ECONOMíA › LA TARJETA SERVIRá PARA PAGAR EN COMERCIOS Y EN PEAJES DE AUTOPISTAS

Con la SUBE al supermercado

El Gobierno amplió el uso de la tarjeta de transporte para pagar en pequeños comercios y cargar el vuelto de esas compras, incluso en supermercados. También se podrá utilizar para pagar peajes. Competencia con la Monedero.

El gobierno nacional habilitó la utilización de la tarjeta del Sistema Unico de Boleto Electrónico (SUBE) como medio de micropagos en comercios y peajes. Lo hizo a través del decreto 1580/13 publicado ayer en el Boletín Oficial, donde se autorizó a la empresa Nación Servicios, que pertenece al Banco Nación, a la implementación de este nuevo esquema de pago, cuyo objetivo será “agilizar el procedimiento de cobro, solucionar los problemas de disponibilidad de cambio y reducir el manejo de efectivo”. Para los peajes del AMBA, la medida ya está operativa a partir de ayer, mientras que, para el uso en los comercios, el Banco Central deberá dictar una reglamentación que se conocerá en los próximos días, con las características específicas de este sistema. En principio, todas las tarjetas que quieren operar con el esquema de prepagos deberán solicitar una autorización al Banco Central. Esto corre para Monedero, la tarjeta que pertenecía al Grupo Roggio y ahora está en manos de Visa. Monedero hizo un acuerdo con la ciudad de Buenos Aires para competir con la SUBE en el pago de los subtes.

La tarjeta prepaga SUBE cuenta con más de 13 millones de plásticos distribuidos desde su implementación y procesa más de 500 millones de transacciones mensuales. Actualmente existe una red de 4457 puntos de obtención y 4616 puntos de carga habilitados. Con el decreto publicado ayer, la SUBE podrá utilizarse como sistema de micropagos.

El Banco Central ya está analizando la reglamentación correspondiente. En principio, se habilitaría su uso en máquinas expendedoras de bebidas y golosinas. De esta manera se contribuirá al menor uso de monedas. También se está estudiando la posibilidad de que distintos comercios, así como también cadenas de supermercados, puedan cargar la tarjeta con el vuelto de una operación. Es decir, en vez de entregar dinero en efectivo, podrán utilizar ese saldo para cargarlo en la tarjeta SUBE. El objetivo del BCRA es dictar esta resolución en los próximos días.

El sistema Monedero es previo a la llegada de la SUBE. El Grupo Roggio lo había implementado en los subtes, pero también lo había hecho extensivo a distintos comercios. A partir de la implementación de la SUBE, Monedero tuvo que dejar de operar en los subtes. Sin embargo, con el traspaso de este transporte a la Ciudad, Macri acordó con los nuevos dueños de esa tarjeta regresar al subte. Desde el gobierno nacional evaluaron que el posible segundo paso de la empresa Visa será incrementar su presencia en distintos comercios y así pisar fuerte en el segmento de los micropagos.

Por eso, el BCRA tiene previsto dictar su resolución en los próximos días, lo que obligaría a Monedero a suspender su aplicación hasta tanto sea autorizada por la autoridad monetaria. Uno de los requisitos que establecerá el Central está asociado a medidas para prevenir el lavado de dinero. Se establecerá un tope máximo para cargar y pagar con estos plásticos, el cual todavía no fue definido.

La SUBE fue implementada en 2009 como única tarjeta inteligente a ser utilizada como medio de pago en todo el sistema de transporte público urbano de pasajeros. Además de aspectos coyunturales, como la facilidad de pago al superar el sistema preexistente con monedas, el objetivo perseguido fue la generación de información para “fortalecer las tareas de planificación, control, fiscalización y pago de los subsidios”.

El sistema funciona hoy en toda su extensión, ya que se aplica en más de 18.500 colectivos de líneas nacionales, provinciales y municipales, y en 290 estaciones de trenes de la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires. También funciona en el subte porteño.

En cuanto a la utilización de la tarjeta SUBE en los peajes, el decreto indica que “tiene por objetivo primordial lograr mayor practicidad, celeridad y transparencia en las transacciones para los usuarios de tal servicio”. Según el texto del decreto, las empresas concesionarias Autopistas del Sol SA y Grupo Concesionario del Oeste SA, que gestionan los ingresos a la ciudad de Buenos Aires, “efectuaron presentaciones ante Nación Servicios, solicitando la implementación del sistema como medio de cobro en las vías manuales”. Una vez realizado el estudio de factibilidad por el Organo de Control de Concesiones Viales (Occovi), el Ejecutivo procedió a la reglamentación dada a conocer ayer.

Compartir: 

Twitter
 

La tarjeta prepaga SUBE cuenta con más de 13 millones de plásticos distribuidos.
Imagen: Carolina Camps
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.