participación del salario en el ingreso logró un aumento sistemático en la última década, aseguró un trabajo de la Gran Makro. Eduardo Basualdo, de Cifra-CTA, destacó a su vez que dicha participación alcanzará este año “picos históricos”.

La participación de los trabajadores en el Producto alcanzará en 2013 picos históricos por encima de los noventa. “Las paritarias y el aumento de ingreso como la modificación de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias son medidas que ratifican la recuperación de la distribución experimentada el año pasado, y es probable que este año (la masa salarial) termine en torno del 40 por ciento o un poco más del PBI”, afirmó Eduardo Basualdo, coordinador del informe de coyuntura de Cifra-CTA. A su vez, los economistas de la Gran Makro, Agustín D’Attellis y Santiago Fraschina, indicaron que en los últimos diez años hubo un aumento sistemático de la participación del salario en “la torta total de riqueza” y que esta mejora en la distribución seguirá profundizándose.

Este año, la masa salarial se ubicará en 40 por ciento del Producto, aumentando su participación en un punto porcentual respecto de 2012 y en casi 2,5 puntos en relación con 2011. Según Cifra, los elementos que explican este desempeño son los siguientes:

  • La robustez del nivel de ocupación. Mientras que en 2012 se evidenció una fuerte desaceleración de la economía, en el mercado laboral no se registraron pérdidas significativas de puestos de trabajo. Con la reactivación de la actividad en lo que va de este año, se advirtió un leve alza del empleo y una reducción de la tasa de desocupación. Al cierre del segundo trimestre de 2013, el desempleo fue 7,2 por ciento.

  • El aumento de los salarios, debido a la negociación de paritarias. En promedio, los convenios colectivos de trabajo recibieron incrementos por encima del 24 por ciento.

  • Los cambios introducidos en la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias, que redujeron significativamente la cantidad de ocupados alcanzados por el impuesto, retrotrayéndola a niveles similares a los de 2003. El incremento del piso salarial hasta 15 mil pesos mensuales implicó que 1.298.383 empleados dejaran de pagar Ganancias.

  • La moderación del crecimiento del nivel general de precios, lo cual se evidenció en el segundo trimestre de 2013. El control y congelamiento de productos en los supermercados fueron relevantes para contener el proceso inflacionario. El informe de Cifra indicó además que esta tendencia a la baja de los precios ocurrió en línea con un alza de la tasa de interés y del ritmo de devaluación del tipo de cambio. “La modificación de los precios relativos fue compatible con la expansión económica y la mejora en los ingresos de los asalariados”, apuntó el documento.

El incremento de la participación de los trabajadores en el ingreso adquiere relevancia si se tiene en cuenta que desde 2007 existe una fuerte disputa por el reparto de la riqueza (puja distributiva) entre sectores socieconómicos. Para evitar caída de ganancias, empresarios y banqueros apelan a contener la redistribución en favor de los asalariados a través del aumento de los precios. También reclaman por una fuerte corrección cambiaria para reducir sus costos en dólares, un eufemismo para conseguir ajuste sobre los salarios. El informe de Cifra precisó que en 2002, tras la megadevaluación, la participación de los trabajadores en el Producto retrocedió del 38,5 al 31,4 por ciento.

A diferencia de esta redistribución regresiva de la riqueza, luego del estallido de la convertibilidad, en los últimos años hubo una importante recomposición a favor de los asalariados. “Hay una clara evidencia de la recuperación que los trabajadores han tenido en estos años de su participación en el PBI”, apuntaron los economistas de la Gran Makro, para agregar que “el eje de las políticas económicas de la última década, de crecimiento del empleo, de consolidación del mercado interno, es la distribución del ingreso”. Aseguraron que en 2010 y 2011 la crisis internacional y el ciclo económico local estancaron “un poco” la mejora en la distribución, pero que a partir de las políticas tomadas en los últimos meses se logró dinamizar el mercado interno y retomar el crecimiento de la masa salarial en la participación de los ingresos. “A diferencia del modelo ortodoxo que ve el salario como un costo, y su propuesta de mejora de la competitividad viene de la mano del recorte salarial, en los últimos años se comprendió que las remuneraciones de los trabajadores son una fuente de demanda”, concluyen los autores.

Informe: Federico Kucher.

Compartir: 

Twitter
 

Los acuerdos paritarios fueron uno de los factores que consolidaron la redistribución del ingreso.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.