ECONOMíA › LA SUPERINTENDENCIA DE SEGUROS ECHó A 62 PERSONAS

Nada seguro para los trabajadores

La Superintendencia de Seguros de la Nación despidió al 10 por ciento de sus trabajadores. Las 62 cesantías alcanzaron a todas las áreas del organismo regulador de la actividad aseguradora pero se concentraron en los sectores de defensa del asegurado y monitoreo de las empresas. Las medidas se suman a los 14 empleados de la SSN que perdieron sus puestos de trabajo la semana pasada. En su mayoría son profesionales incorporados a lo largo de los últimos cinco años pero el listado incluyó personas con 20 años de antigüedad. El superintendente, Edgardo Podjarny, comunicó a la junta interna de ATE que la decisión no será revisada y que los despedidos no serán reincorporados.

Antes de proceder con el ajuste de personal que vienen implementando las diferentes áreas del Gobierno, Podjarny avanzó sobre la desregulación del sector asegurador. En sintonía con un reclamo del lobby sectorial, el nuevo superintendente procedió a flexibilizar las exigencias del denominado “inciso K” instalado en 2012 para direccionar una porción de las inversiones de las empresas aseguradoras hacia proyectos productivos y de infraestructura. El requisito obligaba a las empresas a destinar parte de sus fondos al financiamiento de la economía real a través de la compra de diferentes instrumentos emitidos por pymes y obligaciones negociables lanzadas por firmas de mayor envergadura como YPF. Dependiendo del segmento donde operaban, las aseguradoras debían colocar entre el 8 y 18 por ciento de sus carteras a ese tipo de inversiones consideradas estratégicas.

Precisamente, un grupo significativo de los trabajadores despedidos se desempeñaban en las áreas encargadas de velar por el cumplimiento de esos requisitos. Otros individuos cesanteados trabajaban en los sectores de lavado de dinero, asuntos jurídicos, normativa y evaluación. En términos relativos, el área más afectada fue la de defensa del consumidor que, según denunciaron los trabajadores de la SSN, fue “prácticamente desguazada”. Las desvinculaciones de los trabajadores estatales comenzaron el miércoles pasado, pero la mayor parte de las personas que perdieron sus empleos fueron notificadas ayer.

Los trabajadores de la SSN advierten sobre las cesantías en las oficinas descentralizadas que fueron abiertas en diferentes provincias como Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Tucumán, Catamarca, Chaco y Neuquén desde 2013 tiene como objetivo el cierre de esas dependencias. De hecho, los delegados de la junta interna de ATE en la SSN advierten que esa decisión es inminente en algunas jurisdicciones donde no se renovaron los contratos de alquiler de los locales utilizados por el organismo.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.