ECONOMíA › LA CEPAL ES MAS PESIMISTA QUE EL FONDO MONETARIO EN SU ESTIMACION PARA LA ARGENTINA

La economía caerá 1,8 por ciento este año

El organismo que depende de Naciones Unidas proyecta para el país el doble de recesión que el promedio de América latina. En su nuevo informe es más pesimista que en la evaluación anterior. También lo es respecto del FMI, que estima que la contracción del PIB será del 1,5 por ciento.

La Comisión Económica para América Latina (Cepal) estimó que la economía argentina caerá 1,8 por ciento en 2016. La magnitud de la recesión presentada ayer duplica la contracción promedio de 0,9 por ciento prevista para la región. La caída prevista por el organismo dependiente de las Naciones Unidas es 0,3 puntos porcentuales mayor que la informada en junio pasado. En ese momento, consideró que la contracción económica era el resultado directo de la reducción en el salario real generada por la devaluación. Las nuevas proyecciones validaron una profundización del escenario recesivo incluso cuando los pronósticos para Brasil, principal socio comercial del país, se mantienen estables con una caída del 3,4 por ciento.

Las estimaciones de la Cepal son más pesimistas que los cálculos presentados la semana pasada por el FMI, que arriesgó una baja del PIB del 1,5 por ciento. Sin ocultar su entusiasmo por el proceso que describe como una “transición importante y muy necesaria hacia un marco de política económica más consistente y sostenible”, el Fondo apuesta que Argentina crecerá 2,7 por ciento en 2017. Para el organismo con sede en Santiago de Chile, el rebote estará en el orden del 2,5 por ciento, mientras que espera que la región latinoamericana crezca en su conjunto a una tasa del 1,5 por ciento.

“Para sostener el mayor crecimiento esperado en 2017 se requiere dinamizar la inversión e incrementar la productividad para mantener una senda de crecimiento sostenido. En este contexto, la inversión en infraestructura y en innovación tecnológica deben jugar un papel primordial”, indicó el organismo que conduce Alicia Bárcena. El impulso para la región provendrá del sector externo: “Los precios de las materias primas evidenciarían en 2017 mejoras con respecto a los niveles promedio del 2016 y se espera que el crecimiento de los socios comerciales de los países de la región sea mayor”, sostuvo la Cepal.

Los datos presentados ayer no incluyen ninguna explicación para la contracción prevista para 2016 y el comunicado es acompañado por definiciones generales y hasta confusas donde, por ejemplo, para proteger los avances sociales propone “sostener la inversión social y productiva en un marco de ajustes fiscales inteligentes”. “La región necesita un cambio estructural progresivo con un gran impulso ambiental que promueva un desarrollo basado en la igualdad y la sostenibilidad ambiental, con políticas de inversiones públicas y privadas coordinadas en distintas áreas para redefinir los patrones energéticos, de producción y consumo, basados en el aprendizaje y la innovación”, indica el comunicado.

A pesar de esos confusos pasajes dedicados a la región, el diagnóstico de la Cepal sobre la economía argentina es contundente. “Sin fuentes externas de crecimiento de la demanda agregada (debido al estancamiento general del comercio mundial, agravado en el caso particular argentino por la recesión del Brasil), con una política fiscal que, según lo anunciado por el Gobierno, asumirá una posición neutra o contractiva, y ante un consumo interno retraído debido a la caída de los salarios reales, solo una fuerte expansión de la inversión podría restablecer el crecimiento y ubicarlo en terreno positivo”, señaló la institución en el informe publicado en junio.

Entonces la Cepal estimaba una caída de 1,5 por ciento “incluso si se prevé cierta recomposición salarial en la segunda mitad del año como consecuencia de los aumentos salariales acordados y de la desaceleración de la inflación, que podría acotar la caída del consumo privado”. Ese escenario no se cumplió y el organismo profundizó sus estimaciones para la contracción del PIB. “La inflación acumulada ocasionó una caída significativa de los salarios reales y una contracción de la demanda de consumo privado, el principal componente de la demanda agregada”, definió la Cepal.

Compartir: 

Twitter
 

La titular de Cepal, Alicia Bárcena, proyecta para 2017 un rebote de la economía del 2,5 por ciento.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.