ECONOMíA › CRECEN LAS UTILIDADES DE LA BANCA PRIVADA CON RESPECTO AL AÑO PASADO

El gran negocio del diferencial de tasas

La mayor captación de plazos fijos a tasas moderadas, producto del cerco al atesoramiento en dólares, que se prestan a un costo mucho más elevado, se reflejó en el alza de beneficios de los bancos privados en lo que va del año.

La ganancia de los bancos privados fue de 1642 millones de pesos en agosto, con un alza del 65,2 por ciento respecto del mismo mes del año pasado. En los primeros ocho meses de 2013, los beneficios ascendieron a 9279 millones de pesos, con 18,2 por ciento de incremento en relación con el mismo período de 2012. Así lo informó ayer el Banco Central. El diferencial de tasas de interés, la operación con títulos públicos y el rubro de servicios financieros explicaron el aumento de la rentabilidad. Pese a las restricciones a la compra de dólares, entidades bancarias pudieron acceder al mercado cambiario y alcanzaron a triplicar sus excedentes en moneda extranjera desde octubre de 2011.

La banca fue una de las actividades más dinámicas de los últimos años. A la salida de la convertibilidad, el sistema financiero registró pérdidas de 15.784 millones de pesos. A partir de ese momento, el rojo fue achicándose año a año hasta que en 2005 se alcanzó un superávit por 648 millones de pesos. Desde esa fecha, la ganancia de los bancos anotó una expansión ininterrumpida para computar un record de 12.086 millones de pesos en 2012. Si se evalúan estos beneficios respecto del patrimonio neto de las entidades para medir la rentabilidad sectorial, el desempeño también resultó notable. En 2008, el margen era del 15,2 por ciento, al tiempo que en agosto de 2013 ascendió a 32,3 por ciento.

Entre los negocios del sistema financiero privado que explicaron estos resultados se destacaron los siguientes rubros.

- Diferencial de tasas de interés entre depósitos y créditos. En 2012, los depósitos a plazo fijo ascendieron a 183.736 millones de pesos, un 36 por ciento más que en 2011. El cerco a la posibilidad de atesorar en moneda extranjera incentivó las colocaciones en pesos de los particulares. La tasa que remuneró esos fondos se ubicó en torno del 14 por ciento. En la otra vereda, los créditos otorgados por la banca al sector privado avanzaron hasta 383.674 millones de pesos en 2012, con un incremento interanual de 31,5 por ciento. El interés promedio sobre estos préstamos fue superior al 25 por ciento. Así, el diferencial entre tasas que cobran y pagan las entidades superó los diez puntos, permitiendo a estas firmas bancarias computar un resultado por intereses de 27 mil millones de pesos. La cifra equivale a cuatro veces el financiamiento otorgado para construcción de vivienda a través de Pro.Cre.Ar en 2013.

- Títulos Públicos y Servicios Financieros. Otro de los negocios importantes del sistema bancario fue la operación con bonos. En 2012, el resultado por tenencia de títulos valores ascendió a 7426 millones de pesos, al aumentar 16,8 por ciento respecto de 2011. El dato adquiere relevancia si se lo compara con 2004, cuando las ganancias por este concepto fueron de 959 millones de pesos. En cuanto al renglón de servicios, los bancos computaron ingresos por 20.081 millones de pesos, contra 15.243 millones de 2011. Estas utilidades por prestaciones “extra” de las entidades bancarias representaron la mitad de la recaudación por el impuesto a ganancias de la cuarta categoría (sobre el trabajo personal) en 2013.

El sistema financiero, además de incrementar sus ganancias en pesos, registró en los últimos trimestres un fuerte aumento de sus excedentes en moneda extranjera. En octubre de 2011, cuando empezaron las regulaciones sobre la compra de dólares, los bancos poseían divisas por 1593 millones de dólares, mientras que en septiembre de este año ese excedente avanzó a 4788 millones de dólares. Sin autorización para girar estos dividendos al exterior, la rama bancaria fue una de las pocas actividades que pudo dolarizarse en el último año y medio. Esto se debió a que existe una regulación que permite a las entidades financieras mantener una proporción de sus activos en moneda extranjera.

La reforma de la carta orgánica del Banco Central habilitó importantes mecanismos para reorientar rentas del sistema financiero hacia sectores estratégicos para la economía. Bajar comisiones bancarias, gravar la renta financiera y redireccionar el crédito hacia pymes y actividades productivas fueron los primeros ensayos.

Informe: Federico Kucher.

Compartir: 

Twitter
 

Un caudal de utilidades originado en el diferencial de tasas, compraventa de bonos y comisiones por servicios.
Imagen: Bernardini Avila
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.