SOCIEDAD › ADRIAN PAENZA, CON EL MAXIMO RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL A LA DIVULGACION MATEMATICA

Premio por hacer queribles los números

El matemático y periodista, habitual colaborador de Página/12, recibirá el Premio Leelavati 2014, que otorga la Unión Matemática Internacional. La entidad elogió de Paenza “su don único de entusiasmo y pasión para comunicar la belleza y el placer de las matemáticas”.

 Por Soledad Vallejos

La Unión Matemática Internacional (IMU) anunció que el matemático y periodista Adrián Paenza será distinguido con el Premio Leelavati 2014 por “su decisiva contribución en el cambio de mentalidad de todo un país sobre el modo en que las matemáticas son percibidas en la vida real”. El galardón, que será entregado el 21 de agosto en Corea, al finalizar el congreso de la UMI, es el máximo reconocimiento internacional a la tarea de divulgación matemática. El comunicado oficial de la IMU señala que Paenza se convirtió en un divulgador poderoso “a través de sus libros, sus programas de televisión y su don único de entusiasmo y pasión para comunicar la belleza y el placer de las matemáticas”. La entidad destaca que “desde 2005 (Paenza) escribe una columna semanal sobre ciencia general pero principalmente sobre matemática en la contratapa de Página/12”. Sólo unos minutos después de que se diera a conocer el comunicado oficial, Paenza dijo a este diario que tenía “la piel de gallina”. “Me emociona y no puedo dejar de pensar que estos premios nunca son para una sola persona. Hay un montón de gente trabajando detrás de todo esto, y a la vez estoy parado sobre hombros de gigantes, porque Argentina tiene una tradición muy fuerte en matemáticas, aunque como no se hace en inglés, pareciera que no existe.”

El comunicado de la IMU cita a Nicholas Negroponte definiendo a Paenza como “una inspiración y un héroe para las matemáticas” y al Premio Nobel de Medicina John Sulston recordando la insistencia del argentino en convencerlo a él y sus colegas sobre la necesidad de divulgar y su “defensa de la educación pública y gratuita para todos”. La IMU también tomó en consideración esa perspectiva al fallar el premio. “Paenza ha sido un campeón de la educación pública y gratuita. Introdujo la idea (luego implementada por el Ministerio de Educación argentino) de desarrollar un programa federal de alfabetización digital, inspirado en el programa Una Computadora por Chico. Sus libros son distribuidos sin costo en esas computadoras gratuitas”, señala el comunicado de la entidad.

“Mientras hablo, podría decir que tengo la piel de gallina”, dijo Paenza ayer, muy poco después de haber recibido la comunicación oficial de que había sido reconocido como el mejor divulgador matemático del mundo. Agregó que el 21 de este mes estará recibiendo y agradeciendo el premio en Seúl, en el cierre del congreso de IMU. “Sé que van a ser cinco mil personas las que estén ahí, si son todos especializados en matemática, es que estamos muy bien”, bromeó, antes de insistir en cuánto debe el premio concedido a lo colectivo.

–No se puede mirar solamente la foto, que es el premio, hay que ver la película, que se viene desarrollando hace tiempo. Hay una cantidad de cosas que han tenido que pasar, convergen muchas cosas en algo así.

–¿Qué cosas?

–Por empezar, podría decir que podés tener muchas ganas de comunicar matemáticas, pero si alguien no te da la oportunidad no podés. Los programas, los libros, los textos de divulgación existen porque hay voluntad para que eso suceda. Una vez, Carlos Díaz y Diego Golombek, de Siglo XXI, tuvieron la idea de publicar Matemática... ¿estás ahí?; otra vez, Ernesto Tiffenberg me dijo “quiero que hagas una vez por semana la contratapa de Página/12, escribí lo que quieras”, le advertí “mirá que te explico el teorema de Pitágoras”, “dale”. Un día, Tristán Bauer dijo “quiero hacer tu libro por tv” y así nació Alterados por Pi, con producción de Claudio Martínez y un montón de gente de la productora El Oso. Canal 7 sigue con Científicos industria argentina, porque le importa el programa y no el rating. Llevamos trece años al aire con eso, ¿cuántos programas lo logran? Vos ves que nombro personas que tuvieron una idea, unos en el mundo editorial, otros en la televisión, y así. Para poder hacerlo, es porque hay un grupo de personas interesadas al mismo tiempo en producir algo. Son cosas que surgen desde distintos lugares. Y a la vez hay claramente una decisión política de apoyar esto, que Tecnópolis dedique un pabellón a las matemáticas, que la presidenta Cristina Fernández haya venido a la presentación de mi libro y haya participado resolviendo un problema matemático, es un apoyo a todo este cúmulo de cosas.

–La IMU subrayó especialmente el apoyo a la educación pública.

–Yo soy un producto de lo que pasa en la Facultad de Ciencias Exactas. Ayer (por el lunes) eligieron a Alicia Dickenstein, de la facultad e investigadora del Conicet, como vicepresidenta de la IMU. Es la primera vez que una argentina ocupa un cargo así, me encanta que sea una mujer, además. Ella fue la primera mujer jefa del departamento de Matemáticas, en Exactas, y fue alumna mía en 1974, imaginate. Este año, Miguel Walsh, un matemático muy joven, sobrino nieto de Rodolfo Walsh, recibió el premio Ramanujan, un gran premio para investigadores jóvenes. Para mí es muy importante señalar que soy un producto de la educación pública argentina, en todos los niveles.

–¿En qué lugares estudió, además de en Exactas?

–La primaria la cursé en dos lugares, los primeros años en la escuela de Jorge Newbery, entre Guevara y Fraga; después, en el Cornelio Pizarro, de Peña entre Laprida y Anchorena. Después fui al Manuel Belgrano, el colegio nacional Nº 6, a la vuelta de Mansilla y Ecuador. Y después, claro, en Exactas, ahí pasé los años más felices de mi vida, no porque ahora sea infeliz, sino por lo que pasa ahí. Es un lugar donde bullen ideas. Este premio también es para la gente de Exactas.

Compartir: 

Twitter
 

“Estos premios nunca son para una sola persona”, consideró Adrián Paenza ante Página/12.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared