ECONOMíA › LA ACTIVIDAD CAYO EN SEPTIEMBRE 0,2 POR CIENTO, SEGUN INFORMO EL INDEC

La economía sigue en la meseta

El retroceso de las exportaciones, la caída de los precios internacionales de las materias primas y el estancamiento de Brasil fueron los principales factores que impactaron en la actividad.

 Por Federico Kucher

La actividad económica retrocedió 0,2 por ciento en septiembre respecto del mismo mes del año pasado. El retroceso de las exportaciones por el freno de los intercambios comerciales a nivel regional y mundial fue un elemento central para explicar el menor movimiento de la economía local. La caída de los precios internacionales de las materias primas y el estancamiento de Brasil fueron otros factores que impactaron en la actividad. La incertidumbre acerca de la resolución de la disputa judicial contra los fondos buitre potenció la merma del Producto, puesto que incrementó tensiones cambiarias para frenar decisiones de consumo e inversión de la población. El Gobierno avanzó con medidas de estímulo a la demanda agregada a través de la suba del gasto en obras de infraestructura para moderar el parate del crecimiento. A su vez, desde la autoridad monetaria se apuntó a incrementar los controles en la plaza financiera para bajar expectativas de devaluación.

La floja performance de los principales socios comerciales del país fue un factor relevante para explicar las tensiones de la economía local en lo que va del año. Por primera vez desde 2008, los socios de la Argentina registraron tasas de crecimiento inferiores respecto de las del promedio mundial, lo cual impactó en las exportaciones locales con un retroceso del 10 por ciento. En la lista de productos que más bajaron, se destacó la disminución del 23 por ciento de los despachos de autos al mercado brasileño. Esa economía se encuentra en un proceso de fuerte estancamiento, donde el pronóstico de expansión para este año bajó de 2,5 a menos del 1 por ciento.

La disminución de las cotizaciones internacionales de las commodities fue otro frente de distorsiones para la actividad local. Un reciente informe del Banco Central calculó que el índice de precios de materias primas de la Argentina anotó en septiembre su nivel más bajo desde 2012. Por caso, la soja registró en septiembre un valor de 372 dólares, contra los 537 dólares de 2012, mientras que el aceite de soja computó 748 dólares, contra 1125 dólares; el maíz, 125 dólares, contra 270, y el trigo, 212, contra 276.

Las tensiones cambiarias sumaron presiones para el crecimiento, debido a su impacto negativo en la demanda de bienes de consumo y de capital. En septiembre, el contado con liquidación y el dólar Bolsa, dos mecanismos de los operadores de la plaza financiera para dolarizar activos, alcanzaron cotizaciones pico para superar los 15 pesos. A su vez, el dólar paralelo anotó un valor máximo de 15,95 pesos. La incertidumbre respecto del valor de la divisa requiere observar que ese mes la actividad industrial anotó un retroceso del 1,8 por ciento respecto de 2013.

El Gobierno avanzó en dos direcciones para moderar la desaceleración de la actividad económica. La primera fue potenciar las políticas fiscales para impulsar el movimiento del mercado interno a través de la inversión en obras de infraestructura. El dato adquiere relevancia si se tiene en cuenta que en septiembre las erogaciones en inversión real directa ascendieron a 5338 millones de pesos, con un alza del 45 por ciento interanual. A su vez, los gastos en capital sumaron 13.080 millones, con un alza del 46 por ciento. Las políticas para recomponer el negocio automotor, la construcción y el consumo a partir del crédito fueron otros instrumentos centrales del equipo económico para promover la actividad.

Además de las iniciativas para potenciar la economía real, el Gobierno avanzó en medidas para reducir las presiones en la plaza financiera y disminuir las expectativas de devaluación. El incremento de la tasa de interés para ahorristas minoristas, el acuerdo con el complejo agropecuario para acelerar la liquidación de la cosecha, la negociación de un swap de monedas con China y el refuerzo de los controles a bancos y casas de cambio fueron estrategias centrales.

Compartir: 

Twitter
 

La floja performance de los principales socios comerciales fue un factor relevante para explicar el parate.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.