ECONOMíA › EL MINISTRO DE ECONOMIA CUESTIONO ANTE EL NUMERO DOS DEL FMI LOS CONCEPTOS DEL ORGANISMO SOBRE LA ARGENTINA

Quejas de Kicillof por el documento del FMI

Kicillof se reunió con el subdirector del Fondo, David Lipton, y le expresó el malestar del Gobierno por un informe del organismo. “No podemos enfrentar la crisis con las políticas que condujeron a ella”, aseguró el ministro.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, se reunió con David Lipton, subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, para expresar el malestar del Gobierno con la caracterización de la economía argentina que hizo el organismo en su publicación semestral sobre las perspectivas globales. Durante el breve encuentro con el número dos del Fondo, el jueves pasado en Washington, el titular del Palacio de Hacienda manifestó su rechazo al cuestionamiento ortodoxo de las políticas expansivas, la administración de precios y el mercado cambiario desplegado en el Informe Económico Global. El funcionario se encuentra en la capital de Estados Unidos encabezando la delegación argentina que participa de la asamblea de primavera del FMI y el Banco Mundial. Desde el equipo económico indicaron que Kicillof reiteró en su intercambio con Lipton que el país no analiza volver a aceptar las auditorías anuales de la economía contempladas en el artículo IV del estatuto del organismo.

“La publicación de un índice de precios a nivel nacional y los nuevos datos del PIB, claramente van en línea con los acuerdos que Argentina había hecho con nosotros y durante el año las evaluaremos técnicamente”, afirmó ayer el responsable para el Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, durante una conferencia de prensa. Las declaraciones del directivo del Fondo con quien Kicillof también se había comunicado telefónicamente la jornada previa sirvieron para aliviar las renovadas tensiones en la relación bilateral. El año pasado, después de la amenaza de sanción del FMI, el Gobierno solicitó la colaboración del organismo para mejorar la calidad de las estadísticas. Por eso, como ya es costumbre, la titular del Fondo, Christine Lagarde, reiteró ayer la “disposición” del FMI a colaborar con Argentina.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental también consideró “apropiadas” las medidas aplicadas por el nuevo equipo económico desde diciembre. “Se subieron las tasas de interés, se movió el tipo de cambio y se empezaron a tomar medidas en la parte de subsidios”, indicó Werner. Si bien el World Economic Outlook ponderó positivamente esas medidas de carácter regresivo –aunque reclamó su profundización– el documento criticó la política de estímulo de la demanda interna y redistribución del ingreso. “Las políticas macroeconómicas que han sido continuamente expansivas han dado lugar a un alto nivel de inflación y a una disminución de las reservas oficiales de divisas”, sostiene el texto del Fondo. En los pasajes referidos al país, el organismo cuestionó, desde una perspectiva ortodoxa, la expansión del gasto público al tiempo que advirtió sobre la inflación y la caída de reservas internacionales del Banco Central.

“Esto no es ideológico sino técnico, no hacemos ni decimos cosas a la ligera”, consideró ayer la titular del FMI, Christine Lagarde, en referencia al contenido del informe difundido esta semana. La concepción de la economía como una disciplina aséptica y neutral fue utilizada por la francesa para responderle al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien un día antes había advertido el contenido ideológico de los documentos del FMI.

“La debilidad de la demanda agregada está dañando la recuperación. Evidentemente, la austeridad no es el camino para el crecimiento. No podemos enfrentar la crisis aplicando las mismas políticas que condujeron a ella”, sostuvo ayer Kicillof durante un encuentro con sus pares del G-20, en lo que pareció una respuesta directa a la visión y las recetas del Fondo.

“Desde nuestra perspectiva, las políticas activas que promueven la inclusión social son el instrumento más efectivo para impulsar la demanda agregada y, de esta forma, fortalecer el crecimiento global”, indicó el titular del Palacio de Hacienda. El funcionario celebró que el G-20 le otorgue un papel relevante a la creación de empleo y la inversión en infraestructura, pero consideró que “debe ir más allá de la narrativa y debemos actuar activamente para disminuir la desigualdad social”.

Además del reclamo para que Argentina modifique sus estadísticas, el FMI “sugiere” hace varios años a sus interlocutores oficiales que el país vuelva a aceptar las auditorías anuales de la economía como marca el artículo IV del estatuto del organismo. En el equipo económico indicaron ayer que el tema no figura en la agenda del Gobierno. Desde 2006, cuando el país le pagó al organismo multilateral el total de la deuda, Argentina rechaza esa evaluación. La posición fue reiterada ante Lipton durante un encuentro que duró breves 20 minutos en el edificio del FMI, del que también participaron el secretario de Finanzas, Pablo López; la embajadora en Estados Unidos, Cecilia Nahón, y el representante argentino en el organismo, Sergio Chodos.

Compartir: 

Twitter
 

Axel Kicillof, titular de Economía, participó también de un encuentro de ministros de Finanzas de los países del G-20.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.