ECONOMíA › CAYO UNA BANDA QUE COMERCIABA CEREALES EN NEGRO

Evasión sobre ruedas

La AFIP allanó doce domicilios vinculados con el empresario Néstor Girolami, padre de los reconocidos automovilistas de Súper TC2000 y Top Race, por evasión tributaria.

 Por Sebastián Premici

La AFIP allanó ayer doce domicilios vinculados con el empresario Néstor Girolami, el padre de los reconocidos automovilistas de Súper TC2000 y Top Race, por una causa de evasión tributaria. La investigación está centrada en la existencia de una posible asociación ilícita en cabeza de Girolami, que compraría cereales en negro para su posterior blanqueo a través de la empresa Islagro SA. En los allanamientos se encontraron facturas apócrifas relacionadas con la publicidad en autos de carrera de los hermanos Girolami. También fueron secuestradas más de 3800 cartas de porte, mediante las cuales se movilizaron 115 mil toneladas de granos, “además de chequeras firmadas en blanco y documentación fiscal adulterada”, según informó la AFIP a través de un comunicado. Si bien tanto el organismo fiscalizador como la Justicia están en una etapa preliminar de la investigación, la deuda por evasión tributaria podría ser de 193 millones de pesos. En febrero, la AFIP ya había avanzado con una denuncia penal contra Islagro SA.

A partir del Operativo Granos 2014, la AFIP detectó que la empresa Islagro SA, inscripta como corredora, estaba comercializando un volumen de granos superior a su capacidad contributiva. Por tal motivo, el organismo entabló dos demandas penales contra la empresa, cuyos accionistas resultaron ser dos personas insolventes. La primera fue en febrero y la segunda en abril. Esta última es la que motivó la serie de allanamientos de ayer.

La mecánica de la evasión tributaria consistía en la compra de granos en negro por parte de Girolami, que eran llevados directamente a la empresa exportadora. En esta maniobra, Islagro SA funcionaba como la instancia de blanqueo a partir de la confección de facturas apócrifas y cartas de porte adulteradas. Según indicaron los investigadores a Página/12, la mayoría del volumen comercializado por esta posible asociación ilícita tenía por destino la empresa Vicentin.

Esta no es una causa aislada sino que existe un modus operandi extendido por el que se comercializan cereales en negro. La Procuración contra la Criminalidad Económica (Procelac) tiene varias causas en estudio. Por ejemplo, la AFIP está próxima a determinar el monto de la deuda en otra causa por evasión cerealera, que involucra al ex ministro de Agricultura de Córdoba durante el gobierno de Angeloz, Luis Farías. Esa investigación, que tramita en el juzgado de Villa María, tiene como principal imputado a Fernando Cuello, que a través de una asociación ilícita habría movido, al menos, 1700 millones de pesos. También está investigado el concejal delasotista Néstor Rubén Beltrame.

La determinación de la deuda por parte de la AFIP es fundamental para que el proceso legal pueda continuar. El juez de primera instancia Roque Ramón Rebak había declarado el sobreseimiento de todos los implicados en la causa de Villa María. Uno de su argumentos fue que no existía la determinación de la deuda. La causa tuvo un segundo revés en la Cámara de Apelaciones y ahora Casación Penal debe decidir si levanta los sobreseimientos. Para que eso ocurra es fundamental la información de la AFIP.

Compartir: 

Twitter
 

En los allanamientos se encontraron facturas apócrifas.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.