ECONOMíA › SE SUMAN DOS CAMARAS FRIGORIFICAS AL ACUERDO POR LA CARNE

Bajar no, pero prometen no subir

El Gobierno desechó la propuesta del consorcio de exportadores para bajar el precio de siete cortes, porque no alcanzaban para abastecer el mercado interno. En cambio, los frigoríficos grandes firmaron la adhesión al “compromiso” para evitar más subas.

El Gobierno logró sumar al acuerdo para evitar aumentos en los precios de la carne al consorcio exportador ABC y a Unica, dos de las cinco cámaras de la industria frigorífica que el pasado viernes no habían adherido al compromiso de la cadena cárnica para evitar subas de precios, especialmente durante diciembre, un mes de alta demanda estacional. El “acuerdo de voluntades” por alcanzar “un compromiso solidario” para evitar que sigan las remarcaciones en la carne integra ahora al total de las 12 cámaras que representan al sector, las cuatro del campo, tres de consignatarios y cinco de los frigoríficos. La propuesta de ABC para bajar los valores de 7 cortes fue rechazada por el presidente Néstor Kirchner. Ayer continuó firme la entrada de animales al Mercado de Liniers, lo que aleja el riesgo de suba de retenciones.
En el Ministerio de Economía esperan que la palabra de los empresarios sea suficiente para desinflar las expectativas de subas de precios generadas en los últimos meses, cuando la retención de animales en los campos impulsó alzas del 4,5 por ciento en el promedio de los cortes relevados por el Indec, subas que son aun mayores cuando se consideran la totalidad de los cortes. Las 6800 cabezas de bovinos ingresadas ayer en Liniers estuvieron por encima de las 5000 que en promedio ingresan los lunes, una señal de que por ahora no habrá restricciones de oferta y que, a la vez, aleja la amenaza gubernamental de subir retenciones.
La suma de ABC y Unica se hará efectiva a través de una carta de compromiso que le harán llegar al presidente Kirchner. Estas dos entidades son las que el viernes no habían aceptado el consenso del resto de la cadena. El consorcio exportador ABC, que concentra el 70 por ciento de las ventas al exterior, había presentado una propuesta de vender 7 cortes en el mercado interno con un descuento del 15 por ciento, primero como una contraoferta contra la baja de las retenciones del 15 al 5 por ciento. Luego, como un simple gesto de buena voluntad para recomponer relaciones con el Gobierno luego de la aparición de la “idea loca”, según la definió un socio de ABC, de subir las retenciones al 25 por ciento.
Sin embargo, tras horas de negociaciones en el Palacio de Hacienda con el secretario de Agricultura, Miguel Campos, y el de Coordinación Técnica, Lisandro Salas –conversaciones que incluyeron el monitoreo de Felisa Miceli y el cruce de Salas y Campos a la Casa Rosada–, el presidente Kirchner dio la orden de que se excluya del acuerdo la oferta de rebaja del 15 por ciento. La decisión se tomó luego de considerar que la noticia podría ser perjudicial al generar en los consumidores la falsa expectativa de que la rebaja se hiciera efectiva en la totalidad del mercado. Sucede que la oferta de ABC, que consistía en 60 kilos de carne por cada res exportada, sólo alcanzaba para satisfacer alrededor del 3 o 4 por ciento de la demanda interna. En consecuencia, no sería significativa para inducir una baja en la totalidad del mercado.
“Si quieren bajar precios, bienvenido sea, pero no podemos salir con la firma de un acuerdo de rebajas que no se verá reflejado en lo que deberá pagar doña Rosa, salvo en unos pocos punto de venta”, sintetizó a este diario un funcionario de Agricultura que participó de la negociación.
A diferencia de ABC, que el pasado viernes no aceptó el acuerdo con el resto de la cadena al considerarlo “voluntarista”, Unica, la Unión de la Industria Cárnica, directamente no acudió a las reuniones. Ayer tampoco lo hizo desde el comienzo, pues se oponía a las rebajas que proponía ABC en el mercado interno, precisamente su principal mercado. Siempre según funcionarios de Agricultura, Unica fue llamada luego de que se retirara la propuesta de ABC.
Desde el sector frigorífico insisten en que la clave en materia de precios es pasar diciembre, el mes en el que el grueso de la cadena esperaba consolidar precios, pues a partir de enero se produce una caída estacional de la demanda, tanto interna como externa. Sin embargo, también ayer se conoció la noticia de que Rusia amplió la restricción de importar desde Brasil a un total de 9 estados por causa de la aftosa. La realidad es dinámica, pero seguramente se traducirá en una demanda sostenida de las carnes argentinas. A mediano y largo plazo, el punto crítico seguirá siendo la capacidad para ampliar la oferta.

Compartir: 

Twitter
 

Se cierra el círculo. Productores, consignatarios y frigoríficos ya firmaron el acuerdo.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.