ECONOMIA › OPINION

De los buitres a Vaca Muerta

 Por Pablo Reale *

La industria argentina atraviesa un momento complejo a raíz de la expectativa por la resolución del conflicto con los fondos buitre. Hay proyectos de inversión que esperan concretarse y la toma de decisiones está en una especie de stand by. No ignoramos las dificultades que todo esto genera; sin embargo, esperamos que continúen las negociaciones y, eventualmente, las soluciones que se encuentren permitan atravesar este momento complejo, no solamente para la industria metalúrgica, sino para toda la economía.

El mundo ha demostrado su apoyo a la Argentina y su rechazo a este grupo marginal de especuladores. También ha hecho evidente su interés por invertir en el país, decisión que hoy espera ver cómo se resuelve este conflicto con miras a permitir el desarrollo del enorme potencial de la Argentina, en especial en el sector energético.

Desde 2012, la cantidad de pozos operativos en Vaca Muerte se duplicó, según un informe reciente del analista de mercado de Reuters John Kemp. En tanto, la empresa de servicios petroleros Baker Hughes indicó que los pozos perforados este año han llegado a 107, el número más alto desde 1982.

Es allí donde están puestas hoy todas las miradas y donde también la industria metalúrgica tiene un enorme potencial de desa-rrollo y expansión, como proveedora fundamental del sector. Las decisiones que tome, en este marco, YPF y sus alianzas con otras petroleras, así como el avance en el desarrollo de proveedores locales serán fundamentales para la reactivación industrial.

Si YPF concreta la reformulación total de su política de compras de insumos y servicios, enfocándose en el mercado local, se abrirán importantes puertas para la industria argentina; no sólo como proveedora dentro del país, sino para abastecer la demanda de grandes petroleras en los mercados petroenergéticos más importantes y desarrollados del mundo. Esto se traducirá en ingreso de divisas a través de exportaciones de alto valor agregado.

Sabemos que no será fácil ni poco costosa la resolución de este conflicto. Pero debemos tener claro que frente a él, los argentinos debemos cerrar filas más allá de banderías políticas, para darle la mayor fuerza a la negociación y a la implementación de la solución a que se arribe. Tenemos mucho por hacer en el camino hacia el pleno desarrollo, no dejemos que nos gane el desánimo o la incertidumbre y avancemos con decisión hacia la construcción de la industria que necesitamos, para la Argentina que soñamos.

Mientras tanto, la industria está a la expectativa de lo que suceda con los fondos buitre. Los temores son lógicos, solo hay que tener confianza en que la salida será la mejor para todos los argentinos.

* Presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica (Camima) y vicepresidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba).

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared