ECONOMíA › EL GOBIERNO MODIFICO LAS ESCALAS Y LAS ALICUOTAS DEL NUEVO IMPUESTO

Para las motos hubo rebaje

El Ministerio de Economía atendió a los reclamos de fabricantes y concesionarios de motos y elevó el piso a partir del cual se aplica el gravamen para el sector. Hizo lo mismo con el impuesto a las embarcaciones.

El Gobierno introdujo cambios a la Ley de impuestos internos que entró en vigencia esta semana con un encarecimiento de la alícuota para autos de alta gama, motos, aviones y embarcaciones. A través de un decreto, el Poder Ejecutivo modificó ayer las alícuotas y escalas del tributo para las motos y embarcaciones. La medida fue celebrada por concesionarios y fabricantes del sector. La legislación promulgada a fines de diciembre estableció que las motos debían abonar un impuesto del 50 por ciento a partir de 22 mil pesos, mientras que para las embarcaciones comenzaba a correr a partir de los 100 mil pesos. El equipo económico revisó esos parámetros y elevó hasta 28 mil pesos el punto de partida del impuesto en el caso de las motos y a 125 mil para los yates y lanchas. Asimismo, se segmentó el impuesto: para las motocicletas entre 28 mil y 50 mil pesos, y para las embarcaciones entre 125 mil y 220 mil, la alícuota pasó a ser del 30 por ciento, y superados esos topes se ubicó en 50 por ciento.

En 2013 los patentamientos de motocicletas subieron 9,2 por ciento, hasta las 710.260 unidades. Las ventas estuvieron en línea con el record de 2011 y fueron dinamizadas por las mejoras salariales. El mercado de las motos exhibió un importante crecimiento a lo largo de la última década, especialmente por la demanda del interior del país. Aunque el 94 por ciento del mercado (motos de baja cilindrada entre 110 y 250 cc) no estaba alcanzado por los cambios en el impuesto, la Asociación Argentina de Motovehículos (Mottos) y los fabricantes afirmaron que la medida afectaba proyectos de inversión de distintas compañías como Yamaha y Honda. Desde Mottos incluso señalaron que algunas de esas iniciativas de ampliación de fábricas fueron financiadas con el Programa de Créditos del Bicentenario.

Con la suba de los impuestos internos a los bienes de lujo, desde Mottos estimaban que los precios de las motocicletas aumentarían 68 por ciento en promedio en vidriera. Damián Szapkievich, director ejecutivo de Mottos, indicó que para el segmento de precios que va de 28 a 50 mil pesos el incremento será de 22 por ciento con los nuevos parámetros. Para las motos más caras el impacto continuará siendo de 68 por ciento.

“Hicieron una evaluación más fina de la medida y el decreto emprolijó los cambios en el impuesto. Las modificaciones son favorables para el sector, tanto para las concesionarias como para la industria”, indicó Szapkievich. Los cambios limitaron el alcance de la medida al elevar el piso a partir del cual se comienza a pagar el impuesto de 22 a 28 mil pesos y aliviaron el impacto del tributo sobre los valores medios al segmentar las alícuotas. Por lo tanto, cuando las empresas terminen de “ajustar” sus listas de precios, el impacto de los cambios en los impuestos a los bienes de lujo sobre los precios de las motos debería reducirse. El representante de la cámara sostuvo que al elevar el punto de partida del impuesto desde 22 mil a 28 mil pesos el alcance de la medida se reduce al 3 por ciento del mercado de motos, mientras que si se mantenía la legislación como salió del Congreso hubiera afectado al 6 por ciento.

Durante el debate legislativo a fines de 2013, el Frente para la Victoria y sus aliados accedieron a segmentar el impuesto aplicado a los autos considerados de alta gama. Pero los cambios no se extendieron hacia las motos y barcos hasta ayer. El decreto que implementó las modificaciones lleva la firma de Cristina Fernández de Kirchner, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y los ministros de Economía e Industria, Axel Kicillof y Débora Giorgi.

Para las embarcaciones, el Gobierno resolvió que “se deja transitoriamente sin efecto el impuesto establecido en su Artículo 39 para aquellas operaciones cuyo precio de venta, sin considerar impuestos, incluidos los opcionales, sea igual o inferior a 125.000 pesos”. Las embarcaciones que tengan un precio de venta sin impuestos que oscile entre los 125 mil y 220 mil pesos deberán abonar una tasa del 30 por ciento. Aquellas que tengan un precio superior tendrán que pagar un gravamen del 50 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

Las motos desde 28 mil pesos pagarán 30 por ciento de impuesto y, desde 50 mil, 50 por ciento.
Imagen: Adrián Pérez
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.