ECONOMíA › CUARTO INTERMEDIO EN LA PARITARIA METALúRGICA

No hubo acercamiento

El segundo encuentro entre la UOM y las cámaras patronales, convocado por la cartera laboral, no logró acercar posiciones entre las partes. El gremio insiste en un aumento del 30 por ciento.

No va a ser fácil para quienes aspiran o alientan el cierre de las paritarias con aumentos “moderados” encontrar gremios de peso que accedan a firmar acuerdos salariales con subas en torno del 25 por ciento. Las noticias en la materia de la jornada de ayer no muestran un horizonte claro en ese sentido. Por un lado, se prolonga el conflicto docente en la provincia de Buenos Aires sin acercamiento entre el gobierno provincial y los sindicatos (ver aparte). Desde el sector privado, una nueva postergación de las negociaciones en el sector metalúrgico sumó más incertidumbre a su resultado: la Unión Obrera Metalúrgica ratificó su posición de no firmar un acuerdo por debajo del 30 por ciento de aumento anual, mientras que el sector patronal se plantó en un aumento no mayor al 24 por ciento. Además, desde las filas de la oposición, Carlos Acuña, diputado provincial alineado en el Frente Renovador y detrás de Luis Barrionuevo en el plano sindical, anunció que su sindicato (obreros y empleados de estaciones de servicio) había alcanzado un acuerdo salarial por un aumento del 36 por ciento a través de tres ajustes sucesivos a lo largo del presente año. Desde las cámaras más representativas del sector negaron la existencia de ese acuerdo, que sólo habría sido firmado por una entidad patronal con escasa representación de la provincia de Buenos Aires.

El secretario general de la UOM, Antonio Caló, ratificó ayer por nota entregada personalmente en el Ministerio de Trabajo, la pretensión de un incremento del 30 por ciento para este año en los salarios del sector. Fue en la segunda jornada de negociaciones convocada por la cartera laboral, tras la apertura de la paritaria el miércoles pasado. No hubo cambios respecto de la postura del primer día, salvo en el gesto del titular de la CGT reconocida por el oficialismo de acercar por escrito, y personalmente, la posición de su gremio. La propuesta contempla el pago de la actualización salarial en dos cuotas: 20 por ciento en abril y 10 por ciento en junio. Las cámaras patronales, en tanto, ratificaron la oferta de un aumento del 24 por ciento dividido en tres incrementos parciales del 8 por ciento cada uno en abril, julio y octubre. Además, existe un reclamo sindical de un pago adicional, por única vez, de 2000 pesos a modo de compensación de la pérdida de poder adquisitivo de los salarios a raíz de la escalada de precios entre noviembre y febrero pasados, a lo que los empresarios contraofertaron mil pesos. Las posiciones inamovibles de cada una de las partes llevaron al Ministerio de Trabajo a abrir un cuarto intermedio de 48 horas, para volver a sentarse a la mesa de negociación mañana.

La negociación salarial en la UOM es considerada una referencia para el resto de los gremios, pero también para las distintas cámaras empresarias que apuestan a una contención de la demanda gremial si Adimra, como pieza central de las entidades patronales metalúrgicas, logra acordar un aumento “moderado” cercano al 25 por ciento. Tanto la cámara empresaria metalúrgica como la entidad gremial del sector, la UOM, son considerados sectores cercanos al Gobierno.

Además de Adimra, participan de esta paritaria por el frente patronal la cámara de la Pequeña Empresa Metalúrgica, la Asociación de Fabricantes de Autopartes y Componentes, la Cámara de la Industria del Aluminio y Metales Afines, la Asociación de Fábricas Terminales de Electrónica y la Federación de Cámaras Industriales de Artefactos para el Hogar.

El otro condimento fuerte de la jornada de ayer fue el anuncio hecho a media tarde por Carlos Acuña, titular del Soesgip, el gremio que agrupa a los obreros y empleados de estaciones de servicio, con respecto al acuerdo que habría alcanzado con los representantes patronales del sector para la aplicación de un incremento salarial del 36 por ciento en los próximos 12 meses. Según lo presentó Acuña, el aumento se empezaría a aplicar en abril, con una mejora del 19 por ciento y un aumento adicional del 10 por ciento a partir de julio. Además, en los meses de octubre, noviembre y diciembre cada trabajador cobraría una suma adicional no remunerativa de 400 pesos, que a partir de enero de 2015 quedaría integrada al sueldo. “Ese acuerdo no existe, las cámaras con representación nacional no participaron”, respondieron desde la dirigencia empresaria del sector. Acuña lanzó el anuncio en soledad y apenas habría contado con el acuerdo, del otro lado de la mesa, de un pequeño sector empresario de la provincia de Buenos Aires firmante de un convenio de alcance muy limitado.

Compartir: 

Twitter
 

Antonio Caló (UOM) le dejó por escrito su posición a Tomada.
Imagen: Arnaldo Pampillón
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.