ECONOMíA › SUBE LA CARNE VACUNA, PROMETE BAJAR LA PORCINA

La canasta, casi en 850 pesos

El moderado ingreso de animales a Liniers, sumado a la buena calidad de los vacunos, generó un nuevo impulso alcista ayer a los precios de la hacienda, que acumula una suba del 8 por ciento en las dos primeras jornadas de la semana. El Gobierno intenta mantener la tendencia a la baja de la inflación lograda en febrero, cuando el índice de costo de vida arrojó una suba del 0,4 por ciento, logrando nuevos acuerdos que aseguren la estabilidad en los valores de los principales rubros de consumo. Ayer se conoció el valor de la canasta básica total para una familia tipo, que con los últimos ajustes de febrero alcanzó a 848,92 pesos.

La Asociación Argentina de Productores de Porcinos, a través de su titular, José Ucelli, manifestó ayer su predisposición a firmar con la ministra de Economía un compromiso para garantizar la entrega de carne de cerdo al mercado interno a cuatro pesos más IVA por kilogramo a la salida de faena. De ese modo, estiman, se apuntaría a duplicar el consumo de carne de cerdo durante este año.

Sin embargo, el nuevo ascenso del precio del kilo vivo en Liniers, principalmente en los lotes de engorde a corral, generó preocupación en las autoridades económicas. El buen interés de la demanda permitió que los negocios se concretaran en un clima de importantes mejoras en los valores, alcanzándose en algunas categorías los máximos valores del año. En el caso de los novillitos, se pagó hasta 3,64 pesos por kilo en pie. Según los especialistas, las entradas de ayer reflejan una leve retracción de la oferta, que obedecería a la puesta en vigencia del nuevo peso mínimo para la faena, fijado a partir del 1º de marzo en 280 kilos por animal (20 más que el piso anterior).

Esta suba de la hacienda vacuna puede favorecer, en cambio, las intenciones de los productores de cerdo de convertir a la carne porcina en un alimento sustituto. “El objetivo es lograr que el actual consumo interno, que ronda los 2,2 kilogramos por habitante por año, llegue a cinco kilos a fin de 2006”, puntualizó Ucelli. Dichos valores están referidos exclusivamente al consumo de carne fresca de cerdo. El directivo expresó que “con un lógico margen de ganancia comercial”, el producto podría “llegar al público, en los cortes más populares como las costillitas, a un precio de 7,50 a 8,50 pesos por kilo”.

Por otra parte, se confirmó ayer que el Gobierno firmará durante el día de hoy un acuerdo con las cámaras de expendedores de Gas Natural Comprimido (GNC) para mantener congelado el precio del combustible hasta fin de año. Los expendedores, como parte del mismo acuerdo, asumirán a su cargo un incremento del 18 por ciento en el precio mayorista y reconocen una deuda con las petroleras que les suministran el fluido por aplicación retroactiva de ese ajuste al 1º de julio pasado.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.