EL PAIS › AGRUPACIONES KIRCHNERISTAS SE MOVILIZARON PARA EXPRESAR SU APOYO AL GOBIERNO

Una pelea en el Luna contra los buitres

En un clima de fervor, las agrupaciones kirchneristas, muchas de las cuales no pertenecen al PJ, se movilizaron con la consigna “Patria o buitres”. Hablaron Mariotto, Hebe de Bonafini, Luis D’Elía y cerró el diputado Andrés “Cuervo” Larroque.

 Por Nicolás Lantos

“Patria o buitres” fue la consigna que levantaron ayer las organizaciones kirchneristas que se dieron cita en el estadio Luna Park para manifestar su apoyo al gobierno nacional en el pleito que mantiene contra los fondos especulativos NML y Aurelius, representados por el lobbista Paul Singer. La fecha elegida, un nuevo aniversario de la primera invasión inglesa a Buenos Aires rechazada por las fuerzas criollas en 1806, sirvió para que los oradores trazaran un paralelismo sobre independencia y soberanía que se estiró a lo largo de más de doscientos años hasta los acontecimientos recientes que siguieron a la sentencia del juez neoyorquino Thomas Griesa.

Las consignas que sobre el escenario se proyectaban en pantallas y se repetían en los discursos de los oradores tenían su reflejo en las banderas que llenaban el predio y en algunos cantos de los militantes, que por momentos abandonaban el repertorio tradicional para animarse a interpretar nuevas piezas, a tono con la coyuntura: “Fuera buitres / de Argentina/fuera buitre/de América latina” o “Yo no soy yanqui, ni quiero ser/Yo voy con Chávez, voy con Evo y con Fidel”, cantaban en las tribunas, alternando con clásicos como aquel que estipula que el que no salta es un inglés.

Había remeras y banderas rojas de Miles y celestes y blancas de La Cámpora, las dos agrupaciones que más aportaron a la convocatoria, pero también otras coloradas correspondientes al Partido Comunista y a los Socialistas para la Victoria, las verdes de Kolina, las azules y rojas del Frente Grande. No obstante, la convivencia fue pacífica, sacando algunos escarceos en una tribuna por la posición de unas banderas, que se saldaron rápidamente antes de que comenzara el acto. Cuando se cantó el Himno, algunos brazos extendidos en el aire terminaban con los dedos en V y otros con el puño cerrado.

“Como decía el general Perón, lo importante es que son todos kirchneristas”, bromeó el diputado Andrés Larroque sobre la asistencia variopinta del acto, al comenzar su discurso, el último de la tarde. La conducción de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre el espacio político, “más allá de 2015”, fue uno de los principales ejes de la jornada: “No abandonen la lucha porque vale la pena, porque tenemos una Presidenta que debemos acompañar, ella tiene que ser quien nos dirija, venga quien venga como presidente”, había dicho a su turno la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, otra de las oradoras.

Además de Larroque y Bonafini, hablaron el dirigente de Miles Luis D’Elía y el vicegobernador bonaerense y organizador del encuentro, Gabriel Mariotto. “Las deuda externa no la asumió un gobierno peronista. Los gobiernos peronistas son los que arreglan los problemas que dejan los gobiernos cipayos”, sostuvo Mariotto. D’Elía, en tanto, recordó que el 12 de agosto de 1806, cuando las milicias criollas rechazaron la primera invasión inglesa, “comenzó la primera década ganada por el pueblo argentino”, que desembocaría, diez años más tarde, en la Declaración de la Independencia.

Sin embargo, los momentos más emotivos fueron cuando los presentadores del acto leyeron adhesiones de funcionarios del gobierno nacional, como el ministro de Educación, Alberto Sileoni –llegó luego, igual que Carlos Tomada–, y el titular de la Afsca, Martín Sabbatella, y de mandatarios y ex mandatarios extranjeros: el venezolano Nicolás Maduro y el brasileño Lula da Silva, que se llevó la principal ovación de la tarde con la carta que envió en apoyo de la postura argentina ante los fondos buitre.

Además de los oradores, sobre el escenario había medio centenar de militantes sub-20 y dirigentes como Eduardo Sigal (Frente Grande), Oscar González (Socialismo para la Victoria), Carlos Raimundi (Solidaridad e Igualdad), Pedro Wasiejko (CTA), el diputado nacional Edgardo Depetri (Frente Transversal) y el senador bonaerense Gustavo Oliva, entre otros. Además, en las primeras filas del público estaban el diputado Jorge Rivas y los legisladores porteños Francisco Nenna y María José Lubertino.

Además de a los fondos especulativos, durante el acto se apuntó también a los “buitres internos”, como llaman en el kirchnerismo a medios y empresarios opositores: “Este acto se llama ‘Patria o buitres’, pero también podría haberse llamado ‘Patria o Clarín’”, dijo Larroque, que sostuvo que ese grupo de medios “no quiere que los pueblos tengan conciencia, porque de la conciencia surgen las convicciones”. Luego de sostener que “de las convicciones surge la organización” necesaria para respaldar un proyecto político, pidió dejar para más adelante las discusiones sobre candidaturas porque “el desafío ahora es cultural, no electoral, es mucho más profundo y hay muchas más cosas que discutir”.

Compartir: 

Twitter
 

“Fuera buitres de Argentina y de América latina” fue una de las consignas más coreadas en el Luna Park.
Imagen: Sandra Cartasso
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared