EL MUNDO › LA CORTE SUPREMA ITALIANA SANCIONó A BERLUSCONI CON DOS AñOS DE INHABILITACIóN PARA SER CANDIDATO

Otro problema legal para Il Cavaliere

Como para arruinar su plan de ser candidato en mayo a las elecciones europeas, el tribunal no eliminó la prohibición de que sea funcionario o participe en elecciones. El recurso de Estrasburgo y la junta de firmas.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Silvio Berlusconi no se da por vencido. Consciente tal vez de que a los 77 años y con una condena por fraude fiscal ésta puede ser su última oportunidad, a toda costa quiere presentarse como candidato en las elecciones para el Parlamento Europeo que se harán del 22 al 25 de mayo próximos. Sus abogados, los mismos que lo defienden en los numerosos procesos que tiene abiertos en la Justicia italiana, y sus fieles seguidores de Forza Italia, han hecho todo lo posible por alentarlo en esta campaña. Pero las cosas se le pusieron negras ayer porque la Corte Suprema, cuando en Italia eran más de las diez de la noche y después de cinco horas de discusión, decidió confirmar la condena de la Corte de Apelaciones que le había impuesto dos años de inhabilitación para ocupar cargos públicos. Esto significa, teóricamente, que no podría ser candidato ni ocupar ningún cargo público en ese período.

Los problemas de Berlusconi comenzaron con la sentencia definitiva a cuatro años de reclusión –reducido a uno por ciertos indultos precedentes– del caso Mediaset, que la Corte Suprema emitió el 1º de agosto del año pasado. Berlusconi fue acusado y condenado por ser el “cerebro” de un sistema de evasión fiscal para no pagar los impuestos y tasas correspondientes a todos los negocios en materia de derechos televisivos que manejaba Mediaset, muchos de ellos con empresas extranjeras. Mediaset era una de las tantas empresas de la familia Berlusconi, hoy propietaria de tres grandes canales de televisión y otros pequeños, pero también de radios, diarios y editoriales, entre muchas otras empresas.

Al emitir la sentencia de agosto por fraude fiscal, la Corte Suprema pidió a la Corte de Apelaciones que reviera la condena adjunta de inhabilitación, en principio a cinco años, porque los cálculos estaban equivocados. Después la inhabilitación fue reducida a dos años.

Berlusconi fue expulsado del Senado hace algunos meses porque la ley prohíbe que un condenado sea miembro, pero hasta ahora no cumplió su condena a un año de cárcel. Muchos se preguntan por qué todavía anda dando vueltas por Italia y se dice que es por problemas burocráticos de la Justicia italiana. Es que recién el 10 de abril se va a ocupar de su caso la sección judicial que se encarga de la aplicación de condenas. Se deberá decidir si Berlusconi hará un año de arresto domiciliario, por su edad, o cumplirá con un servicio social. Al parecer esta última sería la opción que prefiere Il Cavaliere.

La pregunta que surge ahora es si esta condena de inhabilitación también demorará en ser aplicada. De ser así, Berlusconi ¿podría presentarse en las elecciones europeas? Il Cavaliere ha seguido dando batalla para poder ser candidato y sus abogados alimentaron el sueño presentando hasta un recurso ante la Corte europea de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales de Estrasburgo. Según sus abogados, la Corte Suprema italiana violó los derechos fundamentales de su defendido por lo que piden a Estrasburgo la anulación de la sentencia italiana. La vicepresidenta de la Comisión Europea encargada de la Justicia, Viviane Reding, salió ayer al encuentro de esta posición, insistiendo en que ella “no entra en cuestiones nacionales” y subrayando que “la normativa europea es muy clara en este sentido”. Frases que se interpretaron como que considera definitiva la sentencia italiana y que Berlusconi no puede ser candidato. De todas maneras, la Corte de Estrasburgo todavía no se ha manifestado.

Según los abogados de Il Cavaliere, la Corte Suprema italiana debería haber suspendido la decisión que tomó ayer y pasar el caso a Estrasburgo.

El último recurso de los berlusconianos es tratar de conseguir la gracia de parte del presidente de la República, Giorgio Napolitano. Y para eso han empezado ya hace algunos días una campaña de recolección de firmas. Pero la presidencia de la República hizo saber a través de algunos de sus funcionarios que no existe ningún proyecto que tenga como objetivo perdonar al ex primer ministro.

Esa medida provocaría todo tipo de reacciones negativas, sobre todo teniendo presente que cuando hace poco más de un mes el presidente Napolitano comenzó las consultas con políticos, como suele hacerse, para designar el nuevo primer ministro, fue muy criticado por haber recibido en la sede presidencial a Berlusconi como jefe de Forza Italia. También el primer ministro Matteo Renzi fue muy criticado cuando se reunió con Berlusconi en el momento en el que estaba tratando de armar su gobierno. Para los sectores de izquierda y sobre todo para exponentes del Movimiento Cinco Estrellas del insurrecto cómico Beppe Grillo, un condenado no puede ser recibido a nivel oficial como si fuera una persona libre de culpa y cargo.

Compartir: 

Twitter
 

La estrategia del empresario condenado es hacerse perdonar por el presidente o ser senador europeo.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.