ECONOMíA › EL GOBIERNO ENVIARá AL CONGRESO UN PROYECTO PARA IMPULSAR EL AUTOPARTISMO

Ley para ajustar las tuercas

Las importaciones de piezas por parte de las automotrices generan un fuerte déficit comercial, estimado en 9000 millones de dólares. El jefe de Gabinete anticipó que el Poder Ejecutivo elabora un proyecto de ley para aumentar la producción local de autopartes.

 Por Cristian Carrillo

El Gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley de desarrollo del autopartismo local, a través del cual buscará reducir el déficit comercial del sector y evitar despidos y suspensiones en las terminales debido al incremento en los costos por las piezas importadas. “Estamos trabajando en un proyecto de ley de promoción del autopartismo con el objetivo de incrementar el nivel de componente de partes nacionales en los autos que se producen en la Argentina”, anunció ayer el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. El proyecto es el resultado de las reuniones que funcionarios del gabinete económico mantuvieron con representantes de la cadena automotriz y le otorgará al autopartismo el carácter de “sector estratégico”. Esto permite el desarrollo de distintos instrumentos para estimular la integración de autopartes, que actualmente no supera el 30 por ciento, y asegurar la calidad de las piezas a las terminales para la fabricación de unidades.

La iniciativa se conoce en momentos en que el Gobierno intenta buscar la posibilidad de ampliar mercados para los automotores producidos en el país, mientras el sector evidencia serios problemas producto del aumento en los costos importados tras la devaluación del 20 por ciento de principios de año. En el sector también apuntan a las menores ventas locales que generó la aplicación del Impuesto a los Bienes Suntuarios. Según Capitanich, la caída en las ventas responde al “aumento desmesurado de precios que se registró en enero pasado”. Adelantó que en los próximos días se promoverá la apertura de nuevos mercados, como México, además de una nueva reunión antes del 30 de junio con representantes del gobierno brasileño “para potenciar el desarrollo de la industria automotriz”.

El proyecto de ley aún no fue redactado y, según reconoció Capitanich, puede llevar algunos meses hasta que ingrese al Congreso. Por ahora sólo existe un borrador producto de la serie de encuentros de los funcionarios con la cadena automotriz las últimas semanas. La última reunión fue anteayer a nivel interministerial, con la presencia de técnicos de Economía, Trabajo e Industria. “El proyecto resume la experiencia de las negociaciones de los últimos meses”, explicaron fuentes oficiales. Según pudo conocer este diario, involucrará financiamiento para inversión de autopartistas, ventajas para las fábricas que compren piezas en el país y un estricto seguimiento de los procesos de producción para garantizar la calidad de los componentes. “Es una realidad que muchas autopartistas están en condiciones de producir piezas para vender en Warnes (en el mercado de reposición), pero no para componentes de un 0 km”, señaló la fuente. En el caso de las terminales, si bien se contemplará un estímulo, en el Gobierno consideran que ya fueron más que beneficiados por el modelo económico y es momento de que hagan su aporte.

“Lo que se aspira es a incrementar el nivel de producción para disminuir el de importación, equilibrar la balanza y sostener y potenciar el empleo”, dijo Capitanich. Este no es el primer programa que se aplica para fortalecer la actividad autopartista local: en 2008 se sancionó la Ley 26.393, que creó dos beneficios para el sector; en 2010 se lanzó el Plan de Integración de Autopartes Nacionales; en 2012 se acordó el Programa Nacional para el Fortalecimiento y Desarrollo Autopartista y en diciembre pasado se lanzó una mesa de competitividad del sector. El objetivo, según cuantificó el propio jefe de Gabinete, es reducir el déficit de 9000 millones de dólares del sector. “Se importan unidades por 20.000 millones de dólares y se exportan por más de 11.000 millones y ese déficit tiene que ver con la falta de integración de autopartes”, explicó.

El presidente de la Cámara de Comercio Automotor, Alberto Príncipe, dijo que es una “medida acertada que se apruebe esta propuesta porque es una asignatura pendiente para que la Argentina se convierta en un real productor de automóviles”. Por su parte, el titular de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra), Gerardo Venutolo, sostuvo que el anuncio “está en línea con un viejo anhelo metalúrgico de incrementar la participación nacional en la industria automotriz”.

Compartir: 

Twitter
 

La iniciativa en preparación contempla el diseño de créditos blandos para los fabricantes de piezas.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.