EL PAíS › LAS TRES CGT ANUNCIARON QUE SE MOVILIZARáN EL 29 DE ABRIL

Una marcha hacia la unidad

Caló, Moyano y Barrionuevo acordaron una manifestación con reclamos al Gobierno. Confirmaron que la CGT se reunificará.

 Por Miguel Jorquera

Tras saldar algunas diferencias, las tres fracciones de la CGT –que conducen el camionero Hugo Moyano, el metalúrgico Antonio Caló y el gastronómico Luis Barrionuevo– sellaron ayer en un documento los reclamos al gobierno nacional que llevarán mañana a la Cámara de Diputados para discutir sobre el Impuesto a las Ganancias, emergencia ocupacional y 82 por ciento móvil para jubilados. Dejaron de lado una protesta por los despidos que reclamaron los bancarios, pero se movilizarán el 29 de abril (en principio al Monumento al Trabajo) para “celebrar el Día del Trabajador” y le pusieron fecha –el 22 de agosto– a la fusión de las tres centrales sindicales “en una sola CGT”.

El documento de la Mesa de Unidad de la CGT señala “la preocupación por la política de shock” del Gobierno que “atenta contra el poder adquisitivo y profundiza las necesidades de los sectores populares”, le reprocha a Macri la “promesa de campaña incumplida” sobre Ganancias y le reclama que “informe minuciosamente el plan antiinflacionario que dice estar en marcha”. Sostiene que en los tres primeros meses del gobierno macrista “se han perdido 50 mil empleos públicos y privados” a los que se suma “la promoción de la apertura de las importaciones sin una lógica clara de protección del mercado interno”. “Es bueno señalar que la sola herramienta de la discusión paritaria para actualizar salarios y paliar este mal endémico ya no basta”, afirma el documento cegetista, que también ratifica la vigencia del “derecho a huelga” y rechaza limitaciones como el protocolo de seguridad.

La declaraciones de los popes sindicales fueron auspiciosas sobre la reunificación cegetista. “En agosto habrá una CGT única y el 29 de abril marcharemos con reclamos”, dijo Caló tras la reunión de las tres fracciones cegetistas en la sede de los estatales de UPCN. “Se ha resuelto llevar adelante una reunión el miércoles con un grupo de diputados para promover la ley que proteja el trabajo contra los despidos. El 29 de abril para celebrar el 1 de mayo vamos a hacer una movilización que no está determinado el lugar, puede ser una cancha de fútbol. Y estamos pidiendo que se modifique la cuarta categoría que afecta al trabajador”, sumó Moyano. “Sin ninguna duda va a haber una CGT”, sentenció el dirigente camionero y ratificó la convocatoria para el 22 de agoto del Comité Central Confederal que sellaría la unidad de las tres centrales sindicales. “Es una fecha histórica”, sentenció el camionero en referencia al “renunciamiento histórico” de Eva Perón.

Atrás habían quedado las discrepancias que expresaron distintos dirigentes en la puerta del cónclave que se realizó el barrio porteño de Monserrat. A su arribo, el secretario general de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, anunció que la movilización para reclamar contra los despidos y por la modificación en el Impuesto a las Ganancias “ya estaba acordada”. Minutos después, Moyano le bajaba el pulgar a la propuesta del bancario: “No hay movilización”, dijo categórico el pope camionero y de la CGT Azopardo.

Las diferencias y posicionamientos políticos de la centrales sindicales no están saldadas. Una muestra de equilibrio fue la confección del documento, pero tampoco pudo ocultar el malhumor sindical con los primeros meses de la gestión macrista. “Las medidas hasta aquí adoptadas, siguen atentando contra el poder adquisitivo y profundizan las necesidades de los sectores populares; para nadie es ajeno que la inflación de la economía nacional se agravó en los últimos meses como resultado de una pésima gestión de la etapa anterior y del aumento indiscriminado de precios del sector empresario”, sostiene uno de sus primeros párrafos.

“Para completar este sombrío panorama se mantiene el impuesto al trabajo. Esta tributación que los trabajadores hacen respecto a la cuarta categoría del impuesto lejos está de equilibrarse con el último DNU sino que, por el contrario, se han incorporado nuevos trabajadores activos y jubilados. La promesa de campaña ‘que el trabajo no es ganancia’ del presidente Macri ha sido incumplida”, dice otro párrafo del documento. El Impuesto a las Ganancias ha sido uno de los reclamos unificadores en las tres centrales y especialmente entre los gremios más poderosos.

Este será uno de los reclamos que los sindicalistas llevarán mañana a la Cámara baja en reuniones previstas con distintos grupos de diputados. Aunque la propuesta de los gremialistas es tratar de unificar los proyectos ya existentes, antes de impulsar uno propio, Moyano anticipó que irán por la suba del mínimo no imponible del impuesto.

La lista que llevarán al Congreso este miércoles también incluye “la emergencia ocupacional” para frenar los despidos, la universalización de las asignaciones familiares, el 82 por ciento móvil para jubilados y expresar “apoyo y solidaridad a todas las organizaciones gremiales en lucha”. Sobre este último punto, el documento tuvo una contundente definición: “ratificar la plena vigencia del derecho a huelga sin ningún tipo de limitación ni protocolo de seguridad. Asimismo, exigimos la no intromisión de ningún órgano externo, ni gubernamental en la vida institucional de las organizaciones sindicales”, sostiene el texto de la Mesa de Unidad cegetista. Con estos mismos temas y propuestas, la Mesa de Unidad de la CGT irá al encuentro pactado con la Pastoral Social de la Iglesia católica el 18 de abril.

Las mayores coincidencias giraron alrededor de la necesidad de la unificación cegetista para enfrentar una situación que aparece complicada para los trabajadores y sus organizaciones sindicales. Así lo expresaron, Moyano, Caló y Barrionuevo en el encuentro del que también participaron el anfitrión Andrés Rodríguez (UPCN) y los gremialistas José Luis Lingieri (Obras Sanitarias), Armando Cavallieri (Comercio), Juan Carlos Schmidt (Dragado y Balizamiento), Héctor Daer (Sanidad), Gerardo Martínez (Uocra), Omar Plaini (Canillitas), Omar Marturano (Fraternidad), Oscar Romero (Smata), Palazzo (AB) y Gerónimo “Momo” Venegas (Uatre), entre otros.

Los dirigentes acordaron que la cita del Comité Central Confederal debería ser antes de que venza el mandato de Caló al frente de la CGT oficial. Aunque todavía no está definido el lugar ni si la reunificada central tendrá al frente a un triunvirato o solo a un secretario general, la fecha ya fue elegida con el sello peronista: será el 22 de agosto, cuando se cumplan 65 años del renunciamiento de Eva Perón a su candidatura a vicepresidencia de la Nación.

Compartir: 

Twitter
 

Sergio Palazzo, de la Bancaria, con Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Antonio Caló.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.